Bloque Popular Revolucionario BPR 30 de Julio 1975 Beligerantes

Bloque Popular Revolucionario BPR 30 de Julio 1975 Beligerantes

domingo, 21 de junio de 2015

Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial ! :Muchas han sido las experiencias combativas y revolucionarias de nuestro pueblo. Ellas han servido y servirán de lecciones al movimiento de masas que se consolida día a día en nuestro país bajo la bandera de las organizaciones consecuentes con los intereses históricos del proletariado y que representan, en el proceso revolucionario, la vía más eficaz para una liberación definitiva. El estudio crítico y el análisis de los principios más auténticamente revolucionarios que deben orientar las batallas venideras, es impostergable. Contribuir a la difusión e incremento de ese estudio, es la finalidad esencial de esta publicación.Domingo, 21 de Junio 2015 BPR Bloque Popular Revolucionario, Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA,y el Frente Revolucionario de Masas FRM;con motivo de el 30 de Julio 2015 comunicamos 40 Aniversario de el Bloque Popular Revolucionario B.P.R. MOSA - FRM PERSPECTIVA HISTÓRICA DE LA CLASE OBRERA EN EL SALVADOR Durante muchos años se ha estado intentando ocultar el lugar que ocupa y el papel que juega la clase obrera dentro del desarrollo de la lucha de clases en el país. Ocultamiento que proviene de sectores pequeño-burgueses, queriendo con ello supeditar los intereses y la lucha del proletariado a sus propios intereses reformistas y revisionistas y que en la práctica se ha traducido en llevar al movimiento obrero al servicio de los intereses de la burguesía criolla e imperialista. Y esto lo hacen en nombre de la revolución INCORPORACION DE LA CLASE OBRERA A LA LUCHA REVOLUCIONARIA Y LA ASUNCION DE SU PAPEL DE VANGUARDIA Papel de la clase obrera dentro de la lucha por la revolución popular hacia el socialismo La ruptura con las concepciones y métodos de trabajo revisionistas:una tarea estratégica de la clase obrera En el momento actual es necesario, además, que la clase obrera reoriente su lucha de tal manera que en el seno del movimiento sindical, bajo una orientación verdaderamente proletaria, se impulse una línea revolucionaria y combativa que incorpore organizadamente a las masas trabajadores y que, juntamente con los otros sectores del pueblo que están organizados y que han emprendido la lucha revolucionaria, asuma y desarrolle esta lucha:LINEA DE MASAS DEL BLOQUE POPULAR REVOLUCIONARIO HACIA LA CLASE OBRERA Partiendo de que es fundamental incorporar a la lucha y de que es de vital importancia promover a la clase obrera a que asuma su tarea histórica como dirigente del proceso revolucionario y la construcción socialista, el BPR se ha trazado una línea para atraerse a las masas, y en particular a la clase obrera con el objetivo de promoverla a que se incorpore activamente a la lucha y asuma la dirección del proceso como clase de vanguardiaEsta organización toma forma en la alianza popular revolucionaria que se configura y se desarrolla en la lucha misma, bajo la dirección y hegemonía del proletariado. La alianza revolucionaria, que reúne las fuerzas de los diferentes sectores populares, constituye en la lucha al Frente Revolucionario de Masas, cuyo objetivo fundamental es la conquista del Gobierno Popular de Obreros y Campesinos, a través del derrocamiento del poder burgués, debe fundamentarse en una sólida alianza obrero campesino con hegemonía proletaria. El campesino y principalmente el campesino pobre o semi-proletario agrícola, es el aliado natural de la clase obrera, los intereses de la clase obrera engloban los intereses de este sector, ya que el campesino es víctima de la explotación y opresión capitalistas y su tendencia natural es hacia la proletarización DEBILIDADES DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO DE 1932 EN EL SALVADOR


SALPRESS 


SOCIALISMO
                                                     


              


AGENCIA SALVADOREÑA 

DE PRENSA SOCIALISTA 















SOMOS AGENCIA



NOTICIOSA



DEL PROLETARIADO




PERIODISMO



REVOLUCIONARIO.


NUESTRO PUNTO DE VISTA SOCIALISTA : 

NUESTRO DEBER ES LA SOLIDARIDAD SOCIALISTA

CON TODOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO

QUE LUCHAN POR SU LIBERACION DEFINITIVA

CON VISION EN EL CAMPO DEL SOCIALISMO

POR ESTO CATEGORICAMENTE APOYAMOS

- EL ANTI CAPITALISMO.

- EL ANTI IMPERIALISMO.


LA VIA DE LOS PROCESOS REVOLUCIONARIOS

LA REVOLUCION PROLETARIA

POPULAR HACIA EL SOCIALISMO


EN LA PRESENTE EPOCA DE EL IMPERIALISMO 

Y DE LAS REVOLUCIONES PROLETARIAS 

CON EL MARXISMO LENINISMO REVOLUCIONARIO

PENSAMIENTO SALVADOR CAYETANO CARPIO

COMANDANTE SOLO HAY UNO,MARCIAL !


LUCHANDO CONTRA LAS VIEJAS IDEAS

BURGUESAS CONTRARREVOLUCIONARIAS 

Nuestro Internacionalismo Proletario 

Con El Movimiento Revolucionario





SALPRESS TE INFORMA 

DEBATE LATINOAMERICA

Y MUNDIAL.  


SALPRESS 


ES SOCIALISMO !





LA IZQUIERDA


REVOLUCIONARIA 


TOMAMOS LA INICIATIVA


PRIMERA FUERZA  


POLITICA BELIGERANTE


30 DE julio 2015 


es 40 aniversario 


de el B.P.R.


bloque popular 


revolucionario 


PROCESO


REVOLUCIONARIO


MOVIMIENTO


REVOLUCIONARIO



Y  LA ALTERNATIVA


FRENTE DE MASAS



.b.p.R. MOSA - FRM

  


PARA LA 



REVOLUCION 











AGENCIA SALVADOREÑA 

DE PRENSA SOCIALISTA 


Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial ! 

Un análisis de la rica trayectoria combativa del proletariado salvadoreño, una exposición de los lineamientos básicos que orientan su incorporación a la lucha revolucionaria en la actualidad: tal es el contenido de este folleto. 

EDICIONES ENERO 32


PERSPECTIVA  HISTÓRICA DE LA CLASE OBRERA 
EN EL SALVADOR

Benedicto Juárez



Colección: Perspectiva

                          
Salvador Cayetano Carpio   
                                 
(Benedicto Juárez)
  


PERSPECTIVA HISTÓRICA DE LA CLASE OBRERA
EN EL SALVADOR 


EDICIONES ENERO 32
Septiembre de 1979

PRESENTACION


Muchas han sido las experiencias combativas y revolucionarias de nuestro pueblo. Ellas han servido y servirán de lecciones al movimiento de masas que se consolida día a día en nuestro país bajo la bandera de las organizaciones consecuentes con los intereses históricos del proletariado y que representan, en el proceso revolucionario, la vía más eficaz para una liberación definitiva. El estudio crítico y el análisis de los principios más auténticamente revolucionarios que deben orientar las batallas venideras, es impostergable. Contribuir a la difusión e incremento de ese estudio, es la finalidad esencial de esta publicación. 


INTRODUCCION

Durante muchos años se ha estado intentando ocultar el lugar que ocupa y el papel que juega la clase obrera dentro del desarrollo de la lucha de clases en el país. Ocultamiento que proviene de sectores pequeño-burgueses, queriendo con ello supeditar los intereses y la lucha del proletariado a sus propios intereses reformistas y revisionistas y que en la práctica se ha traducido en llevar al movimiento obrero al servicio de los intereses de la burguesía criolla e imperialista. Y esto lo hacen en nombre de la revolución.

Por ello, con este folleto, queremos contribuir a señalar algunas pautas que sirvan para la clarificación del lugar que ocupa la clase obrera dentro de nuestra formación socio-económica y su perspectiva histórica dentro del desarrollo de la lucha revolucionaria.

El surgimiento de la clase obrera en El Salvador, lo debemos ubicar fundamentalmente en el último cuarto del siglo pasado cuando se empieza a desarrollar en forma ascendente la producción y comercialización de café, juntamente con el desarrollo de algunos sectores dinámicos de la economía como son los transportes, ferrocarriles, la construcción, y una serie de talleres artesanales. Ya en el primer cuarto de este siglo comienzan a instalarse las primeras fábricas textiles, significando esto, el surgimiento del obrero industrial que proyectivamente tendera a desplazar a los operarios de pequeños talleres semi-artesanales y a los operarios concentrados en los grandes talleres manufactureros. No será sino a partir de la post-guerra y más fundamentalmente a finales de la década del 50 y principios del 60, que con la implementación de una serie de programas de “seudo industrialización”, que empieza a desarrollarse en forma más acelerada la conformación de la clase obrera industrial.

El hecho de que el desarrollo del capitalismo en El Salvador se dé dentro de los marcos de la dependencia de imperialismo mundial, y que desde un inicio su ligazón al capitalismo mundial se haya hecho desde la base de la agroexportación (producción cafetalera), impondrá una serie de características bien peculiares al surgimiento y desarrollo de la clase obrera. Más concretamente, posibilitando que en el país se desarrolle con mucha mayor fuerza el semi-proletariado (campesinado pobre) en toda la primera mitad de este siglo.

Estas condiciones peculiares del desarrollo de nuestro capitalismo dependiente, es lo que lleva a algunos sectores pequeño-burgueses a plantear la caracterización de nuestra formación socio-económica como la de un “capitalismo deformado” con remanentes feudales que mantienen una incidencia fundamental en el desarrollo económico y social del país. Caracterización que plantea, por un lado, la existencia de un sector de la burguesía criolla con intereses independientes de los intereses del imperialismo y, por tanto, con posibilidades de desarrollarse como una burguesía “nacional” que abra paso hacia él desarrollo del capitalismo libre de toda “deformación” y dependencia del imperialismo; y por otro, el escaso desarrollo de las fuerzas productivas como para plantearse la necesidad de la revolución socialista.

Estos señores no se quieren dar cuenta (por las implicaciones estratégicas que esto conllevarla en su “línea política”), que a medida que se ha ido profundizando la penetración y extensión del capital monopólico internacional (sobre todo a partir de la post-guerra) se van experimentado profundos cambios en la relación entre la burguesía imperialista y las burguesías dependientes (criollas), que en concreto ha significado una mayor profundización de la dependencia a través de una creciente asociación e integración de sus intereses con los intereses de la burguesía imperialista (especialmente la norteamericana). De tal manera que la burguesía criolla (para subsistir como burguesía) no puede ni siquiera pensar en desarrollar intereses “independientes” de la burguesía imperialista, pues sus intereses concretes consisten en la expansión de la acumulación y de los beneficios del capital monopolista como tal. Y esta práctica niega completamente las tesis sobre las posibilidades de desarrollo de las “burguesías nacionales”.

Estas nuevas condiciones en el desarrollo del capitalismo mundial (integración monopólica mundial, expresada más fundamentalmente en el desarrollo de los grandes conglomerados multinacionales) y por tanto de nuestro capitalismo dependiente, marcan claramente (en términos estratégicos) la imposibilidad de poder contar con algún sector de la burguesía criolla para toda empresa política anti-imperialista y de favorecimiento a los intereses del proletariado.

 Por otro lado tenemos que tener claro y muy presente en nuestros análisis políticos y sociales, que los resabios precapitalistas que subsisten en las estructuras económico-políticas e ideológicas de los países dependientes van tendiendo a desaparecer aceleradamente y están sujetos al desarrollo del capitalismo como sistema.

Estas características, juntamente con la creciente expansión del proletariado, hacen que este se enfrente directamente con la burguesía imperialista (dominante) y criolla (subalterna), y no solo con el sector de clase hegemónico dentro de la burguesía criolla como lo es la oligarquía burgués-terrateniente. Lo que en la práctica significa, que en estos momentos se plantea al proletariado y sus aliados no solo una tarea anti-imperialista y anti oligárquica, sino; fundamentalmente, una tarea antiimperialista y anti-capitalista que engloba al sector hegemónico de la burguesía criolla y que se plantea como una tarea eminentemente revolucionaria, que llega a las raíces de la explotación: El capitalismo, criollo o internacional, y, que señala un tipo de revolución evidentemente socialista. (Ni populismo, ni democracia burguesa).

Tarea que únicamente podrá ser realizada por el proletariado y sus aliados. Ha llegado el momento, pues, en que el proletariado de El Salvador se plantee seriamente la tarea histórica que le toca desempeñar: ser la fuerza directriz (la clase dirigente) del proceso revolucionario hacia el socialismo, a través de la revolución popular, como única alternativa capaz de llevar adelante el desarrollo socio-económico del país.

 Asumir el papel de ser la clase de vanguardia, la fuerza directriz, exige de la clase obrera, el desarrollo de un movimiento obrero realmente revolucionario, libre de toda influencia reformista y revisionista que lo trate de mantener bajo la hegemonía de los intereses burgueses y pequeño-burgueses.

Consideramos necesario hacer un análisis breve del surgimiento del movimiento obrero en el país, sus luchas, para llegar al estado actual de la clase obrera y poder determinar con claridad las tareas a desarrollar por esta clase, que le permitan cumplir con su papel histórico de vanguardia del proceso

II. SURGIMIENTO DE MOVIMIENTO OBRERO Y EL PROCESO HISTORICO DE SU LUCHA

El actual movimiento obrero tiene sus raíces en la organización sindical, que surge en el primer cuarto del siglo.

En 1920, se abre en el país una nueva etapa en la Iucha diaria del pueblo contra los explotadores; al empezar a conformarse un movimiento sindical, que en el combate diario se va desarrollando y ampliando cada vez más; es cuando surgen los sindicatos gremiales (de zapateros, panaderos, sastres, etc.) que dan muestra de combatividad en sus luchas reivindicativas, como por ejemplo, la lucha por la jornada de 8 horas y otras.

El movimiento obrero inicia su actividad reivindicativa, y al calor de estas luchas, se van organizando de hecho los sindicatos gremiales, no esperando a que los burgueses les permitieran hacerlo. Este aspecto deja al descubierto, el despertar del movimiento obrero en la lucha por la conquista de sus intereses de clase, que al irse ampliando cada vez más da paso a la formación de la Federación Regional de Trabajadores de El Salvador (FRTS -1924), como la organización representativa de la clase obrera, que a la vez integraba la Confederación Obrera Centro Americana (COCA).

La Regional impulso la organización sindical en toda la república; para 1932, contaba con cierto nivel de organización entre los jornaleros, obreros-artesanos, a la par de las organizaciones campesinas; manteniéndose relacionada con el naciente Partido Comunista Salvadoreño (PCS), que en ese momento impulsaba consecuentemente la lucha revolucionaria.

Para el movimiento obrero y el pueblo en general, esto último representaba el salto de calidad en la lucha popular, al pasar de la reivindicación inmediata, a la lucha por el poder político.

 El movimiento sindical de carácter combativo, representado por la Regional, y las organizaciones campesinas, fueron uno de los pilares de la insurrección de obreros y campesinos de 1932, a pesar del grado de combatividad, de organización y de conciencia que se había logrado en el pueblo, se contaba con una debilidad en el movimiento sindical, los obreros fabriles, no tuvieron ninguna participación, debido al mismo desarrollo industrial del país, que para ese momento no se encontraba muy avanzado. Se agrupo mayormente a jornaleros, obreros-artesanos, campesinos y pequeños burgueses arruinados, que la misma crisis había llevado a las filas del proletariado. Estos sectores marcaron su sello ideológico en el levantamiento.

Este movimiento insurreccional (por razones, que no corresponde en este folleto profundizar) fue descuajado por la tiranía militar de Martínez, y con él, el naciente Partido Comunista y las organizaciones revolucionarias, algunos de cuyos heroicos dirigentes fueron asesinados.

Después de este acontecimiento, pasaron prácticamente 13 años sin la presencia de las organizaciones populares y las del movimiento obrero, ni hubo luchas combativas. Fue hasta la caída de Martínez —huelga general de brazos caídos en 1944— que resurge el movimiento obrero; en los distintos centros de trabajo, se empiezan a desarrollar de nuevo las luchas combativas; se exigen en las calles las demandas laborales. Un elemento básico influía en este despertar: se hacía presente el obrero fabril, quien imprimió combatividad y disciplina a las luchas.

En este periodo resurgen los sindicatos que habían sido declarados ilegales en el tiempo de Martínez, por ser considerados peligrosos para los burgueses (por la experiencia de 1932). En base a los gremios se funda la Unión Nacional de Trabajadores UNT, una organización de trabajadores del campo y de la ciudad, que fue disuelta en octubre de 1944, el día del golpe de estado al presidente provisional Ignacio Menéndez, y por el que subió a la presidencia el coronel Salinas. Las clases dominantes vuelven a asestar otro fuerte golpe para aniquilar toda presencia de lucha, esto en cierta medida se hace posible debido a la debilidad del movimiento obrero. Queda así frustrado este avance combativo de las masas campesinas y obreras por el entreguismo de ciertos dirigentes oportunistas de derecha a la política de la burguesía “progresista” después de la caída de Martínez; otro aspecto del problema fue la insuficiencia y falta de cuadros activistas y dirigentes sindicales con suficiente capacidad y experiencia para oriental la lucha del movimiento obrero. Sera hasta el gobierno de Castañeda Castro, que resurgirá nuevamente el movimiento obrero, con gran efervescencia de lucha (1945- 46), logrando de hecho el derecho de organización y lucha. El régimen trata de poner trabas a través de medidas: legales, por ejemplo: la Ley de Conflictos Colectivos. Y otros de esa época; se generalizan las huelgas hasta el punto de desembocar en una huelga general en septiembre de 1946, en la que tuvieron una destacada participación los obreros textiles (en especial de la Fabrica La Estrella y otras). La huelga fue derrotada y las organizaciones disueltas. La falta de un correcto partido de vanguardia y dirigentes capaces para orientar esta lucha se hacía evidente; pero lamentablemente prevalecieron los dirigentes pequeños burgueses progresistas (universitarios).

A pesar de las condiciones represivas, con que el gobierno de tumo había sometido al movimiento obrero, se logra organizar, para 1947, bajo un nuevo modelo, el Comité de Reorganización Obrero Sindical (CROS), que va a significar un salto de calidad en las tareas de organización y dirección del movimiento obrero.

El CROS, surgió en la clandestinidad; desde allí dirigió las luchas de la clase obrera. Hasta 1951 el CROS logro orientar a los obreros del país, pero fue destruido por el gobierno de Osorio al salir de la clandestinidad; De nuevo, pues, el movimiento obrero queda desarticulado.

El imperialismo y las clases dominantes comprendieron a estas alturas la necesidad de impulsar Una nueva táctica para dirigir al movimiento sindical, ya que no era conveniente aplicar el descarado aniquilamiento. Era preciso aplicar una nueva táctica que permitiera controlar los sindicatos y regirlos bajo los lineamientos burgueses, por lo que proceden a tratar de oficializar los sindicatos; se legalizan así, los sindicatos, a la par que se organizan los sindicatos gubernamentales. Ante ello, sin embargo, aparece la Confederación General de Trabajadores Salvadoreños (CGTS); como un revés a este intento de la tiranía militar de Lemus -1957- de querer controlar el movimiento obrero. Al ser derrotadas las posiciones de los dirigentes gobiernistas en el congreso nacional, que ellos mismos habían convocado (porque los mismos obreros reprocharon estas posiciones, y eligieron a sus representantes) se da paso a la formación de la CGTS; independiente de la línea gubernamental, y verdaderamente representativa de los obreros. A la par de la CGTS, se forma por mandato de los imperialistas, la Confederación General de Sindicatos (CGS), bajo la orientación directa de la CIA y de la ORIT Las clases dominantes impulsan, a partir de aquí, su influencia directa en el movimiento sindical.

La CGTS desaparece; en gran medida, por sus malos métodos de trabajo, a pesar de ser muy combativa y consecuente con los intereses obreros.

Es evidente que la nueva táctica imperialista da efecto, en cuanto desarticula el movimiento sindical debilitándolo y poniendo a un sector bajo los intereses de los burgueses.

 Surge, en 1965, la Federación Unitaria Sindical Salvadoreña (FUSS), teniendo como marco una aguda lucha ideológica en el seno de las corrientes de izquierda, siendo ella fruto del triunfo de las posiciones correctas y métodos de trabajo proletarios; en su carta de principios queda plasmada esta línea. En un ano logro duplicar el número de sindicatos; impulso movimientos combativos, como la huelga general de 1967 en solidaridad con los obreros de la fábrica de Aceros, el apoyo a ANDES* en 1968, etc., movimientos que, pese al esfuerzo del oportunismo, no pudieron ser contenidos. Finalmente los oportunistas recurrieron a todo tipo de maniobras, apoyándose incluso en elementos anticomunistas y fue así como se impusieron en esta federación y la van llevando a la precaria situación en que se encuentra.

Lejos de lograr avances en organización han sido incapaces de hacer crecer la federación; han perdido sindicatos; por ejemplo, de ella se desprendió FENASTRAS que sostiene posiciones de derecha. De la CGS surge FESINCONSTRANS, con una línea totalmente pro-imperialista. Estas dos federaciones son las que tienen la mayor parte de los sindicatos.

Es de hacer notar que, por el mismo control burocrático, sus bases no están consolidadas políticamente sino más bien son apáticas a la línea que se impulse.

A partir de este enmarque histórico del movimiento obrero en el país, saquemos algunas conclusiones básicas:

1.  El movimiento-obrero más combativo que ha existido, es el que se ha desarrollado en forma totalmente independiente de la influencia de las clases dominantes y sus instrumentos. En la época en que las clases dominantes no tenían la visión de crear organizaciones obreras para frenar desde dentro a las mismas, el choque directo elevaba profundamente la combatividad de los obreros.

2. No es cierto que la clase obrera no quiera luchar, sino que sus dirigentes son los responsables de la precaria situación de inactividad en que se encuentra en la actualidad.

3. Pese a la situación actual del movimiento obrero, ha sido de la radicalización y desarrollo de esta clase de donde ha surgido el destacamento de vanguardia de la misma.

4. Es posible impulsar el movimiento combativo de los trabajadores en las peores condiciones de represión y terror; todo depende de las concepciones políticas y métodos de trabajo que se apliquen.

5. La perspectiva de desarrollo del movimiento está ligada a su elevación combativa y a su organización basándose por una parte, en que ya existe el Bloque Popular Revolucionario, y organizaciones avanzadas en el seno de la misma clase obrera; y por otra, condiciones explosivas de opresión y explotación que nos anuncian un despertar combativo de la sólida organización de los proletarios.


EL MOVIMIENTO OBRERO Y EL ACTUAL DESARROLLO DE LA LUCHA DE CLASES.


La situación de la clase obrera, es sumamente precaria y esto lo podemos analizar bajo los siguientes aspectos fundamentales: económico, político-ideológico y orgánico;

ECONOMICO: Las clases dominantes ejercen una explotación rapaz sobre la clase obrera, recibiendo esta por su fuerza de trabajo un salario de hambre que no es suficiente para vivir en condiciones humanas. La explotación se acentúa, crece el hambre y la miseria, y en los hogares humildes del proletariado faltan los artículos de primera necesidad mientras la burguesía sobre-explota la fuerza de trabajo del obrero, haciéndole cumplir tareas agotadoras, (como: trabajo extra, turnos de 10 p.m. a 6 a.m.) para obtener una mayor ganancia que favorezca sus intereses; esto significa que la clase que disfruta de los beneficios de la producción es la que posee los medios de producción, es decir, la burguesía imperialista y criolla.

Esta clase, a medida que moderniza los medios de producción, aumenta la explotación que ejerce sobre el proletariado; lo que trae como consecuencia, que el obrero sienta en carne propia todas las injusticias sociales que sufre y se pregunte Por qué Como clase produce todo lo que la sociedad consume y utiliza, y a pesar de ello no goza del producto de las ganancias, sino que recibe por su trabajo un miserable salario que no compensa las energías gastadas; y la mayor parte de su trabajo tiene que ir a parar a los bolsillos de un parasito (el dueño de los medios de producción).

La situación de dependencia de nuestra economía con respecto al imperialismo (y su política de neo colonización) ha traído una serie de consecuencias sobre el desarrollo de nuestra formación económico-social.  El desarrollo del capitalismo dependiente en nuestro país acarrea un incremento en las penalidades que soportan las masas populares y en especial la clase obrera. El desarrollo de la industrialización, promovido en las últimas décadas por el imperialismo y la burguesía criolla no soluciona los grandes problemas de las masas, desposeídas, sino que día a día la situación de la clase explotada se va tornando más aflictiva. Esta tecnología “trasplantada” a nuestro, país, impide que grandes sectores de la población económicamente activa se incorporen a la producción. Por otro lado, la capacidad de las fábricas instaladas no se aprovecha al máximo, sino que está sujeta a la demanda de los productos en el país o en el área centroamericana.

Todo esto trae como consecuencia el aumento galopante del ejército de desocupados, el incremento del hambre y la miseria, el encarecimiento de los artículos de primera necesidad, el aumento progresivo del alto costo de la vida, la agudización del problema de la vivienda y las amplias masas populares van sintiendo día a día todos los vejámenes e injusticia que sufren por parte de la burguesía y sus lacayos. Todo esto crea mayor descontento y sienta las bases materiales para la elevación de la conciencia y combatividad de la clase obrera e irse convirtiendo progresivamente en clase para sí, defensora de sus propios intereses.

POLITICO: Uno de los principales objetivos de la criminal estrategia de guerra contrarrevolucionaria y de la política de dominación facistoide que impulsan el imperialismo y sus títeres criollos, es la neutralización de la clase obrera para impedir su incorporación al movimiento popular revoluciona rio, para evitar, a toda costa, que la clase obrera se ponga al frente de las masas populares en la India por la liberación y el socialismo.

De allí que el proletariado sea sistemáticamente golpeado por la tiranía militar cada vez que se sale de los estrechos marcos legales con que la clase dominante cubre su aparato de dominación, represión y explotación. Así hemos visto las diferentes medidas represivas que han implementado los sirvientes de la burguesía, orientadas a prevenir o destruir los embriones de organizaciones con tendencia revolucionaria, que gradualmente surgen en el seno del proletariado del campo y de la ciudad; buscando atemorizar a las más populares, sentar precedentes y “dar una lección” a aquellos que pretendan salirse de ese marco que establece la clase dominante. Medidas que van desde las más sutiles hasta las abiertamente salvajes como: despidos ilegales, juicios amañados contra sindicalistas, acción directa de atemorizamiento y destrucción de las luchas reivindicativas (Alcoa, Santa Bárbara, Maquinaria Pesada, etc.), secuestros, tortura, asesinato de obreros (del campo y la ciudad).

El enemigo de la clase obrera sabe la importancia estratégica de esta clase en la lucha revolucionaria, de alli su interés en neutralizarla mediante el uso de medidas preventivas y punitivas, legales y de hecho, enmarcados en la creciente orientación de la política facistoide de este régimen, como nuevo elemento de la guerra contrarrevolucionaria que el imperialismo norteamericano impulsa y dirige en nuestro país y en Centro América.

Esta combinación de medidas represivas políticas, militares y sociales, las lleva adelante la tiranía militar para aislar a la vanguardia de las masas y para detener el avance de la revolución. Siendo la clase obrera la fundamental y la que definirá el triunfo de la revolución, el enemigo impulsa medidas especiales como: control policiaco permanente, vigilancia de los cuerpos represivos en los centros de trabajo, etc. Y acompaña estas medidas con “reformas”: Un ejemplo concreto es el Primer Proyecto de Transformación Agraria —medida pro-imperialista ejecutada por el régimen actual para detener y rebajar la combatividad de las masas populares. Además, pretende dar un gran impulso al cooperativismo en el seno mismo de la clase obrera, a través del INSAFOCOOP, que hace préstamos a las cooperativas, para despertar la ambición entre la clase obrera; impulsa la formación y desarrollo de organizaciones reaccionarias como la C. G.'S., organizaciones paramilitares como ORDEN, dirigida por la tirana, para combatir a las organizaciones populares y promover la incorporación forzosa de la clase obrera, mediante todo tipo de amenazas.

IDEOLOGICO: En toda sociedad dividida en clases, la ideología dominante es la ideología de la clase dominante. En el sistema capitalista la clase hegemónica es la burguesía, por lo tanto, en nuestra sociedad, la ideología dominante es la ideología burguesa. Esta ideología perjudica grandemente a la clase obrera, porque la clase dominante utiliza todos los medios a su alcance para difundirla: prensa, radio, televisión, programas de estudio, religiones, etc., y el proletariado, impregnado de ella, toma posiciones vacilantes y se conforma con ser esclavo de “nuevo tipo” al servicio de las clases opresoras. La burguesía, además de tener a su servicio todos los medios de propaganda, desarrolla otro tipo de actividades sociales” (excursiones, charlas, seminarios, etc.) para mantener al obrero mediatizado y alejado de su papel histórico, como clase dirigente de la revolución popular.

Además de la influencia burguesa que recibe la clase obrera, existen corrientes que deforman la ideología marxista-leninista y la aplican deformadamente para desviar el empuje revolucionario hacia posiciones pacifistas e inmediatistas; es decir desfiguran el papel histórico de la clase obrera y la enmarcan en una línea electorera a la cola de la burguesía liberal  (P. D. C.), La falta de una seria organización con ideología proletaria, que impulsa el elevamiento de los grados de organización, combatividad y conciencia de clase para incorporar masivamente al obrero a la Iucha por sus reivindicaciones inmediatas y que lo conduzca hacia la obtención de los objetivos estratégicos del proletariado (destrucción del sistema de explotación y construcción del socialismo), ha sido un factor importante para que [la ideología burguesa y las corrientes  revisionistas, oportunistas ejerzan importante influencia sobre la clase obrera.

La organización que desde hace más de cuatro décadas dice ser el partido del proletariado ha demostrado con más claridad su inconsecuencia. 

La falta de una estrategia correcta y la aplicación de tácticas y métodos erróneos han llevado a las organizaciones revisionistas y oportunistas a rezagarse y a ser un elemento que desvía a la clase obrera del cauce revolucionario. 

La historia de esta corriente desde el 32 hasta nuestros días ha sido una serie de vacilaciones, claudicaciones, alianzas sin principios, etc.; llegando a convertirse en un apéndice de la burguesía. 

El burocratismo, el maniobrismo, el reformismo y el economicismo han sido rasgos notorios en sus métodos de trabajo que durante 46 años de “lucha combativa” han aplicado, difundiendo la ideología de la clase dominante.

La falta, pues, de una vanguardia proletaria ha sido un vacío que durante años ha vivido la clase obrera, y ha sido una de las causas para que el imperialismo ejerza su influencia ideológica en el seno de la clase obrera, así como para que prosperen una serie de corrientes sindicales con ideología burguesa, que finalmente le impiden reconocer y realizar su papel de clase de vanguardia de la revolución popular.

ORGANICO: EL MOVIMIENO OBRERO Y LAS CORRIENTES SINDICALES:

a) Gobiernistas y pro-imperialistas CGS, FESINCONSTRANS, organizaciones sindicales fundadas y promovidas directamente por el imperialismo a través de su aparato de inteligencia la CIA y el Instituto Latinoamericano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre (IADSL). La CGS trabaja en abierta combinación con las organizaciones políticas del gobierno y el Partido oficial (ORDEN y PCN) y está plenamente identificada con el régimen de turno. Por otro lado, FESINCONSTRANS mantiene una position “sin compromiso” con el régimen, quedándole: un margen de maniobra política para encauzar a la clase obrera a que apoye al imperialismo y su política de neocolonización así como a cualquier fracción política que el imperialismo apoye para impulsar su guerra contrarrevolucionaria. En conjunto estas dos centrales sindicales influyen en un buen porcentaje de la clase obrera, especialmente en el ramo de la construcción. Sus dirigentes son agentes directos de los aparatos de inteligencia del imperialismo yanky.

b) Sindicatos independientes Desarrollan una política de “no participación” en la vida política activa del país, es una manera fácil de apartar del proceso revolucionario a importantes sectores del proletariado, por lo general estos sindicatos giran alrededor de las federaciones reaccionarias aunque formalmente no están integradas a ellas.

c) Sindicatos revisionistas y oportunistas. Corriente tradicional de “izquierda” en el seno del movimiento obrero; agrupa a la FUSS, FESTIAVCES Y FENASTRAS. Estas corrientes fundamentalmente sostienen las posiciones electoreras y reformistas del PCS, plantean la conciliación de clases, la lucha dentro del marco legal netamente, el pacifismo y la claudicación como línea de acción, todo esto envuelto en lenguaje “proletario” pero en la práctica con un claro contenido burgués.

Si bien en años anteriores esta corriente jugo un papel valioso en el desarrollo de la organización obrera y logro impulsar movimientos como los de 1967-68; en la actualidad, debido a sus concepciones políticas y métodos de trabajo incorrectos han caído en una situación de debilidad tal que incluso en función de su línea oportunista son incapaces de movilizar a sus bases.

En los últimos meses ha surgido una nueva corriente sindical (COS-FAPU) que, en un momento se creyó, sus métodos eran proletarios, pero poco a poco fueron cayendo en el pantano del oportunismo y el revisionismo y últimamente en forma asolapada se ha plegado a las posiciones de la burguesía de “oposición”.

d) Corriente revolucionaria. En la última década en nuestro país el movimiento popular ha dado un salto de calidad en el proceso de liberación. Han surgido organizaciones revolucionarias que hacen esfuerzos por llenar el vació de una verdadera vanguardia revolucionaria del movimiento popular. Asimismo han nacido y se desarrollan organizaciones populares de nuevo tipo que se guían por la ideología proletaria: Bloque Popular Revolucionaria (BPR). En el seno del mismo proletariado van gestándose embriones de organizaciones independientes de las viejas corrientes con una visión revolucionaria. En la clase obrera existe una perspectiva real de organización que con el acercamiento a los movimientos populares del Bloque, se ira forjando y promoviendo a la clase obrera como fuerza directriz de la revolución, basada en la alianza obrero campesino, núcleo del frente revolucionario de masas. Esto vendrá a constituir un factor decisivo en el desarrollo de la lucha y el triunfo de la revolución popular hacia el socialismo.

INCORPORACION DE LA CLASE OBRERA A LA LUCHA REVOLUCIONARIA Y LA ASUNCION DE SU PAPEL DE VANGUARDIA


a) Papel de la clase obrera dentro de la lucha por la revolución popular hacia el socialismo.

En una sociedad como la nuestra; cuyas relaciones de producción predominantes son las relaciones capitalistas (dentro del marco de la dependencia), corresponde a la oferta impulsar y dirigir los cambios sociales más profundos, ya que es esta la clase que sufre la explotación más directamente, la que con su fuerza de trabajo produce las riquezas de la sociedad, que paran en manos de la burguesía. Además, el desarrollo histórico del capitalismo determina a su vez, el desarrollo de estas clases (a diferencia de las otras que tienden a desaparecer).

De donde, la clase obrera es la más interesada en: destruir el régimen capitalista de producción y emprender la construcción de una sociedad justa, sin explotación, y sin propiedad privada sobre los medios de producción: el socialismo. En la perspectiva del desarrollo histórico del capitalismo, los intereses fundamentales de la clase obrera comprenden los intereses fundamentales de los demás sectores explotados y oprimidos de la sociedad, el capitalismo genera grandes problemas que afectan a la clase obrera como también a inmensas mayorías de la población, tales como: miseria, hambre, desempleo, falta de vivienda, de educación, etc.

De allí que en lo fundamental los intereses de la clase obrera engloban los intereses de estos otros sectores, y que, la liberación de la clase obrera constituye la liberación de todo el pueblo.

Esto permite comprender el papel de vanguardia de la clase obrera en la revolución popular. Lo que significa que la revolución popular, orientada, a la toma del poder político por parte del pueblo, debe ser dirigida por la clase obrera organizada, revolucionariamente, de manera que la consecución de los objetivos fundamentales de esta clase estén garantizados y las transformaciones radicales y profundas de la sociedad puedan realizarse.

b) Conquista del Gobierno Popular Revolucionario por parte de la alianza popular revolucionaria basada en la alianza obrero-campesina, con hegemonía proletaria.

La clase obrera por sí sola no es capaz de destruir el poder de la burguesía, criolla y el imperialismo, por tal razón, la conjunción de fuerzas de la clase obrera y de los demás sectores explotados se convierte en una necesidad estratégica.

Esta organización toma forma en la alianza popular revolucionaria que se configura y se desarrolla en la lucha misma, bajo la dirección y hegemonía del proletariado. La alianza revolucionaria, que reúne las fuerzas de los diferentes sectores populares, constituye en la lucha al Frente Revolucionario de Masas, cuyo objetivo fundamental es la conquista del Gobierno Popular de Obreros y Campesinos, a través del derrocamiento del poder burgués, debe fundamentarse en una sólida alianza obrero campesino con hegemonía proletaria. El campesino y principalmente el campesino pobre o semi-proletario agrícola, es el aliado natural de la clase obrera, los intereses de la clase obrera engloban los intereses de este sector, ya que el campesino es víctima de la explotación y opresión capitalistas y su tendencia natural es hacia la proletarización.

Junto a la clase obrera y otros  sectores de la pequeña - burguesía, el campesinado constituye parte fundamental de las fuerzas motrices de la revolución, tanto por su participación en el proceso productiva como por la coincidencia en lo fundamental de sus intereses económicos, políticos y sociales.

La clase obrera, específicamente, constituye la fuerza directriz del proceso.

Este papel de dirección garantiza la realización concreta de la revolución popular hacia el socialismo y la inminente destrucción del capitalismo. Solo esta clase es capaz de impulsar con la energía necesaria los profundos cambios que plantea una revolución, pues en ella va su vida y sus intereses más vitales. De allí! la importancia de promoverla a que cumpla su papel de vanguardia en la lucha revolucionaria y no ceder ante quienes pretendan relegarla a un segundo piano, o ponerla a la cola de intereses burgueses.

c) La ruptura con las concepciones y métodos de trabajo revisionistas: una tarea estratégica de la clase obrera.

Para que la clase obrera cumpla su papel de vanguardia del proceso revolucionario es necesario que supere los planteamientos de las corrientes revisionistas. Estas corrientes, a partir de incorrectas concepciones, han conducido al sector obrero que controla, dentro de una línea política que no expresa de ningún modo los intereses fundamentales del proletariado, y que en la práctica, han puesto al movimiento obrero al servicio de los intereses de la burguesía y el imperialismo, y han frenado las aspiraciones revolucionarias de la clase obrera y del pueblo salvadoreño, llevándolo por el despenadero del conformismo, el inmediatismo, y el reformismo burgués.

En el momento actual es necesario, además, que la clase obrera reoriente su lucha de tal manera que en el seno del movimiento sindical, bajo una orientación verdaderamente proletaria, se impulse una línea revolucionaria y combativa que incorpore organizadamente a las masas trabajadores y que, juntamente con los otros sectores del pueblo que están organizados y que han emprendido la lucha revolucionaria, asuma y desarrolle esta lucha.

LINEA DE MASAS DEL BLOQUE POPULAR REVOLUCIONARIO HACIA LA CLASE OBRERA.


Partiendo de que es fundamental incorporar a la lucha y de que es de vital importancia promover a la clase obrera a que asuma su tarea histórica como dirigente del proceso revolucionario y la construcción socialista, el BPR se ha trazado una línea para atraerse a las masas, y en particular a la clase obrera con el objetivo de promoverla a que se incorpore activamente a la lucha y asuma la dirección del proceso como clase de vanguardia.

¿Qué elementos conforman lo fundamental esa línea de masas?

a) Incorporar al pueblo a la lucha y movilización combativa y constante por sus reivindicaciones inmediatas, como un medio para la elevación de su conciencia, disposición y combatividad revolucionaria.

Partiendo de lo simple a lo complejo, iniciar la lucha por los intereses más sentidos (salario, alto costo de la vida, pensiones, vivienda, etc.) y en esa práctica educar a las masas sobre sus intereses fundamentales, el camino para llegar a ellos, etc.

b) Impulsar la lucha ideológica contra las corrientes de derecha y las desviaciones de izquierda en el seno del pueblo. Esta tarea es de gran importancia en este  momento histórico. En primer lugar porque la corriente revolucionaria, si bien cada día tiene influencia en más amplios sectores, es todavía débil. Y en segundo lugar, porque los revisionistas se han unido en santa alianza con los electoreros (COP-30) para defender sus posiciones desviadas y obstaculizar el avance popular. Esta situación nos exige librar una enérgica lucha ideológica para esclarecer al pueblo cual es la position correcta.

c) Impulsar la formación política de las bases, para que su lucha sea consciente y no espontanea, lo que permitirá que perseveren en esta lucha prolongada y no demos bandazos hacia el oportunismo ni el aventurerismo. Si las bases no tienen claridad sobre su situación, sus objetivos, su estrategia, las demás tareas perderían sentido pues carecerían de una proyección política revolucionaria definida.

d) Organizar a las masas por la afinidad de sus intereses inmediatos, consolidar sus estructuras, para integrar un sólido movimiento popular revolucionario que colabore efectivamente a la incorporación de las masas a la lucha y con el triunfo revolucionario.

 e) Aplicar correctos métodos de trabajo, que permitan el pleno despliegue de la iniciativa creadora del pueblo organizadamente, la correcta interacción entre dirigencias y bases, la discusión y dirección colectiva de la lucha y. sus complejos problemas; _ la crítica y auto-critica como medio para la superación de fallas individuales y colectivas; la disciplina en el cumplimiento de las líneas de acción, etc.

 f) Unir a todas las organizaciones de los sectores populares, que tengan una consecuente línea proletaria, en un sólido Frente Revolucionario de Masas que basado en la alianza obrero campesina, con hegemonía proletaria, sea el canal orgánico que permita la incorporación de las amplias masas a las tareas de la lucha revolucionaria, bajo la dirección del proletariado.

Se considera que la organización ,que por sus modalidades de revolucionaria con una correcta disposición y organización para poder convertirse en una eficaz escuela revolucionaria, y por su movilización y lucha combativa, su formación política y la lucha ideológica en el sector, con el objetivo de incorporarlo al proceso revolucionario y promoverlo a que cumpla su tarea histórica es el sindicato revolucionario, pues es este el canal orgánico primario y fundamental de orientación política puede convertir obreros para elevarse a partir de sus intereses inmediatos hacia nuevos escalones de conciencia, organización masiva de la clase retividad revolucionaria. El sindicato funcionamiento debe impulsar la era para los obreros, de alli que para el BPR es tarea estratégica luchar por la organización sindical revolucionaria del amplio sector obrero desorganizado (90% aproximadamente) y reorientar al movimiento sindical existente. A la vez que incorporar al BPR organizaciones obreras (consejos o federaciones) con una línea política proletaria, para avanzar en la construcción de la alianza obrero-campesina y el frente revolucionario de masas con hegemonía proletaria.

Para alcanzar estos objetivos el BPR se plantea las siguientes tareas:

a) Impulsar y apoyar la lucha y movilización combativa constante de los obreros, por sus intereses inmediatos como un medio para su elevación política y la toma de conciencia y combatividad revolucionaria.

En especial en este sector es fundamental esta tarea para romper el pacifismo y la inacción a que lo han conducido sus actuales dirigencias, enmarcando su actividad en el estrecho marco legal-burgués, que tiene como consecuencia el estancamiento del movimiento obrero, su desmoralización y desarme ante los vejámenes y atropellos de las clases dominantes.

b) Impulsar la organización sindical proletaria de la amplia masa de obreros que actualmente se encuentran dispersos y sin orientación revolucionaria. Esto es vital si tomamos en cuenta que aproximadamente el 90% de los obreros se encuentran desorganizados, lo que permite al imperialismo y los burgueses criollos en primer lugar, ejercer una explotación desenfrenada sobre los obreros, y en segundo lugar, retrasar el triunfo de la revolución.

c) Librar una permanente y enérgica lucha ideológica contra las corrientes oportunistas que se han enraizado en algunos sindicatos y federaciones, planteando la conciliación de clases y colocando a los sectores obreros que controlan a la cola de los intereses burgueses contrarrevolucionarios.

d) Desenmascarar a los dirigentes reaccionarios pro-imperialistas, que impulsando el reformismo y la corrupción entre los obreros, estancan al movimiento obrero a la vez que ejercen control policial sobre el mismo para destruir todo germen revolucionario que pretenda surgir en la clase obrera.

e) Colaborar con la elevación política de los obreros a través de propaganda, cursillos, etc., a fin de incorporarlos a nuestra estrategia y elevarlos a la comprensión de luchar por la revolución popular y del papel que en esta lucha les corresponde desempeñar.

f) Impulsar el acercamiento de las organizaciones del BPR con las bases obreras a través del apoyo militante a sus luchas, la propaganda, encuentros, etc., e ir logrando así una integración con las bases obreras en la lucha revolucionaria.

g) Colaborar con la depuración del actual movimiento sindical, de las dirigencias corruptas y desviadas, a fin de que este sea dirigido por proletarios revolucionarios que impulsen la línea correcta e incorporen a los obreros a la misma.

h) Propugnar por correctos métodos de trabajo en el seno del movimiento sindical. Barrer con el burocratismo, el legalismo, el acomodamiento y la inacción que actualmente imperan. Impulsar la participación de las bases en la vida de la organización sindical, la correcta aplicación de la democracia sindical, la combinación de las tareas de movilización con las de organización, etc., que llevaran a los sindicatos a convertirse en el eslabón orgánico eficaz para promover a la clase obrera a que cumpla su papel de vanguardia

El BPR está trabajando ya en la creación de los canales que le permitan realizar con la eficacia y energía necesarias, todas las tareas antes mencionadas.


Es claro que solo con la incorporación masiva organizada de la clase obrera a la estrategia revolucionaria se estará en capacidad de avanzar hacia los objetivos estratégicos trazados, y que es a esta clase y ninguna otra más a la que le corresponde conducir el proceso hacia la toma del poder y la construcción socialista. De lo que se desprende la importancia estratégica de su hegemonía en la lucha; lo que implica su presencia como clase con una orientación proletaria, y su dirección correcta a través de la vanguardia revolucionaria.




AGENCIA SALVADOREÑA 


DE PRENSA SOCIALISTA 





Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial !

La insurrección de 1932 es el acontecimiento más grande en la lucha de clases en toda la historia de El Salvador.  Es necesario desentrañar sus debilidades para extraer las enseñanzas que guíen la práctica revolucionaria actual.  Este es un aporte dentro de esa labor.



EDITORIAL 32



DEBILIDADES DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO DE 1932
EN EL SALVADOR


Salvador Cayetano Carpio  
(Benedicto Juárez) 




Colección: Perspectiva

                                       
Salvador Cayetano Carpio                                                    
(Benedicto Juárez)
   

DEBILIDADES
DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO DE 1932
EN EL SALVADOR


EDITORIAL 32
________________________________________________
Julio de 1979


PRESENTACION

Muchas han sido las experiencias combativas y revolucionarias de nuestro pueblo. Ellas han servido y servirán de lecciones al movimiento de masas que se consolida día a día en nuestro país bajo la bandera de las organizaciones consecuentes con los intereses históricos del proletariado y que representan, en el proceso revolucionario, la vía más eficaz para una liberación definitiva. El estudio crítico y el análisis de los principios más auténticamente revolucionarios que deben orientar las batallas venideras, es impostergable. Contribuir a la difusión e incremento de ese estudio, es la finalidad esencial de esta publicación.
  

INTRODUCCION

Creemos conveniente traspasar los límites anecdóticos en que se mueven muchos de los “relatos del 32”, e intentar la penetración en la esencia de la más grande experiencia revolucionaria del proletariado y campesinado salvadoreños que registra nuestra historia. Intentarlo es un deber de toda institución o persona que se proponga, no solo interpretar los hechos históricos sino extraer de ellos las herramientas para contribuir a la transformación revolucionaria de la sociedad.

 Es evidente que un fenómeno tan grande y de tanta riqueza en cuanto a lecciones para el proletariado y sus aliados no es posible analizarlo y ni siquiera compendiar todos sus rasgos esenciales en unas pocas páginas, sobre todo tratándose de un tema poco profundizado hasta hoy por las organizaciones revolucionarias del país.

Se ubica, pues, el objetivo de estas líneas, en buscar claridad a uno de los aspectos de los acontecimientos de 1932: en la búsqueda de las principales debilidades y errores del movimiento revolucionario que condujeron a su derrota.

Con el fin de ordenar la exposición de elementos dialécticamente ligados, interrelacionados y que se influyen mutuamente, podríamos esbozar el orden siguiente: lo relacionado con la clase (o las clases); con su vanguardia revolucionaria; con su estrategia general; con su estrategia y táctica militar.


 I.—LA CLASE OBRERA.


Es la clase motriz fundamental de la revolución en la sociedad capitalista. En la década del 20 y principios del 30, el desarrollo de la clase obrera era sumamente débil en el País, tanto en cantidad como en calidad. En la composición orgánica de la clase obrera, el sector obrero industrial representaba un porcentaje íntimo. Predominaba de manera aplastante el sector de los operarios de pequeños talleres semi-artesanales y, en segundo lugar, los operarios concentrados en grandes talleres manufactureros (de zapatería, sastrería, carpintería, panadera, etc.) sin maquinaria industrial pero con división de las operaciones laborales que, como se sabe, es propio de la fase de transición entre el taller artesanal y la fábrica industrial. Y, en el campo, en el sector de jornaleros agrícolas predominaba el semiproletariado (campesinado pobre, que vende su fuerza de trabajo durante una parte del año).

El proletariado fabril y de grandes empresas industriales apenas despuntaba. Eso no significa que no hubiera proletariado industrial, pero su peso era casi inadvertido. En el último cuarto del siglo pasado, comenzaron a desarrollarse algunas ramas nuevas de la clase obrera: ferrocarrileros, electricistas, de construcción y de transportes, principalmente y, a partir de 1919, comienzan a instalarse las primeras fábricas textiles, aunque continua predominando la producción de telares manuales.

 Tal grado de desarrollo en cantidad y calidad de la clase obrera representaba una debilidad básica para las fuerzas revolucionarias en su conjunto, dado que la clase históricamente llamada a encabezar las acciones y las transformaciones revolucionarias y la marcha hasta el Socialismo se diluía en el mar de los sectores pequeño burgueses, sin capacidad de ejercer integralmente en la práctica su dirección de clase.
En esto ubicamos una de las fundamentales debilidades de la insurrección de 1932: la debilidad de la clase históricamente llamada a convertirse en clase dirigente de la revolución: la clase obrera.

Este elemento básico no dependía de la voluntad de los hombres; vale decir, que ninguna organización o persona era “culpable” de esa situación; sino que era un factor objetivo, determinado por el grado de desarrollo de las fuerzas productivas existentes en ese periodo histórico.

Como sabemos, el capitalismo cobro un desarrollo de creciente intensidad en el país en los últimos 25 años del siglo pasado, ligado a la ascendente producción y comercialización del café. Ya en 1880, el café pasó a constituir más del 50% de las exportaciones, y no es casualidad que, precisamente entonces, se inicie una serie de reformas burguesas (disolución de las comunidades indígenas, extinción de los tejidos) que abrieron paso al fortalecimiento y gigantesca extensión de la gran propiedad cafetalera sobre la tierra, del gran comercio hacia el exterior y de un creciente desarrollo del capitalismo interno (bancos, ferrocarriles, electricidad, puertos, transportes, construcción, minas, servicios, paso de la artesanía a la manufactura etc.

Es decir, el desarrollo del capitalismo se intensifica en el país, orgánicamente ligado a la creciente dependencia del imperialismo mundial, fase que alcanzan ya a estas alturas, los poderosos centros de la economía capitalista en las metrópolis, especialmente Estados Unidos y Europa (Inglaterra, Francia, Alemania). Proceso que ya a principios de este siglo estuvo en capacidad de analizar Lenin en su obra: “El Imperialismo, etapa superior del capitalismo”.  

Como apéndice de la economía capitalista de las metrópolis, el capitalismo en el país se desarrollaba orientado la producción fundamental hacia afuera, hacia la exportación, constituyéndose el café en el principal producto exportable, con lo cual el sector agroexportador de las clases dominantes ligado al imperialismo (inglés, alemán, y finalmente norteamericano) es el predominante en la economía y en el Poder político del país.

A finales de la década del 20 esta situación sigue dominando la escena. La oligarquía agroexportadora es el sector de las clases dominantes que hegemoniza en el poder político y en la economía, aunque sensiblemente quebrantada por los golpes de la crisis mundial de 1929 que había hecho bajar drásticamente las exportaciones del café. El sector industrial —que décadas después le disputaría la hegemonía— estaba en pañales.

 Esta situación objetiva del grado de desarrollo de las fuerzas productivas determina la debilidad cuantitativa y cualitativa del proletariado en 1932.

En lo político esto se traducía —y en tales condiciones no podía ser de otro modo— en el hecho de que en la dirección del movimiento revolucionario predominaran las capas y los cuadros radicalizados de la pequeña burguesía: el estudiantado, los maestros, los pequeños propietarios de talleres semi-artesanales radicalizados por la crisis, los operarios semi-artesanales y los campesinos (especialmente medios) impregnando al movimiento de sus fuertes características de clase: espontaneísmo, improvisación, falta de planificación, inestabilidad, etc. (características de clase que Lenin señala magistralmente en “¿Que Hacer?”).

Esta correlación en la base clasista tenía necesariamente que incidir en el desarrollo y culminación del proceso revolucionario en esa etapa. En la práctica, fueron las grandes masas campesinas las que constituyeron la fuerza fundamental de masas de la insurrección. La clase obrera representó una fuerza importante pero no la principal, lo que estaba en relación con su grado de desarrollo en cantidad y calidad. De tal manera, los operarios y obreros de las ciudades, politizados por el Partido Comunista, por el Socorro Rojo Internacional y por sus sindicatos revolucionarios, realizaron heroicos esfuerzos durante la insurrección, pero no constituyeron —como clase— ni la fuerza principal ni la fuerza dirigente. La dirigencia del movimiento popular fue extraída de las capas revolucionarias de la pequeña burguesía que había adoptado la teoría revolucionaria del proletariado, pero sin alcanzar a proletarizarse integralmente.


Resumiendo: el cuadro clasista de fuerzas motrices de la revolución en ese periodo se integró de la siguiente manera: fuerza fundamental: el campesinado; fuerza importante, pero que no jugo el papel principal: la clase obrera; fuerza hegemónica: la pequeña burguesía radicalizada.

Cualquiera que medite sobre la composición fundamental de clase de las masas participantes, la extracción social de sus dirigentes, los teatros principales de lucha, podrá constatar esta conclusión. Y el hecho de que grandes masas hayan sentido la motivación de las ideas marxistas —de las ideas científicas del proletariado— y que hubieran sido dirigidas por el partido que expresaba los intereses históricos del proletariado, no cambia en esencia ese cuadro clasista de la insurrección, ya que, como se ve repetirse muchas veces en la historia de los procesos revolucionarios de los pueblos, no siempre el “ser social” coincide con el “ser ideológico” (para decirlo con las expresiones de Debray en “Crítica de las Armas”). Lo cual es muy importante de tomar en cuenta, ya que ahora mismo en nuestro país y en Latinoamérica, muchas organizaciones revolucionarias que proclaman la teoría marxista distan mucho de estar proletarizadas, de ser orgánicas expresiones de la clase de vanguardia, lo que constituye una de las mayores debilidades del movimiento revolucionario a la altura de 1976, cuando el proletariado ha crecido notablemente, hasta haberse convertido en El Salvador, en la mayoritaria clase social. Por ello, en este terreno, la lección de la insurrección del 32 no es inoficiosa, sino que se convierte en una valiosa arma para transformar la estructura clasista de una verdadera organización revolucionaria, en el sentido de convertirse no solo ideológicamente sino en su composición social, en genuina representante del proletariado en su más alta calidad. Y en esa debilidad es donde encontramos la raíz de clase, tanto del oportunismo de derecha, como del aventurerismo de izquierda.


II. —LA ORGANIZACION VANGUARDIA REVOLUCIONARIA DE LA CLASE OBRERA.

Para comenzar, hemos de ver que el partido del proletariado no podía, a la altura del 30-32 en las condiciones de su surgimiento, sobrepasar el marco social determinado por el grado de desarrollo de las fuerzas productivas. De tal manera, su composición clasista estaba integrada por campesinos medios y pobres, estudiantes universitarios, maestros, propietarios y operarios de pequeños talleres semi-artesanales, pequeños comerciantes y jornaleros agrícolas. En su dirección predominaban los estudiantes universitarios y los propietarios y operarios de talleres semi-artesanales. Esto le daba a la dirección del partido un sello eminentemente pequeño burgués.

El partido del proletariado —partido comunista que fue fundado en marzo de 1930— nació en el gran auge del movimiento de masas trabajadoras y con legítimo derecho aspiraba a convertirse en la genuina organización de vanguardia proletaria. Desde el principio se puso a la cabeza de la dirección de todo el movimiento popular. Su actitud combativa le granjeo sólido respaldo de las masas trabajadoras de la ciudad y del campo. Es indudable que esta tónica se la daba, no solo la alta radicalización de las masas en tal periodo de tempestuosa crisis económica y política, sino también la consecuencia revolucionaria de su dirigencia y, en especial, de Agustín Farabundo Martí, el revolucionario más grande que ha producido nuestro pueblo, activo internacionalista revolucionario, anti-imperialista y verdadero comunista que luchó con las armas en la mano como oficial de las guerrillas de Sandino y que, como Marx, vela en la violencia revolucionaria de las masas la partera de la historia. Su nombre glorioso ha sido inscrito en las banderas revolucionarias de nuestro tiempo, como fuente de inspiración y continuidad histórica de la gran lucha de los humildes por su definitiva liberación, rescatándolo del olvido y la indiferencia en que lo habían arrinconado aquellos que al tomar los atajos derechistas han llevado al partido que Farabundo Martí inspiró en su fundación, hasta las posiciones de apéndice de la política burguesa.

Aunque Farabundo Martí no asistió al acto de fundación del partido comunista, pues se encontraba en México acompañando a Sandino en gestiones de ayuda para la guerrilla, fue su inspirador y su máximo dirigente y conductor.

 Sin embargo, Martí actuaba en el marco de una estructura partidaria que, como hemos señalado, tenía una básica debilidad en su composición clasista y en tal contexto el mismo no podía sustraerse completamente a los rasgos propios de su origen.

 a) En resumen: debilidad básica de la vanguardia, tanto en su base como en su dirección, fue su escasa composición proletaria y la débil influencia que el proletaria te como clase ejercía en su estilo y métodos de trabajo. Fueron sectores radicalizados de la pequeña burguesía los que le imprimían su sello de clase, los que ejercían la hegemonía práctica.

b) El Partido Comunista fundado en 1930, si bien era una autentica expresión de los intereses de las masas populares de ese periodo era, a la altura de 1930-32, una organización en su primera fase de desarrollo orgánico; se puede decir que se encontraba en su etapa inicial, ensayando sus primeros pasos, sin haber tenido el tiempo necesario para recabar la experiencia y preparación masiva para la confrontación decisiva con las experimentadas fuerzas reaccionarias.

Sin embargo, por el tormento histórico en que le tocó activar desde el propio instante de su nacimiento en el marco de una tempestuosa y decisiva coyuntura revolucionaria, y dentro de todas sus lagunas orgánicas ideologías, políticas y tácticas que reimprimía su fase inicial de desarrollo, tuvo que ponerse al frente de las masas trabajadoras para tratar de orientarlas en su ascenso y en sus batallas por el poder.

Es decir, que sin haber tenido el tiempo mínimo para su propia consolidación interna inicial, el naciente partido tuvo que enfrentarse a una de las tareas históricas más grandes y complejas: preparar y dirigir la insurrección de las masas populares hacia la toma del poder político.

La naciente organización, en su legítima calidad de vanguardia revolucionaria no se negó a desempeñar su función histórica de conductor de las masas trabajadoras hacia la toma del poder, pero el nivel de sus propias capacidades y debilidades tenía inevitablemente que reflejarse en la calidad de su conducción.

 c) Una de las mayores debilidadas era el grado de desarrollo de su propia estructura orgánica interna, que dado el nivel en que se encontraba, no le permita coordinar eficazmente todo el vasto y complejo campo de organización, movilización y operación revolucionaria de las masas a nivel de todo el país, en lo general y en cada lugar concreto (cantón...) caserío, finca, etc.) y que se convirtió en un factor determinante en su incapacidad de ejercer la conducción política y militar en los momentos claves de la insurrección.

 Lenin, al señalar las características del partido del proletariado de nuevo tipo, indicaba que era indispensable que el partido estuviera integrado por células de base —organizadas en los centros de trabajo industrial y rurales y en las localidades, células que permiten ejercer el trabajo organizado, la preparación política e ideológica, la planificación del trabajo, el control colectivo e individual y que, bajo los principios del centralismo democrático, convierten a la organización del proletariado en una compleja y coordinada red de organismos internos a distinto nivel, con una disciplina y capacidad de conducción revolucionaria cualitativamente superior al nivel de las grandes masas que se están incorporando al proceso. Eso permite a la vanguardia dirigirlas. Sin ello, su propio cuerpo orgánico y calidad conductora se diluyen en la gran masa, perdiendo capacidad de dirección.

Y este era precisamente el caso del PCS. No tenía a sus miembros sólidamente organizados en células. Su estructura de base celular prácticamente no existía. Y sus miembros, dentro de una vorágine de tareas prácticas se diluían en la masa, a tal grado que se había perdido el límite cualitativo y orgánico entre miembro y no miembro. Las reuniones de base en las localidades eran prácticamente asambleas de las masas, y eran centenares los trabajadores, sobre todo en el campo, que se consideraban confusamente miembros del partido sin estar organizados en él. Esto, que desde el punto de vista político era muy positivo y mostraba el grado de radicalización de las masas y el grado de influencia política e ideológica de la vanguardia, no era canalizado orgánicamente, por falta de una bien definida red celular. Sin esa estructura ese partido perdía no solo eficacia práctica, capacidad de coordinación y dirección, sino que su propia contextura interna se diluía en el espontaneísmo de las masas y daba lugar al estilo individual, sin control concreto del trabajo de sus cuadros; es decir, incidía en el forjamiento ideológico político y práctico de su membresía.

A tal grado era notoria esta situación interna, que en la Conferencia de la III Internacional celebrada en ese periodo, no se admitió al PCS como miembro pleno de la misma, sino en calidad de observador, por no haber llenado aun los requisitos leninistas de organización, especialmente, el de la estructura celular.

 En resumen: la estructura interna del P. C., su débil red celular, le impidieron llevar a la práctica una dirección eficaz, operativa, sobre las grandes masas populares. Y ese fue uno de los principales factores de la derrota.


lll. —LA ESTRATEGIA GENERAL.

Uno de los elementos que más mueven a reflexionar, es que la línea estratégica general de la revolución no estuvo delineada con absoluta claridad, ni ante la propia vanguardia, ni ante las masas. El elemento clave conveniente a la determinación del carácter de la revolución y, por consiguiente, de sus tareas y fases de desarrollo, se internaba en la bruma de la falta de claridad.

Lo que parecía claro para la vanguardia y las masas radicalizadas era la necesidad y la tarea de luchar por la toma del Poder por parte de los obreros y campesinos, romper las bases del aparato estatal de los explotadores, para realizar profundas transformaciones revolucionarias. Pero en cuanto al carácter de estas transformaciones ya no existía la misma claridad.

¿Tendría la revolución el mismo carácter que tuvo en la Unión Soviética: una revolución socialista basada en los Soviets de obreros, campesinos y soldados?

¿O se concebía como una revolución agraria, anti-imperialista, anti feudal y anti oligárquica, con transformaciones democrático-burguesas?

 Del análisis de los relates sobre el 32 y de los pronunciamientos e instructivos emitidos por el Partido Comunista y el Socorro Rojo Internacional se infiere que no había suficiente claridad ni uniformidad respecto al carácter de la revolución en ese periodo histórico.

Aún hoy, algunos sobrevivientes del 32 en sus relatos niegan que los objetivos de la revolución hayan sido los del inmediato establecimiento del Socialismo, de la Dictadura del Proletariado, basada en los Soviets (consejos) de Obreros, campesinos y soldados y se muestran enfadados (concretamente en el libro escrito por Roque Dalton sobre esos sucesos) porque así se piense, expresando enfáticamente que el gran objetivo era “la revolución democrático-burguesa”.


Sin embargo, muchos documentos e instructivos de la época desmienten tales versiones o por lo menos indican falta de uniformidad, y con toda energía llaman a “la destrucción implacable de la burguesía nacional y el imperialismo”. “Camaradas Obreros: ármense y defiendan la Revolución Proletarial” “Todo el Poder a los consejos de obreros, campesinos y soldados” (del Manifiesto del C. C. del P. C. Dado en el cuartel general del Ejército Rojo, 21 de enero de 1932). Tomado del mismo libro. Y en la práctica, la formación de los soviets durante la insurrección fue aplicada sin vacilaciones en" muchas localidades.

En cuanto a cómo habían comprendido las masas trabajadoras el lineamiento estratégico: es evidente, que había mayor confusión aun. Muchos luchaban por el comunismo en abstracto, sin comprender, naturalmente, las diferencias entre la fase socialista y la fase de la construcción del comunismo. Otros tenían como motivación el socialismo. Y una gran masa lucha simplemente por la posesión de la tierra para trabajar.

No es el objeto de este artículo intentar un análisis sobre cuál era el verdadero carácter de la revolución en aquella etapa de nuestra historia, dadas las condiciones objetivas y subjetivas reinantes; sino simplemente señalar que una de las mayores debilidades de la insurrección popular de 1932 fue la de no tener suficiente claridad en cuanto a la estrategia general de la revolución en tal periodo histórico.

Este es un punto dentro de esos acontecimientos muy importante, en cuyo análisis es necesario profundizar.

 Sólo deseamos agregar que esto tenía incidencia sobre otros aspectos estratégicos importantes; por ejemplo, sobre la delimitación de los enemigos fundamentales y secundarios y sobre la clara delimitación de los aliados, de la base social de las alianzas de clase para llevar a cabo los objetivos de esa fase concreta de la revolución.

 Una imprecisa delimitación en este terreno hizo más fácil a las clases enemigas fundamentales el engaño sobre enormes masas de pequeños y medianos productores, comerciantes y de capas medias y el aislamiento de los obreros y campesinos del centro y occidente del país. Para grandes masas revolucionarias, la lucha se presentaba como una lucha entre “ricos y pobres”, diluyéndose en esa caracterización global los matices de clases necesarios para que las clases revolucionarias motrices pudieran fortalecer su campo e impedir que enormes sectores no proletarios se convirtieran en reservas activas de la contrarrevolución.

IV. —LA ESTRATEGIA Y LA TACTICA MILITAR.

Finalmente, es preciso referirse a otro factor clave de la derrota del 32: a la falta de una verdadera preparación militar revolucionaria; a la ausencia de una estrategia y táctica militar apropiadas a las condiciones.

 Ya hemos dicho las circunstancias en las que el partido de Farabundo Martí se vio precisado históricamente a ponerse al frente de la insurrección, apenas ocurrida su aparición. No se podía concebir que en tan poco tiempo y en las condiciones de una no completa consolidación interna la naciente organización tuviera llenadas todas sus líneas de trabajo, sus cuadros técnicos, los instructores políticos y militares, la logística e infraestructura necesaria, etc.

Teniéndolo en cuenta sin embargo, es necesario reconocer un hecho objetivo, que unido a los otros señalados y a otros de ellos derivados, tuvo una gravitación decisiva sobre el curso de las operaciones militares insurreccionales.

a) Es evidente que no había una concepción estratégica militar coherente para la conducción de la insurrección frente a la estrategia contrarrevolucionaria.

Tal estrategia tendría que tomar en cuenta la real correlación de fuerzas militares entre el enemigo y el pueblo (hombres, poder de fuego, reservas, capacidad general operativa, etc.); el grado de sus contradicciones o dificultades internas; la dirección del filo fundamental de sus golpes (del enemigo), etc., para poder actuar en el momento, en el terreno y con los métodos y medios más propicios para las fuerzas del pueblo.

b) Tal concepción tendría que guiar, naturalmente, la escogitación de las tácticas apropiadas a cada batalla y choque concreto. La ausencia, tanto del primero como del segundo elemento, determino no solo la falta de guía y proyección general de la insurrección, sino también el espontaneísmo en la adopción de la táctica en cada choque concreto. Expliquémonos: la táctica varía en cada caso de acuerdo con una serie de circunstancias en que se da cada operación militar concreta, pero debe estar dentro de los lineamientos generales estratégicos y guiados por las orientaciones tácticas generales. Al faltar esto, las múltiples acciones realizadas en los escenarios de la insurrección caían en el espontaneísmo, el empirismo, la descoordinación y la dispersión frente a planes estratégicos y tácticos del enemigo, centralizados, meditados y conducidos técnicamente.

c) La preparación técnica militar de los cuadros encargados de dirigir la operatividad a nivel local no se llevó a cabo. Fueron designados los Comandantes Rojos locales, tomando en cuenta algunas cualidades y capacidades específicas, pero sin prepararlos concretamente para la dirección de las acciones armadas, por lo que —llegado el momento— muchos tuvieron que operar dentro de un nivel muy empírico y primitivo. No obstante eso, muchos comandantes rojos dieron pruebas de un heroísmo sin límites y de una capacidad intuitiva que los condujo a grandes aciertos tácticos y aun estratégicos. Como por ejemplo, el caso del dirigente campesino Segundo Ramírez, que organizó una columna de 5.000 campesinos de la zona de Izalco e ingresó a la ciudad de Sonsonate.

 Es cierto que en el fragor de los combates de clase el pueblo hace surgir a multitud de dirigentes revolucionarios capaces y experimentados en la lucha; sin embargo, la falta de mandos revolucionarios con la debida preparación militar, fue otra de las grandes debilidades de la revolución en 1932.

 d) La logística militar revolucionaria. La ausencia de logística adecuada se hizo más sensible en uno de los factores fundamentales de la lucha: el armamento. Fuera de los instrumentos de trabajo —los machetes y armas similares— y de escopetas y otras armas de fuego “caseras”, las masas trabajadoras tuvieron que enfrentarse prácticamente con las manos a toda la técnica y poder de fuego de un ejército profesional reaccionario, asesorado y abastecido por el imperialismo. No se había realizado el armamento del pueblo (la armamentación). Ni siquiera el armamento de la organización que constituía el Estado Mayor de la Revolución. Esto se confirma dramáticamente en el relato de supervivientes que eran miembros del Comité Central del Partido, que cuando fueron capturados estaban desarmados, porque este organismo rector de la revolución, en general no poseía armas. Y si esto suceda con el organismo llamado a llevar la dirección estrategia político-militar de la guerra, podemos deducir el cuadro completo de las fuerzas del pueblo en este terreno.

Esto, indudablemente, fue otro de los factores claves de la derrota. Las lecciones que de allí se derivan son obvias.

Hemos reseñado lo que nos ha parecido que constituyen algunas de las principales debilidades que estuvieron en la raíz de la derrota popular de 1932. Estas no son todas las debilidades y, de las descritas, se derivan y ramifican otras que también incidieron en el proceso. La labor de desentrañarlas es necesaria para extraer las enseñanzas que guíen la practica revolucionaria actual.

Y es necesario recalcar que el campo de este artículo es solo un matiz del rico cuadro de tales acontecimientos, cada una de cuyas partes urge de la profundización en el estudio y de su concatenación, para no caer en la unilateralidad de enfoque.

Es necesario tomar en cuenta que las debilidades y errores no son más que una parte dentro de todo un gigantesco marco de positivas experiencias; que las sombras cubren nada más que, una pequeña porción en el grandioso panorama de luz revolucionaria generada por la energía de las masas. Y que al enfocarlas lo hacemos con el objeto de extraer las experiencias necesarias para el que hacer futuro, puesto que la historia no terminó en 1932 sino que sigue su marcha hacia sus estadios más luminosos y fecundos.

 La insurrección de 1932 es el acontecimiento más grande en la lucha de clases en toda la historia del país. La participación de grandes masas trabajadoras, su heroísmo sublime fue su signo descollante. El papel revolucionario desempeñado sin vacilaciones por su organización de vanguardia en su tarea de incorporar a las grandes masas a la revolución y la realidad de dirigentes revolucionarios como AGUSTIN FARABUNDO MARTI es otro de sus grandes legados.
Con respeto, cariño y admiración, las actuales generaciones revolucionarias levantan en alto las banderas rojas en la sangre de miles de trabajadores que fecundaron el terreno de la felicidad futura de todos los humildes y oprimidos; ¡Al asaltar el Poder, al tratar de “escalar el cielo” (como decía Marx de los comuneros de París) han señalado el camino que indefectiblemente conducirá a las victorias definitivas del pueblo!.

San Salvador, mayo de 1976.




SALPRESS 


SOCIALISMO
                                                     


              


AGENCIA SALVADOREÑA 

DE PRENSA SOCIALISTA 















SOMOS AGENCIA



NOTICIOSA



DEL PROLETARIADO




PERIODISMO



REVOLUCIONARIO.


NUESTRO PUNTO DE VISTA SOCIALISTA : 

NUESTRO DEBER ES LA SOLIDARIDAD SOCIALISTA

CON TODOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO

QUE LUCHAN POR SU LIBERACION DEFINITIVA

CON VISION EN EL CAMPO DEL SOCIALISMO

POR ESTO CATEGORICAMENTE APOYAMOS

- EL ANTI CAPITALISMO.

- EL ANTI IMPERIALISMO.


LA VIA DE LOS PROCESOS REVOLUCIONARIOS

LA REVOLUCION PROLETARIA

POPULAR HACIA EL SOCIALISMO


EN LA PRESENTE EPOCA DE EL IMPERIALISMO 

Y DE LAS REVOLUCIONES PROLETARIAS 

CON EL MARXISMO LENINISMO REVOLUCIONARIO

PENSAMIENTO SALVADOR CAYETANO CARPIO

COMANDANTE SOLO HAY UNO,MARCIAL !


LUCHANDO CONTRA LAS VIEJAS IDEAS

BURGUESAS CONTRARREVOLUCIONARIAS 

Nuestro Internacionalismo Proletario 

Con El Movimiento Revolucionario





SALPRESS TE INFORMA 

DEBATE LATINOAMERICA

Y MUNDIAL.  


SALPRESS 


ES SOCIALISMO !






Mexico nace el mas grande extraordinario revolucionario Francisco Villa El 5 de Junio de 1878 con reverencia historica Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial ! : Viernes,5 de Junio 2015 BPR Bloque Popular Revolucionario, Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA,y el Frente Revolucionario de Masas FRM; 2015 comunicamos
Mexico nace el mas grande extraordinario revolucionario Francisco Villa El 5 de Junio de 1878, nació en la hacienda de Río Grande, jurisdicción de San Juan del Río, Durango; José Doroteo Arango Arámbula, mundialmente conocido como Francisco Villa o “El centauro del norte“. Y algo mas: El día que Villa propuso a Zapata invadir Estados Unidos
El 5 de Junio de 1878, nació en la hacienda de Río Grande, jurisdicción de San Juan del Río, Durango; José Doroteo Arango Arámbula, mundialmente conocido como Francisco Villa o “El centauro del norte“. El nombre de sus padres eran Agustín Arango y Micaela Quiñones Arámbula
Villa desde muy pequeño se dedicó a los labores del campo, pronto fue excelente caballista. Huérfano todavía adolescente, jefe de familia, defendió a una hermana ofendida por uno de los dueños de la hacienda en cuyas tierras trabajaba, y que abandonó para rehuir la persecución de una justicia parcial. Cambió entonces su nombre por el que se hizo famoso no sólo en la historia de la Revolución Mexicana, sino en todo el mundo, que le conocerá por Pancho Villa.
Una carta en la que Pancho Villa le proponía a Emiliano Zapata invadir Estados Unidos se publicó en el libro “Nosotros los hombres ignorantes que hacemos la guerra”, una compilación de la correspondencia entre ambos insurgentes que se presentará en la Feria del Libro de Guadalajara.
El documentalista Armando Ruiz Aguilar, autor del libro, destacó el valor de esta carta, que “ayudará a que mucha gente se siga enamorando” de estas dos figuras de la Revolución (1910-1917) tan decisivas para la historia de México, informó la agencia Efe.
Al parecer, la carta habría sido redactada en enero de 1916 y, a la espera de una respuesta por parte de Zapata, otorgaba un plazo de seis meses para reunir a los suficientes soldados para llevar a cabo la invasión.
“Hemos decidido no quemar un cartucho más con los mexicanos y prepararnos y organizarnos debidamente para atacar a los americanos en sus propias madrigueras”, le escribía Villa a Zapata.
Tras ser hallado en la bolsa de uno de los mexicanos caídos en el ataque al fortín estadounidense de Columbus -considerado por muchos como el único atisbo de invasión de un extranjero a Estados Unidos- el documento permaneció oculto hasta 1975, cuando fue redescubierto en aquel país.
Para Ruiz Aguilar, todo parece indicar que Zapata nunca tuvo la carta en sus manos.
Respecto a qué habría sucedido si la hubiese leído, el autor del libro imagina que Zapata no habría aceptado la propuesta, ya que “su zona segura de acción era Morelos, Puebla y el estado de México (centro del país), y el desplazamiento al norte habría sido muy caro”.
Según Ruiz Aguilar, la relación entre ambos personajes, “amable y políticamente correcta” a tenor de la correspondencia, da cuenta de “ese filón humanístico y político de saber, después de que la Revolución se prolongase y costara tantos muertos, que había que pensar en un proyecto de país”.
“Sus personalidades eran muy diferentes pero cuando hay un interés en común, se pueden hacer muchas cosas”, subrayó.
Mientras Villa era “muy norteño, más abierto”, prosiguió, Zapata era más retraído.
Pero ambos eran “líderes naturales que ejercían una atracción magnética sobre sus soldados”, que jamás perdonaron una traición y que se ganaron adeptos “conviviendo con la gente lejos de la opulencia, sin ninguna clase de parafernalia”.
“Eso ayuda a que sigan vigentes como ‘los de casa’. No se venden ‘playeras’ (camisetas) de Venustiano Carranza ni de Lázaro Cárdenas, sino de Villa y Zapata”, diagnosticó.
Villa y Zapata no eran esos pueblerinos incultos de los que a veces se ha hablado, consideró Ruiz, sino líderes “con una visión que iba más allá”.
Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Trabajamos por el bien del pais El Salvador : Por un pais libre y socialista.
Fuente: EFE




SALPRESS TE INFORMA 

DEBATE LATINOAMERICA

Y MUNDIAL.  


SALPRESS 


ES SOCIALISMO !



LA IZQUIERDA


REVOLUCIONARIA 


TOMAMOS LA INICIATIVA


PRIMERA FUERZA  


POLITICA BELIGERANTE


1 DE MAYO 2015


PROCESO


REVOLUCIONARIO


MOVIMIENTO


REVOLUCIONARIO



Y  LA ALTERNATIVA


FRENTE DE MASAS


B.P.R. MOSA - FRM



CONMEMORANDO A 


LIDERES Y DIRIGENTES 


HISTORICO PROLETARIO


SOCIALISTA COMUNISTA


FARABUNDO MARTI 


SALVADOR CAYETANO


CARPIO COMANDANTE


MARCIAL  


A LOS MILES DE 


HEROES Y MARTIRES


REVOLUCIONARIOS


CAIDOS EN PIE


DE LUCHA


REVOLUCIONARIA


SALDREMOS 


VIERNES 1 MAYO 2015


HORA : 8 : 30 AM 


SAN SALVADOR  


PLAZA MINERVA -UES-


UNIVERSIDAD 


DE EL SALVADOR


ENTRADA PRINCIPAL


AL CENTRO CALLES


METROPOLITANAS 



SALPRESS 


ES SOCIALISMO ! 



BPR MOSA - FRM CSS 


LA UNICA ALTERNATIVA


DEL PUEBLO 


ES LA LUCHA POPULAR


PROLONGADA


DE CLASES 



NO - NEGOCIACIONES


NO - DIALOGOS


NO - MANIOBRAS


NO - FALSOS ACUERDOS


DE PAZ TRAICION ...


FMLN ELECTOREROS


COMERCIANTES


DE LOS PRINCIPIOS


REVOLUCIONARIOS


RENEGADOS 


Y TRAIDORES


DEL PROCESO


REVOLUCIONARIO


PSEUDOS

REVOLUCIONARIOS


PSEUDOS 

IZQUIERDISTAS


COMPARTIENDO


EL PODER EN LAS 


URNAS CAPITALISMO...









COMUNICADO POPULAR REVOLUCIONARIO 1 DE MAYO DEL 2015 CON FARABUNDO MARTI Y SALVADOR CAYETANO CARPIO COMANDANTE MARCIAL Y LOS MILES DE HEROES Y MARTIRES REVOLUCIONARIOS CAIDOS EN PIE DE LUCHA TRIUNFAREMOS.

El Bloque Popular Revolucionario BPR - Dirección Ejecutiva Nacional -DEN- Movimiento Social Autonomo de El Salvador - MOSA - Frente Revolucionario de Masas FRM :Consideramos que por varias decadas y desde antes de el 1930 - 1932 y durante y despues de 1940, y año tras año nuestro pueblo los millones de obreros y los millones de campesinos pobres y asi tambien los millones de los sectores sociales sufren la mas voraz explotación y opresión y criminal represión de el sistema capitalista y regimen asesino y el Estado Burgues y todos sus cuerpos represivos ejercito y policias e instituciones burguesas y desde los gobiernos de turno;a esto la unica alternativa del pueblo es sus propias fuerzas y la valentia de patriotas revolucionarios socialistas via la organización revolucionaria de masas populares sindical y gremial y las formas de lucha revolucionarias por sus intereses mas sentidos,inmediatos y fundamentales y la beligerancia intransigencia revolucionaria de genuinos y autenticos representantes como Farabundo Marti y Salvador Cayetano Carpio el Comandante Marcial y asi los miles de heroes y martires caidos en pie de lucha por ver el triunfo popular revolucionario y se diferencian de los que traicionan la causa del proletariado revolucionario -ejemplo- el FMLN revisionista reformista imponiendo sus intereses personales como sectores con origenes y mentalidad y practica pequeño burguesa exhibiendose como ambiciosos al poder y al dinero y a los puestos y cargos llegando a ser un"Gobierno de Amplia Participación " GAP compartiendo el poder con los asesinos de la burguesia y la tirania militar fascistoide y el imperialismo yankee y aun asi no han logrado cambiarle el rostro al cruel sistema de explotadores y opresores represivos con las figuras civiles personas vende patria y comerciantes de los principios revolucionarios sobornados entre los que podemos contar a Schafik Handal y Salvador Sanchez Hernandez"Ceren"y a toda la cupula del FMLN-FDR que terminaron desviando el proceso revolucionario iniciado nuevamente el 1 de Abril de 1970 por un grupo de patriotas de 7 verdaderos revolucionarios obreros y campesinos con la visión de la hegemonia del proletariado revolucionario contra la hegemonia de la criminal burguesia contrarrevolucionaria.

El Bloque Popular Revolucionario BPR - Dirección Ejecutiva Nacional -DEN- Movimiento Social Autonomo de El Salvador - MOSA - Frente Revolucionario de Masas FRM :nos hemos caracterizados desde nuestro nacimiento por ser oponentes beligerantes intransigentes desde el 30 de Julio de 1975,a la actualidad a denunciar combatir cualquier maniobras y pasos dilatorios seudo democraticos de amplia participación y contrarios a las justas dignas demandas reivindicaciones del pueblo;por esto condenamos los llamados demagogicos de marcha de paz y la infiltraciones en la proxima marcha del 1 de Mayo del 2015 de autollamadas organizaciones sindicales y demas grupos contrarrevolucionarios revisionistas y reformistas vacilantes que apoyan directamente al FMLN-FDR a su gobierno de turno NEOLIBERALISMO el "Gobierno de Amplia Participación " GAP capitalismo con los salarios de $ 3 dolares y de $ 5 dolares al dia para los trabajadores y con la violencia institucionalizada de miles de muertos porque dia a dia hay asesinatos contra las familias salvadoreñas y lo cual es una prueba de como se pre - fabricaron las mentiras de falsos "ACUERDOS DE PAZ" entre el FMLN - FDR ARENA para ellos hay un acuerdo que las mayorias no conocen se LLAMA PROGRAMA DE PROTECCION PARA LAS PERSONAS IMPORTANTES " P P I " a si quien entra al sistema capitalista y coexiste en las urnas con la cantaleta de paz y las elecciones y las votaciones LA FARSA ELECTORAL DEFRAUDACION ellos disfrutan"EL BUEN VIVIR" y los trabajadores el pueblo los ciudadanos obreros y campesinos,intelectuales,artistas,poetas,escritores,cantores y estudiantes,profesionales y tecnicos, y vendedores en los mercados y las calles a ellos -DICEN- los politicos ladrones corruptos rufianes del FMLN - FDR ARENA etc que les toque el "MAL VIVIR" las 9 cuartas la paz de los cementerios y donde se pueda,porque hoy con el "Gobierno de Amplia Participación " GAP capitalismo sacan a las personas fallecidas de las tumbas hay profanaciones de parte de los fascistas y menos fascistas.


El Bloque Popular Revolucionario BPR - Dirección Ejecutiva Nacional -DEN- Movimiento Social Autonomo de El Salvador - MOSA - Frente Revolucionario de Masas FRM :hacemos un ferviente llamado a las grandes mayorias de todo el pueblo a unirse compactamente a la MARCHA DEL 1 DE MAYO 2015 aglutinados en la Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS),nos reuniremos en la PLAZA MINERVA - UES - Y FRENTE AL HOSPITAL BLOOM  A LAS 8 :30 A.M. MARCHAREMOS DESDE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE EL SALVADOR HACIA EL CENTRO DE LA CAPITAL CONTRA GOBIERNO Y PATRONES BURGUESES.

El Bloque Popular Revolucionario BPR - Dirección Ejecutiva Nacional -DEN- Movimiento Social Autonomo de El Salvador - MOSA - Frente Revolucionario de Masas FRM :por tanto desconocemos a los titeres del FMLN-FDR a su gobierno de turno NEOLIBERALISMO el "Gobierno de Amplia Participación " GAP capitalismo,ellos no nos representan al pueblo a los trabajadores a los obreros y campesinos y sectores sociales,y hacemos un ferviente llamado a las grandes mayorias de todo el pueblo a unirse compactamente a la MARCHA DEL 1 DE MAYO 2015 aglutinados en la Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS),y separados de la marcha del FMLN -FDR del revisionismo reformismo de los pequeños burgueses de la autollamada"Coordinadora Unitaria Social y Sindical (CUSS)" quienes descaradamente patronalmente convocan a marchar el 1 de mayo, por un salario digno y mejores condiciones laborales, en una conferencia de prensa de este miércoles.

La marcha revisionista reformista del FMLN-FDR NEOLIBERALISMO el"Gobierno de Amplia Participación " GAP capitalismo,saldrá de Metrocentro y culminará con un acto en la plaza Salvador del Mundo.

El anti - obrero patronal Israel Montano, coordinador de la CUSS, aseguraron en la conferencia de prensa, la participación del mandatario, Salvador Sánchez Cerén, en el acto central de cierre de la marcha y con estos planes corruptos se entregan la propia personalidad REPRESENTACION de estos grupos vacilantes autodenominados Frente Sindical Salvadoreño (FSS); la Confederación de Unidad de Trabajadoras y Trabajadores de El Salvador (CONFUERSA); la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de El Salvador (CSTS); el Movimiento Popular de Resistencia 12 de Octubre (MPR-12); el Movimiento Patria para Todos (MPT); el Movimiento 5 más (M5+), la Coordinadora Intergremial “Rafaél Aguiñada Carranza” (CIRAC); la Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador (FEASIES) y la Federación Sindical de Trabajadores de los Servicios Públicos (FESITRASEP).


Viva Farabundo Marti y Salvador Cayetano Carpio el Comandante Marcial 

y los miles de Heroes y Martires caidos en Pie de Lucha Por la Patria

Socialista y el Poder Popular Anti Capitalista y Anti Imperialista ! ! !

Por un 1 de Mayo2015 Heroico y Combativo a derrotar a los capitalistas y

revisionistas reformistas del ARENA - FMLN FDR y sus fachadas ! ! !

Frente a la Agresión Fascistoide ! El Combate Organizado del Pueblo !

Luchemos por Conquistar Un Gobierno Democratico Relucionario 

GDR Hacia El Socialismo Basado en la Alianza Obrero - Campesina

Con Hegemonia del Proletariado Revolucionario !

Bloque Popular Revolucionario BPR - Dirección Ejecutiva Nacional -DEN- 

Movimiento Social Autonomo de El Salvador - MOSA -

Frente Revolucionario de Masas FRM

Federación Sindical Revolucionaria FSR 

Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS)

San Salvador , El Salvador 1 de Mayo del 2015 .




hay una posibilidad de la participación publica politica revolucionaria el 1 de Mayo de la compañera Tulita Alvarenga de Carpio legendaria obrera sindicalista y compañera esposa de el tambien legendario sindicalista y estratega y teorico lider Salvador Cayetano Carpio el Comandante Marcial de parte de la izquierda revolucionaria;
Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial : Sabado, 18 de Abril 2015 BPR Bloque Popular Revolucionario, Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA,y el Frente Revolucionario de Masas FRM;con motivo de el 1 de Mayo 2015 comunicamos
AGENCIA SALVADOREÑA DE PRENSA SOCIALISTA EN NECESARIA LUCHA POLITICA IDEOLOGICA DE EDUCACION REVOLUCIONARIA SOCIALISTA A TIEMPO TRABAJANDO Y EXPONIENDO LAS POSICIONES REVOLUCIONARIAS PARA LOS DEBATES QUE SE PUEDAN PRODUCIR COYUNTURA DE EL 1 DE MAYO 2015 Y LOS INVITAMOS A SER PARTE DE LOS PROTAGONISTAS.
LA IZQUIERDA REVOLUCIONARIA SOCIALISTA ANUNCIAN MARCHA DEL 1 DE MAYO DEL 2015 AGENCIA SALVADOREÑA DE PRENSA SOCIALISTA EN NECESARIA LUCHA POLITICA IDEOLOGICA DE EDUCACION REVOLUCIONARIA SOCIALISTA La Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS), anunciaron ayer Lunes 13 de Abril 2015, por la mañana que el 1 de mayo realizarán una marcha independiente de la del partido en el gobierno, el FMLN. FMLN ELECTOREROS DE DERECHA OPORTUNISMO DE "IZQUIERDA" conosca a algunos de los sectores pequeña burguesia infiltrados en el movimiento obrero el revisionismo reformismo la linea de la conciliación con la burguesia :La Coordinadora Unitaria Social y Sindical (CUSS) convocó a marchar el 1 de mayo.

LA IZQUIERDA REVOLUCIONARIA SOCIALISTA ANUNCIAN MARCHA DEL 1 DE MAYO DEL 2015 AGENCIA SALVADOREÑA DE PRENSA SOCIALISTA EN NECESARIA LUCHA POLITICA IDEOLOGICA DE EDUCACION REVOLUCIONARIA SOCIALISTA La Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS), anunciaron ayer Lunes 13 de Abril 2015, por la mañana que el 1 de mayo realizarán una marcha independiente de la del partido en el gobierno, el FMLN.

La actividad comenzará en la zona de la Universidad de El Salvador, sobre la calle San Antonio Abad, y avanzará hasta el centro capitalino. Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial : Martes, 14 de Abril 2015 BPR Bloque Popular Revolucionario, Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA,y el Frente Revolucionario de Masas FRM;con motivo de el 1 de Abril 1970 -2015 comunicamos
Francisco Zelada, de Simeduco, expuso que en la marcha se dejará constancia del rechazo al 5 % de aumento salarial que el gobierno hizo a los maestros sin el acuerdo de los gremios del sector, además del rechazo a la reforma de la Ley del Servicio Civil. También propondrán la creación de un sistema mixto de pensiones, entre otros temas.

La Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS),se integra Sindicato SIMEDUCO - SINDICATO DE LA EDUCACIÓN RURAL, URBANA Y URBANO-MARGINAL DE EL SALVADOR y las organizaciones Bases Magisteriales y Simeduco dos de las organizaciones que conforman la Intergremial de Trabajadores de la Educación,y el Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Hacienda, Sindicatos de Medicos y la Federacion Sindical de El Salvador FESS y la Federacion Sindical Revolucionaria de El Salvador FSR, y otros sindicatos independientes y grupos de izquierda revolucionaria socialista le dan rumbo al nuevo proceso revolucionario y nuevo movimiento revolucionario a la lucha de clases antagonicas que es burguesia versus proletariado; y un escenario donde tenemos a un FMLN DERECHA integrado por algunos sectores pequeños burgueses revisionistas reformistas y ambiciosos al poder cargos coexistiendo en las urnas y compartiendo el poder y son actual gobierno de turno de el pais y donde el presidente de la republica Salvador Sanchez Hernandez"Ceren" biene de ANDES 21 JUNIO de la Asociación Nacional de Educadores Salvadoreños y el vice - presidente de la republica Oscar Ortiz de el MERS Movimiento Estudiantil Revolucionario de Secundaria pero estas personas traicionaron la lucha imponiendo sus intereses personales.

La Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS) de El Salvador, es hoy en los hechos la nueva edición de el Comite Cordinador de Sindicatos "Jose Guillermo Rivas" ( CCS ) como la linea de lucha popular prolongada revolucionaria y reinvindicativa por la causa proletaria popular y historica de el Bloque Popular Revolucionario BPR Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA Frente Revolucionario de Masas FRM que privilegia las necesidades mas sentidas,inmediatas y fundamentales de los trabajadores a corto,mediano y largo plazo y con claros objetivos revolucionarios basados en los intereses del pueblo explotado y oprimido y que sufre las represiones de los diversos gobiernos de turno;por esto los sindicatos revolucionarios de la clase obrera de las fabricas y maquilas y campesinado en ADESCOS de fincas-haciendas y los sectores sociales populares los profesores educación y tambien los médicos y enfermeras Salud y los trabajadores en general de el pais impulsan el sindicalismo revolucionario independiente y autonomo distintamente no-gubernamental para hacer la otra lucha la democratica revolucionaria hacia el socialismo y con las propias banderas de la izquierda revolucionaria socialista.

AGENCIA SALVADOREÑA DE PRENSA SOCIALISTA EN NECESARIA LUCHA POLITICA IDEOLOGICA DE EDUCACION REVOLUCIONARIA SOCIALISTA Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Breve Entrevista Conversaciones :
(SALPRESS) Breve Entrevista Conversaciones con Rafael Carranza.
Rafael Carranza beligerante es uno de los lideres y dirigentes populares sobrevivientes de la decada de los 1970,se inicio en la lucha con el MERS Movimiento Estudiantil Revolucionario de Secundaria y con el BPR y FSR,con un hablar de convicciones seguro y bien articulado; nos dice que hay una posibilidad de la participación publica politica revolucionaria el 1 de Mayo de la compañera Tulita Alvarenga de Carpio legendaria obrera sindicalista y compañera esposa de el tambien legendario sindicalista y estratega y teorico lider Salvador Cayetano Carpio el Comandante Marcial de parte de la izquierda revolucionaria.

(SALPRESS) Con quienes deben estar los revolucionarios y quien es Salvador Sánchez Hernandez "Cerén" y el FMLN en el actual gobierno 2015,y quien es ARENA,que es lo que biene para 2018?

Rafael Carranza beligerante,debemos estar con el pueblo con los trabajadores los obreros y los campesinos ellos son los que viven la explotación y la opresión y la represión y la marginación, y hay extrema pobreza y hambruna y violencia institucionalizada; a mi Salvador Sánchez Hernandez "Cerén" un pequeño burgues, no me cambiara mi manera de pensar y actuar recto toda mi vida y se equivocan aquellos que toman "el atol con el dedo" y segun ellos eligiendo a un presidente del FMLN revisionista reformista traidor y conservador de derecha anti comunista el pais daria el cambio a socialista,no aqui el frente FMLN no es partido politico de izquierda revolucionaria y no es socialista,el FMLN es partido apéndice a la cola de la burguesia y electoralista,y con el FMLN gobierno de amplia participacion [ GAP ] gobierno de turno lo que hay es la pura conciliación de los intereses personales de toda la cupula del FMLN poniendo negocios prostituyendose y para los militontos puras migajas basura,aqui ARENA la burguesia como clase social tiene la hegemonia el poder y el dinero y los cuerpos represivos y ellos volveran a ser gobierno en 2018,ARENA "sabe llebar la chucha al monte" al FMLN ellos se ponen un precio son corruptos y comerciantes de los principios revolucionarios.

(SALPRESS) cuales son los sindicatos revolucionarios y cuales son sus organizaciones que bienen desde lo sindical con la linea de la lucha popular prolongada con el Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial ! BLOQUE BPR Bloque Popular Revolucionario y como se esta desarrollando lo nuevo ?

Federación Sindical Revolucionaria - FSR - Central Obrera Organizada Socialista de El Salvador - COESS - Movimiento Obrero Organizado Sindical y Gremial Socialistas de El Salvador - MOESS - Internacionalismo Proletario : 1 de Mayo Fundación Salvador Cayetano Carpio FSR - COESS - MOESS - : TODOS LOS TRABAJADORES A LUCHAR POR UNA CENTRAL SINDICAL UNICA:POR LA GRAN CONFEDERACION DE TRABAJADORES DE EL SALVADOR! ¡TODOS A LUCHAR POR UN MOVIMIENTO SINDICAL LIBRE, INDEPENDIENTE Y REVOLUCIONARIO! ¡TODOS A LUCHAR POR UNA PAZ DURADERA! ¡TODOS A LUCHAR POR LA LIBERACION DEL PAIS DE LAS GARRAS DE LA OPRESION ECONOMICA EXTRANJERA! ¡POR UNA PATRIA LIBRE Y FELIZ! ¡POR LA PAZ, POR EL PAN, POR LA LIBERTAD! San Salvador, 15 de Septiembre de 1951 Salvador Cayetano Carpio.
Rafael Carranza hay dos federaciones consecuentes la FSR y FESS, lo cual es bueno para el proletariado revolucionario para dar la lucha de clases antagonicas contra la burguesia y tambien para fortalecer la lucha contra corrientes rompe huelgas que se infiltran en el seno del movimiento sindical;la FSR tiene una larga historia y experiencia y para quienes quieran hablar de nosotros de la FSR Federación Sindical Revolucionaria FSR de El Salvador lo primero que deben considerar es su rol papel de vanguardia, y porque los ex- fpl el FMLN pequeño burgueses le tiraron encima los cuerpos represivos del estado para destruirla y dividirla, y asi ellos los ex- fpl el FMLN pequeño burgueses crear la Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador (FEASIES) y donde tenian trabajando a Napoleon Romero Garcia [ Miguel Castellanos ] que via el "MUSYGES" con la Fenastras y FUSS se aliaron para sacarnos y aislarnos,en ese entonces ellos el FMLN formaron la ( CST ) Cordinadora de Solidaridad de los Trabajadores,a Napoleon Romero Garcia [ Miguel Castellanos ] lo enviaron a mentir al extranjero a Cuba,la URSS y a Vietnam dar la versión oficial del FMLN - FDR ,es decir a darles las mentiras pre - fabricadas de ellos,pero en Vietnam el Ministro de Relaciones Exteriores y los militantes de el Partido Comunista de Vietnam y el pueblo los revolucionarios Vietnamitas no les creyeron y esto fue lo que motivo a cambiar y a dudar de el FMLN - FDR en lo personal a Napoleon Romero Garcia [ Miguel Castellanos ] quien fue capturado por el regimen criminal a su regreso de la gira por esos paises y el entro en conciliación a colaborar con el gobierno y despues fue asesinado por el Partido Comunista de El Salvador PCS - FAL; y para entender el papel contrarrevolucionario de los del FMLN - FDR en lo organizacional, a si en la actualidad ellos FMLN - FDR nos disputan hasta los nombres -ejemplo- se han puesto Coordinadora Unitaria Social y Sindical (CUSS) y llaman a marchar el 1 de mayo, ellos su marcha saldrá de Metrocentro y culminará con un acto en la plaza Salvador del Mundo y donde tiene previsto que llegara el "titere" la participación de Salvador Sánchez Hernandez "Cerén" es decir que el FMLN representa la CUSS Coordinadora Unitaria Social y Sindical (CUSS) , y esto es electoralismo y maniobrerismo y lo fue recientemente la marcha de la "PAZ" para abreviar la historia el FMLN - FDR hoy esta solo recibiendo latigo del desprecio,son ineptos no tienen capacidad de gobierno y puros discursos trasnochados ni hablar puede el asesino presidente Salvador Sánchez Hernandez "Cerén" .
FEDERACIÓN SINDICAL REVOLUCIONARIA (FSR).
Sindicatos activos afiliados a la Federación:
1. Sindicato de Trabajadores Nacionalistas de la Industria de la Construcción (STNIC).
2. Sindicato de Costureras Salvadoreñas (SCS).
3. Sindicato Nacional de Obreros (SNOZ).
4. Sindicato Gremial de Mecánicos de El Salvador (SIGMES).
5. Sindicato de la Industria del Cuero, Calzado, Piel Sintética y Conexos de El Salvador (SICCAPSCES).
6. Sindicato de Trabajadores de la Industria Textil, del Algodón, Henequén, Kenaf, Hilo Sintético y Conexos de El Salvador (STITAHKHSCES).
7. Sindicato de Trabajadores de la Industria Avícola, Huevos, Conexos y Similares de El Salvador (STIAHCSES).
8. Sindicato de Industria de la Maquila, Textil y Conexos (SIMTYCON).
9. Sindicato de Operarios Zapateros Orientales (SOZO).
10. Sindicato General de Matarifes de El Salvador (SGMES).
11. Sindicato Gremial de Trabajadores Joyeros de El Salvador (SGTJES).
12. Sindicato de Trabajadores Independientes del Transporte Colectivo Liviano de Sonsonate (STITCLIS).
13. Sindicato de Trabajadores Transportistas Independientes de El Salvador (STTIES).
14. Sindicato de Trabajadores de la Industria de Accesorios Eléctricos, Electrónicos, Similares y Conexos (STIAEESC).
15. Sindicato Gremial de Trabajadores de Industrias Ópticas (SGTIO).
16. Sindicato de Trabajadores de las Industrias Mineras, Similares y Conexas de El Salvador (STIMSCS).
17. Sindicato de Trabajadores Independientes Artesanos del Mimbre (STIAM).

(SALPRESS) Fin de Breve Entrevista Conversaciones con Rafael Carranza.Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo agradecemos Rafael Carranza,esperamos que mas adelante nos conceda otra oportunidad para conversar largo y tendido por el bien del pais.

FEDERACIÓN SINDICAL SALVADOREÑA (FESS).
La Federacion Sindical Salvadoreña ( FESS ) de El Salvador surge en el año 2005 como una alternativa al movimiento Sindical existente, ya que carece de una vision combativa en defensa de los Derechos de la Clase Trabajadora en el Salvador, ya que la mayoria de Organizaciones Sindicales han desidido acomodarse y a llevar la lucha de los Trabajadores a negociaciones economicas en detrimento de los compañeros obreros y en beneficio de las patronales y de esos seudo Dirigentes sindicales, y es asi como rescatamos el Sindicalismo puro siguiendo el legado de nuestro compañero "Salvador Cayetano Carpio" que es una figura a seguir en su ejemplo Sindical como en la Lucha Social en defensa de los obreros explotados en nuestro pais, somos una federacion que le apuesta al rescate de los valores y la mistica verdadera del sindicalismo salvadoreño, que tantos logros conquistó y que nosotros retomamos. Que el trabajador sepa que el sindicato es una herramienta para defender intereses colectivos de todos y todas por lo que es inportante estar afiliado a nuestros sindicatos.

Y asi nuevamente en la historia reciente de El Salvador,queda demostrado como hay otros sindicatos o federaciones pro - gobiernistas del FMLN como lo son FSS,CSTS,ANDES 21 JUNIO,FUSS, FEASIES,CIRAC,etc rompehuelgas al servicio de los patronales y regimen capitalista de explotadores opresores y de tirania militar fascistoide y pro - imperialistas.
El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial ! El Marxismo es el transformador de la sociedad,por eso el que se aparta del análisis Marxista,que comienza a adoptar posiciones de análisis burgués o pequeño burgués,se priva de la capacidad de dirigir al proletariado y al pueblo y lo conduce hacia los intereses de la burguesía, hacia el retroceso o estancamiento de la Revolución o, en último caso, se va convirtiendo en una pobre cola de los oportunistas y de la burguesía, de los maniobreros "Pragmáticos burgueses".

32 ANIVERSARIO 12 de Abril 1983 - 2015 El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial ! Luchamos por Construir Un Pais Libre y Socialista alternativa de poder revolucionario el Gobierno Democratico Revolucionario ( GDR ) Hacia el socialismo REVOLUCION O MUERTE ! EL PUEBLO ARMADO VENCERA ! LA LUCHA POPULAR ES PROLONGADA CONTRA LA FARSA ELECTORAL DEL 2015 !
EL MARXISMO LENINISMO REVOLUCIONARIO
PENSAMIENTO SALVADOR CAYETANO CARPIO
COMANDANTE SOLO HAY UNO, MARCIAL !

No - a la Farsa Electoral 2014 - 2015 !
Boicot a las Elecciones burguesas o pequeños burguesas !
Por la Revolución Proletaria Popular Hacia El Socialismo !
Por Un Gobierno Democratico Revolucionario GDR 
Hacia El Socialismo Obrero - Campesino Popular con Hegemonia del Proletariado Revolucionario !
Revolución o Muerte ! El Pueblo Armado Vencera !
El Salvador,San Salvador, 12 de abril 2015.

El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial ! Luchamos por Construir Un Pais Libre y Socialista alternativa de poder revolucionario el Gobierno Democratico Revolucionario ( GDR ) Hacia el socialismo. NO A LA FARSA ELECTORAL 2014-2015 “Salvadoreños, Por El Bien Del País, NO VOTES.” El Pueblo a Ausentarse de Las Urnas y uniendose al boicot abstencionismo politico popular organizado.
BPR-Movimiento-30-de-Julio-1975/830029323697777

http://bpr-elsalvador.blogspot.ca/…/agencia-salvadorena-de-…
Acontinuación nuestro Boletin de Noticias Análisis Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial : Martes,14 de Abril 2015 BPR Bloque Popular Revolucionario,
Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA,y el Frente Revolucionario de Masas FRM;

VISITANOS DIARIAMENTE EN SITIO OFICIALES :
http://bpr-elsalvador.blogspot.ca/…/agencia-salvadorena-de-…
Salpress/712433835500444

https://www.youtube.com/watch?v=L51cz15GTQQ Que Viva Que Viva el Bloque Popular Revolucionario BPR MOSA FRM ! 
Que Viva Que Viva el Bloque Popular Revolucionario BPR 
MOSA FRM ! Somos la Opcion de nuestro pueblo de El Salvador.
Que Viva Que Viva el Bloque Popular BPR MOSA FRM ! Que Viva
Que Viva el Bloque Popular BPR MOSA FRM !

Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista Salpress Envia Tu Noticia cada pueblo hace su revolucion independencia,nosotros educamos politica ideologicamente.
FARABUNDO MARTI FUE TRAICIONADO POR EL FMLN
La traición de los Acuerdos de Paz 1992 ARENA - FMLN
El 22 de enero 1932 el número de víctimas un
poco más 30.000. mil personas.

Boicot a las Eleciones Burguesas Fascistoides
“Salvadoreños, Por El Bien Del País, NO VOTES.”
El Pueblo a Ausentarse de Las Urnas. Votar y Voto nulo
es igual se legitiman las elecciones burguesas capitalismo.
El Bloque Popular Revolucionario BPR MOSA Movimiento 30 de Julio 1975 es el impulso luchar organizarse por los derechos democraticos revolucionarios

Un análisis de la rica trayectoria combativa del proletariado salvadoreño, una exposición de los lineamientos básicos que orientan su incorporación a la lucha revolucionaria en la actualidad: tal es el contenido de este folleto.

Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo comunicamos
No - Agregarnos A la Farsa Electoral 1 de Marzo del 2015 !
RECUERDOS SOBRE EL COMPAÑERO ROQUE DALTON 2015
Como la cosa estaba agarrando color de hormiga
los ricos desempolvaron la mejor de las armas
contra el ultraizquierdismo
o sea las elecciones
las elecciones para coexistir en las urnas
donde todos los salvadoreños fueran iguales
o sea donde todos fueran igualmente engañados
con música de fondo de democracia y paz.

Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo comunicamos PUEBLO SALVADOREÑO Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) nos unimos al BOICOT A LA FARSA ELECTORAL 1 DE MARZO DEL 2015 CONTRA ARENA - FMLN etc... NUESTRA ALTERNATIVA ES FIRMES POR ESTO : BELIGERANTES POR LA PAZ DEL PUEBLO Y EL GOBIERNO DEL PUEBLO Y LA CONSTITUCION DEL PUEBLO.



SALPRESS 


ES SOCIALISMO !


ES REALMENTE 


NOTICIOSA 


NO - COMERCIAMOS


SOMOS COMUNICACION


POPULAR SOCIALISTA


GARANTES CON LA 


VERDAD 


REVOLUCIONARIA


SINCERIDAD


PERSEVERANCIA


PROLETARIOS


Vietnamitas celebran 125 años del natalicio del "Tío Ho" 

Desfile del 40º aniversario de la victoria de Vietnam sobre EE.UU. 
Las celebraciones del 40º aniversario de la victoria de Vietnam 
sobre Estados Unidos culminaron este jueves con un desfile 
en el que participaron fuerzas militares, estudiantes y autoridades. 

En las calles de Vietnam permanece presente la imagen del “Tio Ho” ya sea en pancartas o bustos.

A más de un centenario, los vietnamitas mantienen presente al llamado tio Ho y como muestra de ello, es la reciente estatua de 7,5 metros de alto que fue inaugurada el pasado domingo. Este martes se cumplen 125 años del nacimiento de Ho Chi Minh, considerado el héroe nacional de Vietnam y a más de un siglo este hombre sigue siendo venerado por los vietnamitas. En las calles de Vietnam permanece presente la imagen del “Tío Ho” -como es llamado cariñosamente- ya sea en pancartas propagandísticas, en retratos y bustos de los edificios públicos, en billetes de la moneda local o en los monumentos construidos en su homenaje, como la estatua de 7,5 metros de alto que fue inaugurada el pasado domingo. 





Desfile del 40º aniversario de la victoria de Vietnam sobre EE.UU. Las celebraciones del 40º aniversario de la victoria de Vietnam sobre Estados Unidos culminaron este jueves con un desfile en el que participaron fuerzas militares, estudiantes y autoridades. Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo TRABAJA  POR EL BIEN DEL PAIS EL SALVADOR EL PUEBLO VENCERA.
Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo Es Practica Humana Es Internacionalismo Proletario San Salvador,El Salvador; Con La Campaña Extra-Parlamentaria Contra La Farsa Electoral a Nivel Continental America Latina y Nuestra Posición Politica Ideologica Consistente Con El Movimiento Revolucionario Mundial : Miercoles, 20 de Mayo 2015 BPR Bloque Popular Revolucionario, Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA,y el Frente Revolucionario de Masas FRM;con motivo de el 1 de Mayo 2015 comunicamos
El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial !

Aquel 30 de abril de 1975, los carros de combate norvietnamitas, con el apoyo del Vietcong, tomaron el Palacio Presidencial mientras Estados Unidos culminaba la evacuación de su embajada y de los dirigentes del régimen derrocado.

"Yo, el general Duong Van Minh, presidente de la Administración de Saigón, ordeno a todas las fuerzas de Saigón que dejen las armas y se rindan incondicionalmente al Ejército de Liberación", retransmitió en todas las radios el depuesto líder del sur.

El 2 de julio del año siguiente, el norte y el sur se unificaron bajo el nombre de República Socialista de Vietnam.

Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo TRABAJA  POR EL BIEN DEL PAIS EL SALVADOR EL PUEBLO VENCERA.

Exaltación revolucionaria en el 40 aniversario de la caída de Saigón en Ciudad Ho Chi Minh (antigua Saigón), Vietnam

Estudiantes ondearon banderas nacionales.

Milicia femenina se movilizó durante el desfile.


Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista (SALPRESS) Genera y Procesa Envia Tu Noticia Es Socialismo TRABAJA  POR EL BIEN DEL PAIS EL SALVADOR EL PUEBLO VENCERA.


http://www.telesurtv.net/news/Vietnamitas-celebran-125-anos-del-natalicio-del-Tio-Ho-20150519-0018.html



SALPRESS 


SOCIALISMO
                                                     


              


AGENCIA SALVADOREÑA 

DE PRENSA SOCIALISTA 















SOMOS AGENCIA



NOTICIOSA



DEL PROLETARIADO




PERIODISMO



REVOLUCIONARIO.





AGENCIA SALVADOREÑA 

DE PRENSA SOCIALISTA

SALPRESS TRABAJA
REVOLUCIONA CON EL
MARXISMO LENINISMO 
REVOLUCIONARIO 
PENSAMIENTO 
SALVADOR CAYETANO 
CARPIO COMANDANTE 
SOLO HAY UNO,
MARCIAL ! 
EN UN AUTENTICO 
PROCESO REVOLUCION 
QUIENES SON 
LAS MAYORIAS ? 
EN EL SALVADOR SON 
LOS OBREROS Y LOS 
CAMPESINOS.

QUIENES SON LOS QUE HACEN REVOLUCION ?
EL PROLETARIADO 
REVOLUCIONARIO 
LA CLASE OBRERA Y EL CAMPESINADO POBRE 
Y LOS SECTORES SOCIALES EN PIE DE LUCHA DE CLASES ANTAGONICAS. 

HISTORICAMENTE 
UNA AUTENTICA REVOLUCION PROLETARIA POPULAR SOCIALISTA ES TOMAR 
EL PODER DERROCAR 
A LA BURGUESIA 
Y DESTRUIR A TODAS 
SUS FUERZAS REPRESIVAS
Y LAS INSTITUCIONES
CADUCAS

ROMPIENDO CON LAS 

VIEJAS IDEAS BURGUESAS

Y TERMINANDO CON LA

HEGEMONIA BURGUESA 

FIN DE EL CAPITALISMO.

LA CONSTRUCCION DE EL 

SOCIALISMO :

TODO EL PODER EN

MANOS PROLETARIAS

Y CON LA HEGEMONIA 

DEL PROLETARIADO 

REVOLUCIONARIO 

FUNDAMENTADO EN

LA ALIANZA OBRERO 

CAMPESINA 

Y EL INSTRUMENTO

PARTIDO COMUNISTA 

DE NUEVO TIPO OBRERO 

Y FRENTE DE MASAS

Y LAS FUERZAS 

ARMADAS POPULARES  

Y EL GOBIERNO 

DEMOCRATICO 

REVOLUCIONARIO 

Y SU INTEGRACION 

POLITICA IDEOLOGICA

PROLETARIA MORAL CON

LOS REPRESENTANTES DE 

LAS ORGANIZACIONES DE 

EL MOVIMIENTO 

REVOLUCIONARIO 

LA UNICA GARANTIA 

DE LOS INTERESES 

DE EL PUEBLO. 



EN EL SALVADOR CON EL 

FMLN - FDR PREVILEGIA 

LOS INTERESES 

PERSONALES LA FORMA 

DE GOBIERNO DE AMPLIA 

PARTICIPACION - GAP - 

EL CAPITALISMO BASTA 

VER LA CONDUCTA Y 

MODO DE VIDA BURGUES 

DE SUS REPRESENTANTES

COEXISTIENDO POR LAS 

AMBICIONES DE PODER

EN LAS URNAS 

CAPITALISTAS

SE TRATA 

DE UN MODELO

FASCISTOIDE 

POR LA VIA 

DE LAS ELECCIONES 

Y LAS VOTACIONES 

COMPARTIR EL PODER 

ALTERNANCIA.

EL FMLN-FDR 

TRAICIONO

LA REVOLUCION ...

POR ESTO !

USTEDES PUEDEN 

DARSE CUENTA QUE 

EL SALVADOR 

ES UN PAIS 

DE EXPLOTADORES 

Y OPRESORES 

HAMBRUNA 

Y EXTREMA POBREZA

DE CRISIS LA VIOLENCIA 

INSTITUCIONALIZADA... 

SOLO EL TRIUNFO FINAL 

DE UNA AUTENTICA 

REVOLUCION CON 

EL MOVIMIENTO 

REVOLUCIONARIO 

SERA LA SOLUCION

LA ALTERNATIVA DEL 

PUEBLO ORGANIZADO 

ES EL SOCIALISMO 

SI VIETNAM VENCIO, 

EL SALVADOR 

EL PUEBLO VENCERA.















   EL SINDICALISMO REVOLUCIONARIO
   
              UNIVERSIDAD OBRERA 

                   DE EL SALVADOR

      SALVADOR CAYETANO CARPIO

            COMANDANTE MARCIAL

                             - UOES -

Con la perspectiva que solo el tiempo sabe dar estamos en pie de lucha 1970-1975 y desde 1983,venimos documentando dia tras dia cuando se puede escribir la historia verdadera con la practica revolucionaria y el que hacer politico ideologico socialista y comunista la biografia de Salvador Cayetano Carpio y tarea que hemos cumplido,orgullosamente,nosotros sabemos que Comandante Solo Hay Uno: El Comandante Marcial !


Considerando,la actualidad de El Marxismo Leninismo Revolucionario Pensamiento Salvador Cayetano Carpio Comandante Solo Hay Uno,Marcial;porque la vigencia historica de sus postulados politicos estan a la orden del dia;no hay nadie dentro de sus adversarios politicos en el frente FMLN de Derecha conservadora y revisionistas reformistas electoreros y triadores que puedan refutarle sus argumentos de clases de la lucha entre proletariado y burguesia y lo que es el papel de el  Capitalismo y su final fase que es el Imperialismo en El Salvador principal el Norteamericano parte integrante de el campo del Imperialismo Mundial.

A Salvador Cayetano Carpio lo reivindicamos por su correcta beligerancia politica militar y socialista y comunista sin conseciones idealistas,lo venimos haciendo desde antes de el 1 de abril de 1970,la consecuencia historica sindicalista y guerrillero,proletario,marxista leninista,a si es el maximo representante de la clase obrera y lo es apartir de su propio trabajo vida sacrificada por los verdaderos intereses de el proletariado revolucionario  y de todo el pueblo de nuestro pais El Salvador y tiene el honor merito haber dignificado el nombre de Farabundo Marti y de los miles de heroes y martires antes de 1932 de la gloriosa y sacrificada lucha popular; asi el es maximo exponente y lider historico rebelde e insobornable intransigente con los principios y las motivaciones politicas ideologicas de un autentico proceso revolucionario  y autentico movimiento revolucionario de los trabajadores.

A si,nosotros, somos los continuadores de este esfuerzo proyecto revolucionario socialista por los verdaderos intereses proletarios por el final de un triunfo la revolucion proletaria popular hacia socialismo de los trabajadores y por una nueva sociedad sin explotados ni explotadores y la instauracion de el sistema socialista la base de un pais libre;distintamente de la traicion de el FMLN - FDR capitalistas,embusteros y cobardes,corruptos.

Por esto hoy denunciamos a los que abusan "oportunistamente" que hoy dicen que:
Pretender investigar abordar temas que han quedado en la oscuridad en especial la biografia de Salvador Cayetano Carpio...Estos de las Ex-fpl"Corriente Burguesa"del Frente FMLN de derecha han llegado muy lejos,no les basto haberlo difamado y desprestigiado y haberlo puesto a Marcial como un "Monstruo",hoy resulta que ellos se han puesto a distorsionar el nombre poniendose asi:marcialteniarazon.org
Estos son los que emborronan el prestigio de Salvador Cayetano Carpio Comandante Marcial, es la"especialidad"de contrarrevolucionarios; y una cuestion que los revolucionarios no vamos a permitir y desde ya los desenmascaramos.

No tienen ningun derecho de publicaciones y lo que estan haciendo es un"Plagio",robando a diestra y siniestra, los documentos y material exclusivo de los verdaderos revolucionarios de las rebeldes Fuerzas Populares de Liberacion "Farabundo Marti" FPLFM GPP- GPL de la Linea Proletaria Socialista,Partido Comunista de Nuevo Tipo;Partido de la Clase Obrera Marxista Leninista Revolucionario en lucha de clases antagonicas.

En nuestra propio pais El Salvador,se dividio el proyecto revolucionario hacia el socialismo con la fundacion del frente FMLN-FDR de derecha y las diversas lineas politicas e ideologias burguesas y se formo la "Corriente Burguesa"Anamarillista en el frente FMLN con la posicion conciliadora y con la linea politica burguesa capitalista.

Los resultados del FMLN-FDR contra el movimiento revolucionario son nefastos asesinatos y maltratos,persecusiones y encancerlamientos y manipulaciones y demagogias,imposiciones contrarrevolucionarias por lo cual el proyecto revolucionario esta luchando contra corriente  .

Les garantizamos que vamos a levantar dia con dia la larga lucha revolucionaria reivindicativa de la clase obrera y el campesinado del pueblo y de todos los sectores sociales de el pais;y un solo Movimiento Revolucionario el que llevara a los trabajadores a cumplir sus tareas y responsabilidades y deberes  con la toma de el  poder  con la alianza obrero-campesina la garantia revolucionaria de la hegemonia proletaria,para instaurar lo nuevo el poder popular.

En el debate politico ideologico,provaremos que es una falsedad politica y material, quienes abiertamente creen en que las elecciones y el voto"las formulas presidenciales"y los gobiernos anti-populares surgidos de estas farsas electorales ayudaran a salir de la profunda crisis capitalista, y aliandose con los militares fascistoides para llegar al poder y que segun ellos"un buen presidente"arreglaria las situaciones de un pais en crisis estructural y con injusticias politicas economicas y estamos hablado de todo el frente FMLN -FDR de derecha oportunistas de "izquierda"a lo que huele a poder Salvador Sanchez Ceren[Leonel Gonzalez] y Oscar Ortiz[Memo]quienes solamente han ganado el desprestigio y las notorias viciadas pruebas de ser los renegados y rompehuelgas de el proceso revolucionario,y que solamente ellos creen ser los elegidos y que con ellos llegara al pais El Salvador el socialismo del siglo XXI;Cuando lo que se esta presenciando es el espectaculo de alternabilidad de gobiernos antipopulares,es decir "desgobiernos"cambios de gabinetes y las migajas de paquetes escolares y agricolas y vaso de leche pero no terminar los grandes males de la hambruna y la extrema pobreza y miseria y la falta de una universidad  nacional gratuita y la salud y la alimentacion y un empleo digno  y el salario justo para toda la familia El Salvador;este espectaculo continua siendo hoy el retroceso de la historia y tienen que ver todos los partidos politicos de la derecha y de la ultraderecha ARENA-FMLN-GANA-PCN-PDC-CD-PSP-PSD-MNP-corruptos"Un Pais con la violencia institucionalizada de Politicos Arrastrados Indecentes".

Por esto, nos alienta ser los unicos revolucionarios verdaderos dentro de el pais en El Salvador y en el  exterior otros paises del mundo, que trabajamos paso a paso y dia  tras dia con una sola y firme voluntad revolucionaria socialista y comunista;reivindicando la trayectoria vida de Salvador Cayetano Carpio el Comandante Marcial y consistentemente nuestro autentico y verdadero alternativo 
proyecto revolucionario contrahegemonico,porque hemos nacimos para ser los sustentadores de las correctas posiciones revolucionarias  y los llamados a hacer la revolucion proletaria popular hacia el socialismo y triunfaremos.

Por esto,hoy rectificamos que lucharemos hasta llegar a capturar el poder politico.


SINDICALISMO REVOLUCIONARIO
Por: Salvador Cayetano Carpio
Dedico estas páginas a la heroica clase trabajadora de El Salvador.
Después de las “CARTILLAS SINDICALES” escritas por otros compañeros, las cuales han
enseñado el funcionamiento de los sindicatos, he creído oportuno ofrecer a los compañeros
trabajadores, en forma breve y a grandes rasgos, los principios del sindicalismo que todos debemos
conocer.
Sé que esta labor no es del agrado de la clase explotadora, que demostrará su furia en muchas formas. No importa. Que se encabriten, pataleen y nos muelan a coces los bestiales enemigos de la clase trabajadora, que tienen como supremos argumentos: la mentira, la calumnia, palos, cárceles, torturas y destierros.
Todo será bien recibido, sabiendo que en cambio, tú, compañero o compañera que anhelas una
existencia más digna, le darás toda tu atención a estas páginas de orientación sindical.
SALVADOR CAYETANO CARPIO
INDICE
CAPITULO I
SITUACIÓN HISTÓRICA DEL SINDICATO
* La comunidad primitiva
* La Esclavitud
* El Feudalismo
* Régimen Capitalista
CAPITULO II
¿QUÉ ES EL SINDICATO?
¿QUÉ ES EL INSTITUO DE CLASE Y QUE ES CONCIENCIA DE CLASE?
CAPITULO III
CORRIENTES SINDICALES
* El Sindicalismo Reformista
1 Sindicalismo Oficializado
1. Sindicatos Verticales o Corporativos
2. Sindicatos Peronistas o Justicialistas
2 Sindicatos “Rerum Novarum” o Sindicalismo Social Cristiano
3 Trade-Unionismo
* El Anarco-Sindicalismo
* El Sindicalismo Revolucionario
CAPITULO IV
FORMA Y ESENCIA DE LOS SINDICATOS
CAPITULO V
FORMAS DE ORGANIZACIÓN SINDICAL
* Sindicatos de Oficios Varios
* Sindicatos Gremiales
* Sindicatos de Empresa
* Sindicatos de Industria
* Las Federaciones
* La Confederación de Trabajadores o Central Sindical Única
NOTAS
Nota Editorial
Presentamos a continuación, los “PRINCIPIOS ELEMENTALES DEL SINDICALISMO” de Salvador Cayetano Carpio, escritos el 15 de Septiembre de 1951. Todos ellos se refieren a problemas concretos de la vida de los sindicatos, proyectados además a contribuir con la gran tarea histórica que los sindicalistas salvadoreños tienen –junto a su partido político- de impulsar la lucha para acabar con la explotación y dominación capitalista.
Todo el trabajo contiene un alto contenido teórico. Parecería que por lo lejano del tiempo en que fue escrito y por las reivindicaciones orgánicas que allí se señalan al movimiento sindical, habría perdido actualidad y su interés se centraría en un valor histórico. Sin embargo, todo parece ser lo
contrario. Elaborado en una época en que las urgencias de la organización sindical eran inmensas (como en la actualidad). Ello obligó a Salvador Cayetano Carpio a que centrara su talento teórico y su actividad política, para dotar al movimiento sindical de una arma teórica para vencer todos los obstáculos que se alzan en el camino de su liberación definitiva.
En cuanto a la presente edición de los “PRINCIPIOS ELEMENTALES DEL SINDICALISMO”, se
publica sin modificación en su contenido, con excepción del Capítulo V: Formas de Organización Sindical, el cual en el libro original aparece como APENDICE; las citas a que el autor hace referencia se han extraído de los diferentes capítulos, y llevados a otro apartado de notas; además se le han agregado algunas notas con el objeto de definir algunos conceptos, que amplíen más el conocimiento de los compañeros obreros.
Esperamos que el presente trabajo, sea un aporte más a la orientación del movimiento sindical. Comité de Propaganda del Comité Coordinador de Sindicatos “José Guillermo Rivas” San Salvador, 18 de Febrero de 1980.
CAPITULO I
SITUACIÓN HISTÓRICA DEL SINDICATO
El Sindicato es un arma de combate de la clase trabajadora.
¿Ha existido el Sindicato en todas las épocas de la humanidad?
No. El Sindicato no ha existido en todas las épocas.
Para comprender el Sindicato como una organización brotada de las necesidades de la sociedad actual, es preciso situarlo en el marco del propio período histórico en que ha sido posible su existencia, en el marco de una determinada forma social de producción.
Para esto es necesario tomar en cuenta que en la evolución histórica de la humanidad, se han sucedido en forma progresiva varios regímenes económicos y políticos. Estos cambios han estado determinados por el progreso que los hombres han ido desarrollando como consecuencia del perfeccionamiento de los instrumentos que utilizan en el trabajo, llamados instrumentos de producción y de los cambios efectuados en las relaciones que entre los hombres establece la producción, llamadas relaciones de producción.1 Lo que significa que la sociedad no ha tenido siempre el mismo régimen de producción; sino que éste ha cambiado como consecuencia del desarrollo de las fuerzas productivas2 de la sociedad.
Las formas sociales de producción que la sociedad ha conocido hasta nuestros días, son cinco
1. La Comunidad Primitiva.
2. La Esclavitud
3. El Feudalismo
4. El Capitalismo
5. El Socialismo (del que disfruta una parte de la humanidad y hacia el que se dirige aceleradamente el resto de los pueblos).
No es el objeto de este pequeño estudio sindical hacer un detallado análisis de la historia de la humanidad hasta nuestros días; empresa que, además, rebasa las capacidades del autor. Sin embargo, es necesario que hagamos una brevísima reseña de los períodos recorridos por la sociedad, con lo que estaremos en condiciones de comprender más claramente la función histórica del Sindicato.
LA COMUNIDAD PRIMITIVA
Cuando los hombres eran aún salvajes; cuando sus instrumentos de trabajo eran muy rudimentarios (el mazo, el hacha de piedra, la flecha), tenían que disputarse el alimento con las fieras del bosque y vencer las enormes dificultades de las fuerzas naturales.
Era imposible, en esas condiciones, sobrevivir separados los unos de los otros, por lo que tenían que vivir agrupados en tribus y cazaban, pescaban o cultivaban en común.
No habían explotadores, pues los hombres, con instrumentos de producción tan atrasados, no alcanzaban a producir más que para su propia subsistencia; por lo cual, no había hombres que vivieran del trabajo de otros.
No había propiedad privada, sino que la propiedad era común: las tierras eran de todos, los frutos que recogían o cultivaban eran de todos, lo mismo que los productos de la pesca o de la caza.
No había Estado, es decir, gobierno, ejército, cárceles, jueces, etc., sino que, quien dirigía las distintas fases de la producción y la distribución era (en la etapa más avanzada de este régimen) el patriarca de la tribu.
Resumiendo podemos decir, que las características del régimen de la comunidad primitiva son:
1. No había clases sociales;3 es decir, no había explotados ni explotadores.
2. No existía la propiedad privada.
3. No había Estado.
4. La producción y la distribución se efectuaban en común.
Como vemos, no era concebible la lucha de clases en esta etapa de la humanidad. ¿Cómo fue que
cambió esta situación?
Al principio, solamente existía división del trabajo entre los sexos: el hombre pescaba, cazaba, etc., la mujer cuidaba de la casa. Luego, se produce la PRIMERA GRAN DIVISIÓN DEL TRABAJO:
los hombres aprendieron a domesticar a los animales, luego, a criarlos. “Unas tribus, las más avanzadas, se dedicaron a la cría de ganado separándose de la masa de tribus bárbaras”
.4 Esto introdujo el cambio regular de productos entre las distintas tribus.
En el fondo de esta evolución existe el hecho de que “la producción se había desarrollado en proporciones tales, que ya la fuerza humana de trabajo podía crear más de lo necesario para su simple sustento”5, con lo que se sentaban las bases para que unos hombres pudieran explotar el trabajo de otros. En el propio seno de cada tribu no era posible encontrar hombres “sobrantes” (es decir, fuerza de trabajo excedente) que trabajaran para otros; pero las guerras que entre sí se hacían las tribus, proporcionaban un saldo de prisioneros. Al principio, a estos prisioneros de guerra se los comían, después, simplemente los mataban. Pero, cuando se llegó a este período en que se podía aprovechar su trabajo, los prisioneros de guerra “adquirieron un valor” y, desde entonces, comenzaron a ser incorporados a la producción en calidad de ESCLAVOS.
LA ESCLAVITUD
Este régimen se asienta sobre la explotación de la clase de los esclavos pela clase de los amos. Los
esclavos eran propiedad absoluta de los amos, quienes podían venderlos y matarlos. El producto del trabajo de los esclavos era para el amo quien les alimentaba, vestía y curaba.
El esclavo no tenía ningún derecho cívico.
Se estableció el Estado: gobierno, ejército, leyes, jueces, etc., para poder mantener sometidos a los esclavos que continuamente se revelaban contra los amos.
En resumen, podemos caracterizar al régimen esclavista por los siguientes rasgos:
1. Aparecimiento de la división de la sociedad en clases.
2. Implantación de la propiedad privada.
3. Aparecimiento del Estado.
“Ricos y pobres, explotadores y explotados, hombres con plenitud de derechos y hombres privados totalmente de derechos; una fiera lucha de clases entre los unos y otros, tal es el cuadro que presenta la esclavitud”
6. La esclavitud constituyó un progreso de la humanidad en relación con la comunidad primitiva:
ayudó a la Sociedad a salir del estado bárbaro y pasar a la civilización; sin embargo, a medida en que las fuerzas productivas de la Sociedad se iban desarrollando, este régimen se convirtió en una traba para el desarrollo de la Sociedad.
La explotación sin escrúpulos que Roma llevaba a cabo sobre las provincias conquistadas, los enormes impuestos recaudados con el fin de mantener el orden interno y detener las invasiones de los bárbaros determinó un empobrecimiento general. En igual medida retrocedió el comercio, los oficios, las artes, la agricultura, disminuía la población, decayeron las ciudades. Las grandes explotaciones agrícolas a base de esclavos fueron desapareciendo, pues ya no era económicamente costeable el trabajo de los esclavos. El número de esclavos liberados aumentaba sin cesar, pasando a convertirse en COLONOS, que tenían que pagar enormes tributos en dinero o en parte de la cosecha dueño de las tierras.
Pero, al mismo tiempo que la esclavitud ya no podía continuar siendo la base de la producción, existía la imposibilidad de que los hombres libres pudiera trabajar, pues se consideraba el trabajo
como una actividad deshonrosa, propio únicamente de esclavos. Las grandes insurrecciones de los esclavos y las invasiones de los bárbaros, aceleraron el proceso de liquidación del régimen de esclavitud. Este fue reemplazado por una nueva forma social de producción llamada:
EL FEUDALISMO
En el feudalismo ya no había esclavos, pero siempre la sociedad estaba divida en clases: en el campo, los señores feudales (llamados también latifundistas porque poseían inmensas extensiones de tierra) explotaban el trabajo de los SIERVOS. Los señores ya no tenían el derecho de matar a sus siervos, pero éstos tampoco podían abandonar las tierras (llamadas feudos) de su señor y, si el feudo era vendido, pasaban junto con la tierra, instrumentos de trabajo y animales a ser propiedad de un nuevo señor.
En la ciudad predominaba la ARTESANIA, que se dedicaba al trabajo manual (herreros, sastres, orfebres, etc.).
Tanto en la ciudad como en el campo la producción tenía un carácter NATURAL, es decir, que no
se producía para el cambio, para la venta, sino que los productos eran esencialmente para el consumo familiar.
Los artesanos, con el fin de defender los oficios y evitar la competencia, formaban organizaciones compuestas por maestros (que eran los dueños de taller), compañeros (que eran los operarios) y los aprendices. Dichas organizaciones de llamaban CORPORACIONES. Los artesanos tenían que pasar por la categoría de aprendices y operarios para poder llegar a Maestro, o sea, dueño de su propio tallercito. Sin embargo, ya en los últimos tiempos del feudalismo, a los operarios se les hacía casi imposible llegar a esta última categoría convirtiéndose las corporaciones en organismos que representaban esencialmente los intereses de los Maestros, ayudándoles a acentuar la explotación sobre los operarios y aprendices.
Mas, el régimen feudal no iba a ser eterno, porque ninguna formación social de producción pasada, presente o futura, puede considerarse como algo quieto e inmóvil; pues, siguiendo las leyes de la naturaleza y de la sociedad, todo tiene que nacer, desarrollarse y desaparecer. Eso sucedió con el feudalismo.
En efecto, la enorme intensificación del comercio, tanto interno como externo, impulsada por los grandes descubrimientos de nuevas tierras y nuevas rutas (descubrimiento de América y de la ruta marítima alrededor de África para llegar a las Indias Orientales y China) hacían insuficiente la producción, estrecha y atrasada, ya no era suficiente para cubrir las necesidades crecientes de la sociedad. “Concentrar y ampliar esos medios de producción, transformarlos en poderosas palancas de la producción moderna, era el papel histórico de la producción capitalista y de la burguesía”.7
Veamos cómo se efectuó este proceso.
En esa época de enorme actividad comercial, los comerciantes -agrupados cerca de los castillos, en el seno de las ciudades (BURGO quiere decir ciudad, de allí se originó el nombre de BURGUESIA)– adquirieron gran influencia económica. Sin participar en el proceso de producción, los comerciantes compraban y vendían los productos; sirviendo de intermediarios entre los productores acumularon rápidamente enormes riquezas.
Veamos, ahora, cómo estos comerciantes se convirtieron en empresarios capitalistas: inicialmente, los artesanos venden sus productos a los comerciantes, luego éstos facilitan dinero y materias primas para la elaboración de sus productos; finalmente, los comerciantes terminaron por apoderarse de los instrumentos de trabajo de los artesanos y los concentran en grandes locales de trabajo manual llamados MANUFACTURA. “Al lado de la pequeña producción, apareció la gran producción capitalista: LA MANUFACTURA… de la manufactura capitalista, en la que el trabajo manual constituía la base de la producción, surgió la fábrica capitalista provista de potentes medios mecánicos”.8
Vemos, pues, cómo de la clase de los comerciantes, surge la clase de los modernos capitalistas: los
modernos BURGUESES.
Por este proceso, vemos también, cómo los artesanos que al principio eran propietarios de sus medios de producción, vendían sus productos a los comerciantes y tienen que entregar, después, sus instrumentos de producción en manos de aquellos. Al final de este proceso, se encuentran ante la necesidad de VENDER SU FUERZA DE TRABAJO POR UN SALARIO, como único recurso para poder vivir. En esta forma nace una nueva clase completamente desconocida en los anteriores estados de la Humanidad. Esa es la clase del PROLETARIADO,9 o sea, la CLASE OBRERA.
Ante el desarrollo de la producción burguesa agigantada por el descubrimiento de la máquina y del vapor, se interponía las trabas feudales: en el campo, los señores feudales imponían tributos al paso de las mercancías; en la ciudad, las corporaciones artesanas por medio de los privilegios gremiales luchaban contra la nueva forma de producción. Además, esta forma de producción burguesa necesita enormes reservas de hombres libres de la servidumbre para que puedan vender su fuerza de trabajo dentro de las fábricas.
Eso no se podía llevar a cabo dentro del régimen feudal en el que los siervos tenían que trabajar toda la vida para el mismo señor feudal. Estas enormes contradicciones no era posible resolverlas
pacíficamente, era necesario una verdadera revolución10 que cambiara totalmente el sistema feudal y diera el poder político a la clase burguesa. Por eso la burguesía llevó a cabo la gran revolución industrial (revolución burguesa) que destruyó al régimen feudal, liberó de la servidumbre a los campesinos, destruyó las corporaciones artesanas y rompió las trabas que se interponían al desarrollo de la industria.
En esta forma se instauró el REGIMEN CAPITALISTA
El régimen capitalista se caracteriza porque la clase dominante, LA BURGUESIA, tiene en su poder los medios de producción (fábricas, máquinas, materias primas); mientras, la clase explotada.
EL PROLETARIADO, está absolutamente desposeída de todos los medios de producción, y sólo cuenta para su subsistencia con su fuerza de trabajo que vende por un salario.
Bajo este régimen, los productos no están destinados al consumo inmediato del productor; sino para la venta en el mercado.
El capitalismo ha hecho más simples los antagonismos de clase, dividiendo a la sociedad, cada vez
más, en dos campos encarnizadamente opuestos: LA BURGUESIA, por una parte, y EL PROLETARIADO, por la otra. La clase intermedia, que es la pequeña-burguesía, (pequeños comerciantes, propietarios de modestos talleres, campesinos medios, profesionales, etc.) a medida en que se arruina por la competencia de los burgueses, va a engrosar las filas del proletariado. Muy pocos pequeño-burgueses llegan a convertirse en burgueses.
La burguesía, por medio de la producción industrial, concentra a los obreros en las fábricas con lo
que los pone en capacidad de adquirir una clara conciencia de clase. Los obreros son explotados, pero se diferencian fundamentalmente de los esclavos, de los siervos y de los artesanos en los aspectos político y económico.11 En el aspecto político, los obreros poseen, legalmente, igualdad de derechos con los explotadores; teóricamente son considerados iguales ante la Ley; siendo, por
consiguiente, libres de vender su fuerza de trabajo a cualquier patrono. En el aspecto económico, los obreros no poseen medios de producción, no poseen máquinas, no poseen fábricas, no poseen
materiales (materias primas), ya que todo esto es propiedad privada de los burgueses. El trabajo es social (se efectúa en común); pero el producto de ese trabajo (que es la ganancia) es propiedad
privada del patrono.
El proletariado, como clase que sólo pudo nacer bajo estas condiciones históricas, encontró en el
Sindicato una forma más eficaz de lucha contra la burguesía por mejorar sus condiciones de trabajo y salarios. Por eso vemos, que en la medida en que se desarrollaba su instinto de clase iba creando nuevas formas de organización propias como las Cofradías, las Compañías, las Cooperativas, las Sociedades Mutualistas, y , finalmente, las Cajas de Resistencia, hasta desembocar en la forma de organización que refleja más certeramente sus intereses. Esa organización es el SINDICATO.
El Sindicato es una importante expresión espontánea de la lucha entre la clase obrera y la burguesía, brotada del desarrollo de las fuerzas productivas de la Sociedad; en consecuencia, el Sindicato no pudo nacer en las formas sociales de producción anteriores (no pudo nacer en la Comunidad Primitiva, ni en la Esclavitud, ni en el Feudalismo); sino que únicamente pudo surgir bajo el régimen de producción capitalista.
De esto, extraemos dos conclusiones:
1. Que el Sindicato, organización de lucha de la clase obrera, fue posible hasta que el desarrollo
de las fuerzas productivas engendró al proletariado.
2. De esto se deduce que el Sindicato no ha nacido del capricho o del deseo idealista de uno o más
“agitadores”; sino que asienta sus bases sobre la esencia misma del sistema capitalista de miseria y explotación de unos hombres sobre otros.
CAPITULO II
¿QUÉ ES EL SINDICATO?
El Sindicato es una organización de lucha de los trabajadores, reunidos para la defensa de sus
intereses comunes. Estos intereses son:
ECONOMICOS:
-lucha por mejores salarios.
-lucha por rebajar el alto costo de la vida: precio de los víveres, de la víveres, de la vivienda,
de los transportes, de las medicinas, etc.
SOCIALES:
-condiciones salubres de trabajo.
-prestaciones a la mujer.
-reducción de la jornada de trabajo.
-seguro social, etc.
POLÍTICOS:
-Lucha por la promulgación, ampliación y aplicación de un Código de Trabajo que legalice sus conquistas.
-lucha por hacer efectivas la Democracia, lucha por la paz.
-lucha por la liberación del país de los grandes intereses extranjeros.
La palabra “Sindicato” se deriva de “síndico”, por ser ese funcionario el encargado de defender los intereses de una comunidad, con lo cual se quiere significar que cada miembro de un sindicato es un defensor de los intereses colectivos. A su vez, la palabra “síndico”, como la inmensa mayoría de voces españolas, tiene sus raíces en el antiguo idioma Latín, derivándose directamente de la palabra “Syndicus”, que nació de la palabra griega “Síndikós” (Syn, quiere decir: co; dike: justicia). De tal manera, el significado que le damos a la palabra sindicato no traduce literalmente a las que le han dado origen; pero ello se debe a que una nueva interpretación (neologismo), o sea, un giro nuevo que se le ha dado a esa palabra.
¿QUÉ ES INSTINTO DE CLASE Y QUE ES CONCIENCIA DE CLASE?
Hemos visto que el sindicato es la expresión espontánea de la lucha entre los patronos y trabajadores.
¿Por qué decimos “expresión espontánea”?
Porque la organización Sindical no indica que los obreros tengamos conciencia de clase, indica solamente que tenemos “instinto”, “intuición” de clase, o sea: que ya sabemos que hay necesidad de unirnos para defendernos de la explotación. En otras palabras, nosotros nos agrupamos en el
Sindicato porque sentimos la explotación y porque instintivamente comprendemos que unidos podemos arrancarle al patrono algunas mejoras en los salarios y en las condiciones de trabajo. Pero hasta allí, no sabemos cómo se origina la explotación, de dónde proviene, no sabemos si es posible terminar con la explotación ni cómo es posible realizar ésto.
Por eso decimos, que al organizarnos en Sindicato estamos demostrando nuestro “instinto de clase” que debemos convertir en “conciencia de clase” definida que nos impulse a una lucha a fondo contra nuestros explotadores.
¿Qué es CONCIENCIA DE CLASE?
Conciencia de clase obrera es comprender que debemos unirnos todos los explotados, no sólo para defendernos de la explotación; sino también, para ABOLIR LA EXPLOTACIÓN, PARA LIBERARNOS DE LA EXPLOTACIÓN, para conquistar una forma social de producción en la cual ya no existan explotadores ni explotados, que no existan clases.
La expresión de este nivel de “conciencia de clase” es un PARTIDO POLÍTICO DE LA CLASE OBRERA que es el único que puede dirigirla acertadamente a la conquista de una vida de completa libertad, de absoluta ausencia de explotación.
De manera, pues, que para que los Sindicatos sean verdaderamente consecuente con los intereses de los trabajadores y del pueblo, debemos de luchar incesantemente por elevar su nivel de conciencia de clase para que estén en capacidad de ser poderosas palancas que ayuden efectivamente al proletariado en la tarea esencial de liberarse de la explotación.
De aquí se deriva la necesidad de luchar contra las tendencias sindicales inconsecuentes que buscan rebajar el nivel de conciencia de clase del proletariado.
CAPITULO III
CORRIENTES SINDICALES
Siendo que el Sindicato tiene por finalidad la defensa de los intereses de los trabajadores y que constituye un arma poderosa del proletariado para conquistar sus reinvidicaciones inmediatas, es lógico que la clase dominante se esfuerce por infiltrar su influencia dañina dentro del propio movimiento Sindical para desviarlo de los objetivos que persigue y obscurecer la conciencia de la
clase de los trabajadores.
Eso explica por qué dentro del movimiento sindical existen varias corrientes ideológicas, que luchan encarnizadamente por dirigirlo. Es de primera importancia comprender esto, para estar en capacidad de desempeñar un papel consciente dentro de las organizaciones obreras.
Las principales tendencias, dentro del movimiento sindical, son tres:
1°) El Sindicalismo Reformista o antirrevolucionario.
2°) El Anarco-Sindicalismo.
3°) El Sindicalismo Revolucionario.
EL SINDICALISMO REFORMISTA
A los sindicatos dominados por esta tendencia suele llamárseles SINDICATOS AMARILLOS.
Esta tendencia oportunista se presenta bajo una variedad de aspectos. Cambia de formas y matices, al parecer sin conexión entre sí, pero todas están enfiladas al logro de un mismo objetivo
fundamental: frenar la energía revolucionaria de la clase obrera para que la clase patronal pueda
disfrutar prolongadamente de los privilegios que le otorga su dominate posición.
Algunas de las formas que adquiere la tendencia reformista son:
1.Sindicalismo Oficializado
2. Sindicalismo “Social- cristiano”
3. Trade-Unionismo.
1. SINDICALISMO OFICIALIZADO
Los Sindicatos de este tipo presentan la característica de que están dirigidos por el Gobierno del
Estado, quien (aún en contra de la voluntad de los miembros de base) los somete a sus propios intereses políticos, valiéndose de líderes venales y oportunistas, a quienes utiliza al mismo tiempo, como correas de transmisión, como enyugadores y como instrumentos de intimidación.
En estas organizaciones, los dirigentes se convierten rápidamente en activos agentes o policías al
servicio de las oligarquías dominante y transforman a sus sindicatos en verdaderas oficinas gubernamentales. De estas “oficinas” o sindicatos está desterrada totalmente la Democracia sindical. Las camarillas gubernamentales asaltan los puestos de dirección utilizando todos los medios de imposición: fraude en las votaciones, sofocación sistemática de la voluntad de las mayorías e, incluso, instauran como medidas desesperadas, el gangsterismo y la bandas armadas.
El nazi-fascismo perfeccionó, por medio del terror y la demagogia, los métodos utilizados en la organización de estos sindicatos; de ahí se han derivado dos de las más extendidas formas de Sindicalismo intervenido por el Estado: a) los sindicatos VERTICALES o CORPORATIVOS y, b)
los sindicatos PERONISTAS O JUSTICIALISTAS.
a)Sindicatos Verticales o Corporativos
Los SINDICATOS VERTICALES O CORPORATIVOS consisten en que dentro de la misma organización están amalgamados los patronos, los obreros y los representantes del Gobierno, no teniendo los obreros ni la más remota posibilidad de hacer valer sus derechos.
Esta es la forma de organización sindical impuesta a los heroicos trabajadores españoles por el régimen Falangista del verdugo Franco.
Estos sindicatos Corporativos, verdaderos nidos de policías secretos, constituyen una poderosa arma del régimen falangista para lanzar a los obreros españoles a los más espantosos abismos de miseria y para barrer cualquier exteriorización de descontento. Sin embargo, ya los sindicatos corporativos no son capaces de contener la indignación del proletariado español como se ha evidenciado clamorosamente en los últimos tiempos, por medio de las grandes manifestaciones y huelgas de protesta de Bilbao, Barcelona, Madrid y otras ciudades de España; lo que indica que la clase trabajadora de ese país está caminado aceleradamente hacia la anhelada victoria en su impresionante lucha contra el fascismo español y su monstruoso engendro: el sindicalismo corporativo o vertical, que tiene que hundirse estrepitosamente ante los golpes de la unidad obrera española consciente y revolucionaria.
Esta asombrosa demostración de energía y combatividad de los trabajadores españoles, nos demuestra la importancia decisiva que tiene el hecho de que los trabajadores sean gu9iados por su propio partido político y nos enseña que aún bajo las peores condiciones de represión, aún con los sindicatos despedazados y enganchados al carro de los opresores, el partido político de la clase
obrera es el único que sabe dirigir acertadamente a los oprimidos en la lucha por la conquista de las libertades perdidas.
b)Sindicatos Peronistas o Justicialistas
Esta corriente sindical adquiere especial importancia para nosotros los trabajadores salvadoreños, porque es la que, con mayor o menor éxito y con algunas variantes impuestas por las condiciones de lugar, están tratando de introducir en sus respectivos países varios gobiernos latinoamericanos.
El peronismo despliega una ensordecedora propaganda alrededor de insignificantes concesiones hechas a los trabajadores, para impulsarlos a creer que el gobierno es el padre tutelar, el “ángel de la guarda”, el protector y defensor de los intereses obreros frente a los patronos. Pretende que está en una posición intermedia, que condena al capitalismo y sus métodos de explotación, condenando al mismo tiempo al comunismo. A esta desteñida posición suele darse el nombre de “justicialismo” y se concreta a sostener que sin necesidad de romper las bases de la explotación capitalistas, se puede terminar esa misma explotación por medio de la intervención y la regulación por parte del Estado.
El peronismo se asienta en los sindicatos como sostenes de su política, corrompiendo en forma tal a los dirigentes sindicales que, cegados por los favores oficiales y por su ventajosa situación personal, no tiene ya ningún escrúpulo en anteponer los intereses del régimen a los intereses vitales de la clase trabajadora. La acción del peronismo no se limita a la que efectúan desde dentro de los sindicatos los dirigente s vendidos, sino que ésta se coordina con las actividades de las oficinas del gobierno, que se esfuerzan por cambiar la mentalidad revolucionaria de los asalariados por medio de un bombardeo continuo de propaganda y de una intensa campaña de “Educación Obrera” (que más propiamente debería llamarse “esterilización” sindical) para convertir a la masa obrera en una mansa manada de ilusos “descamisados” pendientes y anhelosos de contemplar y aplaudir el menor gesto del “generoso” mandatario, que hará llover desde las alturas el ansiado “maná” social.
Esta demagogia engaña fácilmente a grandes cantidades de trabajadores, pues aquellos trabajadores que aún no han elevado su conciencia de clase, con vista corta y estrecha, se conforman con pequeñas y engañosas mejoras económicas, con insignificantes aumentos de salarios y miserables prestaciones, sin advertir que su situación general queda en igual o peores condiciones.
Está claro que el peronismo comete fatal equivocación al creer que va a castrar definitivamente el espíritu revolucionario de los obreros, error trágico, cuyos frutos probó el loco Hitler que murió entre las cenizas del palacio desde donde soñó gobernar al Mundo; probó Mussolini, que pereció ajusticiado, colgado de los pies por los mismos obreros a quienes pretendió destruir; lo comienza a probar el sanguinario Franco, quien aterroriza, ve aparecer ya las señales inequívocas de su destrucción. Sin embargo, sería necio desestimar el enorme daño que esa labor de confusión peronista causa entre los obreros.
En el peronismo, los sindicatos están dirigidos desde el Ministerio de Trabajo y, en última instancia, desde el despacho del Señor Presidente de la República a quien se hace aparecer, por arte de cínica demagogia, como el “compañero” y “líder supremo” de los trabajadores. Es tan degradante y esclavizadora esta desviación sindical, que llega hasta suprimir totalmente la libertad e independencia política de los trabajadores, sometiéndolos al partido político de la camarilla gobernante y dejando a las organizaciones sindicales a merced de los vaivenes electorales o de los cambios de gobierno.
En su esencia, el peronismo defiende los intereses de lo s capitalistas; pues, a costa de subsidios y
concesiones relativas a que eleven desmesuradamente el precio de los artículos (es decir, arrojando al país en garras de una política inflacioncita y ruinosa) consigue su consentimiento para desarrollar un estrecho y engañoso plan de prestaciones sociales, que propende a arrebatarle la iniciativa al proletariado y adormecer su espíritu de lucha creándole falsas ilusiones infladas desmesuradamente por la exagerada demagogia del Estado.
El ensayo clásico del “justicialismo” se ha efectuado en la República Argentina en donde millones
de trabajadores fueron inicialmente engañados por la demagogia del régimen Perón.
El despertar de esas masas ante la cruda realidad se hace cada vez más evidente y se manifiesta en múltiples formas, como, por ejemplo, en las huelgas que con fuerza creciente sacuden con frecuencia a fundamentales sectores de trabajadores, entre ellos, el de Ferrocarrileros y de Transporte Marítimo. Al régimen peronista se le hace cada vez más difícil controlar el movimiento sindical que se le escapa inevitablemente hacia una lucha consecuente, libre de la influencia gubernamental y por eso, tiene que recurrir a la represión descarada, como ocurrió durante la creciente huelga de ferroviarios argentinos.
En nuestro país, es especialmente peligroso este sistema sindical, por cuanto, la negación tradicional de los regímenes feudales a reconocer los más insignificantes derechos obreros, así como el bajo nivel de conciencia revolucionaria de las masas, los convierten en terreno abonado para la demagogia de los gobiernos con inclinaciones “peronistas” y “neofascistas”. Por esa razón los obreros conscientes deben combatir implacablemente esta teoría reaccionaria, desenmascarando valientemente a todos los oportunistas que traten de entregar el movimiento sindical en manos de las oficinas gubernamentales.
El tinte peronista del actual régimen político de El Salvador, llamado impropiamente de la “Revolución”, se manifiesta en todos los actos de su política obrera: su intervención abierta en el
funcionamiento interno de los sindicatos; la vociferante propaganda a cargo de plumíferos y gritones a sueldo; los intentos cada vez más fuertes de comprar y corromper dirigentes; la cólera
desbocada ante las manifestaciones de independencia de los sindicatos; su campaña de “educación obrera” manifestada a través de conferencias, charla, paseos patrocinados por el Ministerio en combinación con directivos ingenuos o claudicantes, proyección de películas y repartos periódicos de folletos –algunos de ellos con la marca “made in USA” (hecho en los Estados Unidos de Norte América, a pesar de que alegan luchar contra las ideas “exóticas” o extranjeras)-; Las leyes laborales estrechas y engañosas; sus intentos de quitarle el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, la autonomía con el fin de convertirlo en una dependencia del Ministerio de Asistencia Social y así poder echar mano de las cuotas de los obreros y patronos para, con esos fondos, mejorar los hospitales públicos –desvirtuando, en esa forma, las finalidades del Seguro- para poder desatenderse de la obligación que el Estado tiene de proporcionar un buen servicio de beneficencia con los fondos públicos (servicios que dicho sea de paso, ahora son tan pésimos que en los hospitales no alcanzan ni las camas, ni las medicinas, ni se da una alimentación adecuada para los enfermos.
Todo esto “camuflageado” con su rabioso anticomunismo copiado de Hitler y coronado con la represión, las amenazas, los destierros, la cárcel y los palos para los obreros conscientes (como en el caso de la disolución del CROS.) Todo demuestra su afán de quietarle a los sindicatos su tónica
combativa; de sujetarlos al control gubernamental; de destruirles su independencia; de corromper a los obreros; de matar su conciencia de clase. Sin embargo, esto nos indica, que es ahora de grandes responsabilidades históricas para los trabajadores de nuestra patria, ahora es de no confundirse, ni desalentarse ante las tremendas dificultades, ante los grandes escollos sembrados en el camino sindical; hora es de levantar la clase trabajadora, hacia la aurora luminosa que inevitablemente ha de alumbrar la ancha vía de la liberación de nuestro país. Hora es de no perder de vista ni un instante,que los oportunistas que ya han comenzado a vender el patrimonio de su clase por inmundas monedas manchadas del llanto y miseria en que viven sus hermanos, tendrán que entregar cuentas a la clase obrera de su miserable traición; hora es de trabajo y combate por ampliar las conquistas ya obtenidas y que han costado el sacrificio de tantos trabajadores.
2. SINDICALISMO “RERUM NOVARUM” O SINDICALISMO SOCIAL-CRISTIANO
Esta tendencia tiene su inspiración en la doctrina social-cristiana que se asienta en la Encíclica (carta) “Rerum Novarum”, creación del Papa León XIII, y va encaminada a lograr la dirección del movimiento sindical por parte del clero católico.
“Rerum Novarum” es una expresión latina que traducida literalmente al castellano significa: “de las cosas nuevas” como en efecto consideraba León XIII a la lucha creciente entre los capitalistas y los obreros.
Esta doctrina preconiza que los capitalistas son los “administradores” de los bienes materiales; que están cumpliendo una misión divina al poseer los medios de producción. Lanza tremendas anatemas contra la injusticia y la sed de ganancias de “algunos” patronos que contribuyen, según ella, a fomentar la intranquilidad social; pero idealiza los fundamentos del régimen de explotación
considerándolos como cosas eternas e inmutables, dispuestos así por la infinita sabiduría del CREADOR. Sostiene que es suficiente con que los ricos practiquen la CARIDAD para que el mundo se convierta en un paraíso y para que termine la explotación y la miseria en que vivimos los trabajadores.
Por otro lado, predica que los trabajadores en vez de luchar contra la explotación y la pobreza deben de llenarse de santa RESIGNACIÓN y no afanarse mucho por mejorar las “simples” condiciones materiales de existencia; pues, antes que el pan, la vivienda, etc., está el ALMA y, mientras con mayor resignación y con más ferviente “amor a Dios2 suframos las privaciones en esta vida, mayor garantía tendremos para ganar la “gloria eterna”. (Pío XII reafirma esta tesis en su Encíclica del 16 de junio de 1951 al decir: “Proclamen en privado y en público que somos pasajeros en la tierra, en nuestro viaje a un hogar inmortal donde nos espera la felicidad eterna. Es imperativo, sin embargo, que, póngase en práctica con celo e inteligencia, los principios enseñados por la Iglesia, en lo atinente a las reformas sociales demandadas por la justicia y la “CARIDAD”.
Como vemos, esta teoría tiene dos pilares fundamentales: aconseja “CARIDAD” a los patronos y
“RESIGNACIÓN” a los obreros. En esta forma defiende cínicamente los intereses de los primeros a favor de quienes explota la fe y el espíritu religioso de los trabajadores: por lo demás, se basa en un idealismo infantil y anticientífico, despreciando las condiciones de desarrollo de la Sociedad Humana.
En países que cuentan con un proletariado combativo, la teoría social-cristiana, para no se liquidada definitivamente, tiene que tolerar ciertos perfiles de combatividad; pero en los países atrasados o coloniales, trata de no despertar en ninguna forma la conciencia de clase de los obreros.
En Francia, Italia y otros países de Europa, existen movimientos social-cristianos que, obligados
por las masas se ven forzados a organizar huelgas y protestas; pero, buscando siempre, reducir al mínimo estas manifestaciones de la lucha de clases, claudicando vergonzosamente, en todos los
casos, ante la exigencias patronales.
Por lo que se refiere a Centro América, los Sindicatos “Rerum Novarum” tienen su asiento en Costa Rica, en donde cuentan con una raquítica Central Sindical. Los dirigentes de esos sindicatos son sacerdotes, siendo su principal “líder obrero” el cura Benjamín Núñez, quien, durante el régimen del aventurero falangista Figueres, ocupó el cargo de Ministro del Trabajo, desde donde desarrolló implacable persecución contra el sindicalismo libre y anuló muchas de las conquistas anteriormente logradas por los trabajadores costarricenses.
3. TRADE-UNIONISMO
El trade-unionismo es una desviación funesta para la clase trabajadora. Todas las formas de
sindicatos reformistas tienten rasgos muy profundos de esta tendencia y no se diferencian de él en los aspectos fundamentales. El trade-unionismo practica la lucha contra los patronos, limitándola al campo puramente “económico” dejando que el campo político sea dirigido por los intereses de los capitalistas.
En el campo internacional, el trade-unionismo es defensor incondicional de los intereses de los grandes monopolios. El trade-unionismo se estableció firmemente en Inglaterra, desde donde se
extendió a otros países. En los Estados Unidos de Norte América, el movimiento sindical es predominantemente trade-unionista.
En países que tienen un proletariado poseedor de un alto nivel revolucionario, el trade-unionismo se disfraza de “Socialismo” para poder desorientar a los obreros. Con ese antifaz, predica la necesidad de cambios en la estructura de la Sociedad capitalista, pero sostiene que estos cambios deben lograrse mediante reformas progresivas que han de conducir insensiblemente a la desaparición de la explotación.
Como dijimos anteriormente, el trade-unionismo defiende los intereses de las grandes empresas
monopolistas. En los grandes países industriales los obreros trade-unionistas luchan junto con los
imperialistas de sus respectivos países para someter y explotar a los obreros de los países coloniales y dependientes; porque, con las fabulosas ganancias que obtienen las poderosas compañías imperialistas como las petroleras, mineras, caucheras, bananeras, cafetaleras, eléctricas, etc., pueden éstas, proporcionar relativa comodidad a una pequeña capa de obreros de esos países a costa del hambre y la miseria que sufren los trabajadores de los países atrasados.
Por eso, dentro del proletariado de esos países imperialistas se forma una capa de obreros que viven relativamente bien, los que se constituyen en lugartenientes o capataces de los imperialistas dentro del movimiento sindical, los arrastran y dirigen hacia el movimiento trade-unionista. Esa es, actualmente, la posición de los enriquecidos dirigentes de las grandes centrales obreras norteamericanas: la A.F.O.L. (Federación Americana del Trabajo) y el C.I.O. (Congreso de Organizaciones Industriales), lo mismo que la de los líderes Laboristas de Inglaterra y la de los “Socialistas” de Francia, Alemania Occidental, Bélgica, etc. Por eso vemos a muchos líderes sindicales norteamericanos propiciando la explotación inicua que llevan a cabo las grandes compañías (bananeras, mineras, azucareras, etc.), sobre nuestros países; defendiendo la política de dominación del gobierno norteamericano sobre los pueblos atrasados y apoyando en cuerpo y alma los preparativos de guerra que sólo favorecen a los poderosos fabricantes de armamentos. A esos líderes no les importa la muerte de millones de obreros y campesinos, no les interesa el luto y la miseria que caería sobre los hogares proletarios, no les interesan ni las viudas, ni los huérfanos ni los inválidos, ni la destrucción y desolación que tendría que traer otra guerra sobre los campos, pueblos y ciudades. No les interesa más que las migajas que reciben de sus amos imperialistas que les permiten gozar del 2modo de vida norteamericano2 amasado con el sudor, la miseria y el atraso semi-feudal de nuestros pueblos coloniales, semi-coloniales y dependientes.
Por eso vemos, también, a los Laboristas Ingleses apoyar la política agresiva de los grandes monopolios en el Irán, Birmania, Egipto, Hong-Kong, Belice, etc. Vemos a los “Socialistas Franceses propiciar el envío de tropas a la Indochina para someter a un pueble que quiere ser independiente, le vemos apoyado la política rapaz en África del Norte, Madagascar, etc., y a todos ellos en conjunto, defendiendo los planes de los grandes Carteles Internacionales como el monstruoso súper-monopolio internacional creado por el “Plan Schuman”, el fracasado “Plan Marshall”, el Pacto del Atlántico, el rearme del Japón y Alemania. En todo esto, no hacen más que defender los intereses del capital financiero, en contra de los intereses vitales de la clase obrera, a quien hipócritamente pretenden “defender”.
También en los países atrasados, los trade-unionistas se logran enquistar dentro del movimiento
sindical, con el apoyo, generalmente, de los gobiernos entregados al imperialismo, como ocurre con los gángsters de la C.T.K. de Cuba y los traidores del movimiento sindical chileno. Estos son traidores en grado superlativo, porque dan la espalda a los intereses de su clase y de su país, luchan por mantener las condiciones de atraso de nuestros países, propiciando la entrega de fuentes fundamentales de riqueza en manos de las empresas extranjeras que empobrecen y agotan nuestros recursos.
Estos capataces imperialistas cuando han logrado apoderarse de la dirección sindical, y aun antes, realizan con la ayuda de la policía, implacable persecución contra los obreros consiente y patriotas que propugnan la independencia nacional, la industrialización y el progreso que sólo es posible conquistar mediante la liberación nacional de las cadenas imperialistas.
Resumiendo, podemos decir, como hemos dejado asentado más arriba, que el SINDICALISMO REFORMISTA, a pesar de los aspectos y nombres que adopte: Corporativismo, Peronismo, “Rerum ovarum”, Trade-unionismo, etc., tiene un solo fondo: PROLONGAR LA EXPLOTACIÓN defendiendo los intereses del capital financiero, sus métodos de opresión. El Sindicalismo Reformista es un defensor ardiente de la dominación imperialista, de la guerra, del atraso y miserias de nuestros pueblos.
EL ANARCO SINDICALISMO
El anarco-sindicalismo es la expresión del anarquismo13 dentro del movimiento sindical.
La palabra ANARQUISMO se deriva del griego, y significa “sin gobierno”. (A: sin; ARCHOS: jefe).
Es una teoría política que preconiza la abolición de todo Estado,14 pues dice, que el Estado en cualquiera de sus formas, es el más poderoso instrumento de represión que poseen las clases dominantes para sofocar la LIBERTAD INDIVIDUAL; que en consecuencia, los hombres sólo podrán ser felices, el día en que desaparezca el Estado y puedan vivir sin leyes, ni gobierno, haciendo cada uno lo que su libre albedrío le indique. Partiendo de allí, los anarquistas son los más absurdos y descabellados individualistas.
Nosotros sabemos, de acuerdo con la ciencia de la economía política, que el Estado es una máquina de represión de la clase dominante sobre la clases dominada: el poder de los amos sirvió para reprimir a los esclavos; en poder de los señores feudales sirvió para reprimir a los siervos, burgueses y proletarios; en poder de los burgueses sirve para reprimir a la clase trabajadora; sabemos también que la maquinaria del Estado en manos de los oprimidos sirve para reprimir a los explotadores y terminar con la explotación. Esto es rigurosamente científico y a estas alturas ya está plenamente comprobado por la experiencia de la Humanidad. A la luz del desarrollo de la sociedad estamos en capacidad de comprender que el Estado tendrá que EXTINGUIRSE15 en una sociedad en que hayan desaparecido los antagonismos de clase, en que ya no sean posibles las luchas de clases; en una Sociedad sin clases, sin explotadores ni explotados, en donde ya no se necesitará de ese aparato de represión. Pero para llegar a ese estado superior de convivencia humana, los obreros necesitarán del Estado para acabar con la explotación y sentar las bases que hará posible el grandioso desarrollo futuro de la Sociedad. Este período intermedio se llama SOCIALISMO,16 durante el cual, “el pueblo ejercerá directamente su gobierno” (para decirlo con las palabras del gran dirigente del proletariado francés Mauricio Thorez).
Pero los anarquistas, de espaldas a la historia, continúan repitiendo como el papagayo: “toda clase de Estado es perjudicial porque reprime la libertad de los individuos”. Lo que significa que ellos miran los problemas sociales a través del reflejo distorsionado del interés personal, en contra de los altos intereses de la clase trabajadora y del pueblo.
Ellos no analizan el problema del Estado como una necesidad histórica basada en el desarrollo económico-social y en las relaciones de producción de los hombres, sino como algo que no tiene conexión con la estructura económica de la Sociedad. Por ese motivo, niegan también la necesidad que tiene el proletariado de participar en la política a través de su propio partido político e indican como métodos esenciales de lucha el TERRORISMO y la HUELGA GENERAL.
Hemos visto que los anarquistas prohíben a los trabajadores participar en política; pero, ¿qué es la huelga general predicado por los anarquistas? Es una huelga general que, aun cuando ellos digan que no es política, tiene por finalidad la destrucción del Estado. Es en consecuencia una lucha esencialmente política. Los anarquistas al prohibir, por una parte, a los trabajadores que participen en política a través de su propio partido político, y, por otra parte, lanzarnos desorganizadamente a supremas luchas políticas, los condenan irremisiblemente a la derrota.
Demos el caso –imposible por cierto- de que semejante huelga general tuviera éxito y que el Estado burgués fuera destruido sin ser reemplazado por otro Estado acorde con los intereses de las mayorías. ¿Qué vendría después?: el desorden, el caos, la anarquía y, como corolario inevitable la vuelta al poder de los opresores, la represión implacable, ríos de sangre proletaria.
Esta teoría ha ocasionado un gran daño a la clase obrera, porque ha disipado, en numerosas ocasiones, su energía revolucionaria, desviándola hacia formas ineficaces de lucha, dejando, en cambio, el aspecto político en manos de la burguesía.
Los ANARCO-SINCIALISTAS, al tomar del anarquismo esos errores y trasplantarlos al campo sindical, sostienen que:
1. Los obreros no deben poseer su propio partido político.
2 .Los sindicatos deben ser la UNICA ORGANIZACIÓN de lucha de los obreros.
3. Los sindicatos deben ser totalmente apolíticos.
4. La huelga general es la suprema forma de lucha.
5. La huelga general debe tener como meta la abolición del Estado.
6. Los sindicatos, al triunfar la huelga general, deben tomar en sus manos la producción y
distribución de los productos.
Esta utopía y grotesca desviación sindical enferma con facilidad a muchos honrados elementos sindicales, por ser aparentemente revolucionaria; especialmente en los países como el nuestro en
que el proletariado está dando los primeros pasos y aún no posee una clara conciencia clasista; Su
historial es fatídico para la clase obrera, pues siempre ha hecho desembocar el espíritu de lucha en acciones inútiles que han causado mucho dolor y pérdidas innecesarias de vidas en las filas del
proletariado.
Esto nos enseña cuán importante es conocer sus características, para que sepamos combatir sus
brotes dentro del movimiento sindical. Además no hay que perder de vista, que algunos dirigentes oportunistas, para ocultar sus desviaciones reformistas, gustan de confundir el Anarco-sindicalismo, caracterizándolo como el desorden dentro de los sindicatos. Esto no es cierto, el anarcosindicalismo es más peligroso que la simple falta de coordinación y planificación en las labores de un sindicato. Es obvio que debemos luchar porque los sindicatos estén bien organizados y que sus distintas secretarías y Comités trabajen de acuerdo a un plan coordinado, pues en esa forma aprovechamos hasta el máximun la fuerza de nuestra unidad; pero no debemos confundir la falta de planificación con el anarco-sindicalismo; porque esto equivale a menospreciar el peligro que representa dentro del movimiento sindical la corriente anarco-sindicalista.
EL SINDICALISMO REVOLUCIONARIO
En constante lucha contra todas estas tendencias o desviaciones sindicales, se encuentra el sindicalismo revolucionario, única teoría y práctica sindical que representa el espíritu genuino y combativo de los intereses de la clase trabajadora.
El sindicalismo Revolucionario se basa científicamente sobre las condiciones materiales en que se
desarrolla la Sociedad Humana, no disimula hipócritamente las contradicciones entre las clases sociales; no provoca artificialmente choques innecesarios; pero sí, aprovecha todas las circunstancias favorables para el proletariado, lo prepara, lo fortalece y lo arma para las luchas decisivas por su liberación.
Ya hemos visto que la desviación reformista trata de obscurecer la conciencia de clase de los trabajadores ilusionándolos alrededor de miserables conquistas que en nada cambian su condición de explotado; frena su espíritu de lucha, pone trabas a la expansión combativa del proletariado para poder prolongar e intensificar la miseria y la explotación. El Sindicalismo Revolucionario, por el contrario, sin menospreciar ni una sola de las conquistas mínimas que se pueden obtener diariamente, facilita a la clase trabajadora la elevación constante del nivel de su propia conciencia de clase, canaliza la combatividad por los causes más seguros, aprovechando al máximo las fuerzas liberadoras que lleva en sí el proletariado como clase revolucionaria, conduciéndola certeramente hacia la consecución de su destino histórico.
Hemos visto, también, que los anarco-sindicalistas, bajo una aparente bandera revolucionaria,
lanzan a los trabajadores, desorganizados y sin dirección, a combates prematuros o innecesarios,
ocasionando la desmoralización y el quebranto en la lucha sindical. El Sindicalismo Revolucionario
por el contrario, organiza, ordena y unifica a los trabajadores en un movimiento consciente y disciplinado, capaz de sostener las conquistas obtenidas; de avanzar, cuando las condiciones sean
favorables o de retroceder cuando haya necesidad de reagrupar alas fuerzas preparando las próximas acciones.
El Sindicalismo Revolucionario consiste en organizar, dirigir y preparar a los trabajadores para las acciones diarias contra la clase patronal por todas aquellas reivindicaciones inmediatas que hagan
posible el mejoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores; sin perder de vista ni un solo instante, que estas ganancias son relativas y pasajeras; pues el proletariado no cambiará su condición de clase explotada, mientras no cambie fundamentalmente el sistema económico que hace posible la explotación de unos hombres por otros. ¿Por qué son pasajeras o transitorias esas
ganancias? Porque bajo el régimen de producción capitalista, los patronos rápidamente maniobran
para aumentar el precio de los artículos que consumimos o para burlar por mil medios las prestaciones sociales y, de esa manera, al poco tiempo estamos en las condiciones anteriores.
Los Sindicatos Revolucionarios luchan sin desmayo ni claudicaciones por salarios más altos, por mejores condiciones de trabajo, por el abaratamiento de los artículos de primera necesidad, de la
vivienda, de la educación, de las medicinas ,por leyes de trabajo más ventajosas para los trabajadores, por el funcionamiento y extensión del Seguro Social y, simultáneamente, en el fuego de estas luchas diarias, infunden a las masas obreras el temple acerado que convierte al proletariado en la clase dirigente de la lucha por la democracia17 y la liberación del país.
Los Sindicatos Revolucionarios utilizan las conquistas inmediatas (reformas sociales) como puntos de apoyo desde los cuales está el proletariado en mejor posición para luchar por sus conquistas futuras. En cambio, los sindicatos reformistas se sirven de las pequeñas conquistas del proletariado, para que la clase patronal afiance sus posiciones y esté en capacidad de intensificar en mayor grado la explotación sobre las espaldas de los trabajadores.
En una palabra, el sindicalismo reformista y el anarco-sindicalismo, representan los intereses de la clase patronal; sirven al campo de la reacción, del atraso y de la explotación. El Sindicalismo Revolucionario representa los intereses de la clase trabajadora, sirve al campo de la revolución, del progreso y de la liberación.
El Sindicalismo Revolucionario sostiene que los trabajadores debemos prepararnos, no solo para la lucha económica cotidiana contra los patronos, sino también, para la lucha política a través de nuestro partido político. Esto significa que el SINDICALISMO REVOLUCIONARIO despierta en
los trabajadores la conciencia de nuestro propio valer, nos arranca del campo de las reservas políticas de la clase patronal, nos ayuda a realizar nuestra emancipación política y nos muestra la
perspectiva grandiosa de las enormes tareas históricas que al proletariado toca realizar.
El Sindicalismo Revolucionario lucha por la más completa UNIDAD de todos los trabajadores, pues, los trabajadores no contamos con más armas que la unidad y la organización en nuestra lucha contra la explotación y la miseria. Y, es natural entonces, que mientras más amplia y sólida seanuestra unidad y nuestra compactación, mayor capacidad tendremos para llevar adelante nuestra lucha. Por eso, dentro de los sindicatos no puede haber distinciones ni discriminaciones por diferencias religiosas, por partidos políticos, por raza, color, sexo, etc.; pues en el sindicato nos une, esencialmente, nuestra calidad de explotados y nuestro deseo de emancipación.
Eso explica por qué el Sindicalismo Revolucionario delimita perfectamente bien los campos entre
un Sindicato y un Partido Político. Los sindicatos NO SON NI PUEDEN SER UN PARTIDO POLÍTICO: Ayudan o perjudican, según su orientación, a la política de clase del proletariado; pero no pueden desempeñar obreros de su respectiva industria, gremio, o empresa, sin distinción alguna.
Además, el Sindicalismo Revolucionario persigue la unidad de los trabajadores no sólo dentro de los marcos estrechos de su propia profesión, sino que preconiza la unidad de todos los sindicatos a través de una CENTRAL SINDICAL UNICA (llamada también Confederación de Trabajadores) que funda los distintos sectores obreros en un solo movimiento sindical disciplinado, compacto, consciente y poderoso.
El Sindicalismo Revolucionario sostiene que los sindicatos deben ser totalmente independientes del Estado, del clero, de los patronos y de cualquier otra influencia extraña que busca encadenarlos al carro patronal.
El Sindicalismo Revolucionario exige respeto a la DEMOCRACIA SINDICAL. En los Sindicatos Revolucionarios los acuerdos y resoluciones emanan de la base; son el resultado efectivo de la voluntad de las mayorías libremente expresada y ese fallo de las mayorías se respeta y se cumple.
El Sindicalismo Revolucionario exige honestidad absoluta a los dirigentes obreros. No caben dentro de los Sindicatos Revolucionario los dirigentes corrompidos, degenerados, vendidos, oportunistas y traidores de la clase obrera; por eso, esta clase de dirigentes combaten al Sindicalismo Revolucionario que desenmascara sus maniobras perjudiciales para los trabajadores.
El Sindicalismo Revolucionario exige respeto para la mujer obrera. Los Sindicatos Revolucionarios no permiten que compañeras. En el Sindicato Revolucionario tanto obreros, como obreras son absolutamente iguales, pues tanto unos como otras, somos explotados y luchamos en pie de igualdad por liberarnos de la miseria y por defender la vida de nuestros hijos.
Por todas estas razones, en el seno de los Sindicatos Revolucionarios se pone en práctica la CRITICA Y LA AUTO-CRITICA, para poder descubrir nuestras fallas y errores, encontrar sus
causas y superarlos en beneficio de la lucha colectiva.
El Sindicalismo Revolucionario estrecha los lazos que unen a los trabajadores de todos los países para poder aprovechar íntegramente la rica experiencia de la fecunda lucha obrera y para ayudarse mutuamente en la conquista de sus aspiraciones proletarias.
Podemos sintetizar los rasgos esenciales del Sindicalismo Revolucionario, de la siguiente manera:
1. Los Sindicatos deben de ser órganos de Unidad de los trabajadores, sin distinción de raza, color, religión, sexo o credo político.}
2. Los Sindicatos NO DEBEN SER APOLÍTICOS, sino que deben de servir la política de clase del proletariado.
3. Los Sindicatos deben de luchar con todas sus fuerzas por arrancar a la clase patronal, conquistas económicas y legislativas que mejoren las condiciones de vida de los trabajadores.
4. Estas conquistas deben servir como puntales para afianzar las posiciones del proletariado y prepararlo para su liberación de las garras de la explotación.
5. Los sindicatos, para poder desarrollar esta lucha, necesitan ser independientes de toda influencia extraña, ya sea que éstas se encubran bajo la intervención del Estado, del Clero, de los
patronos o de los Partidos Electoreros.
CAPITULO IV
FORMA Y ESENCIA DE LOS SINDICATOS
Es absolutamente cierto que la forma en que los obreros estemos organizados tiene gran importancia para utilizar nuestra fuerza con mayor efectividad. Por ejemplo, un sindicato de oficios varios no pueden llegar a adquirir la fuerza de un sindicato gremial que englobe a todos los
trabajadores de un oficio en plano nacional; lo mismo que un sindicato de empresas, aislado, no puede adquirir la potencia de un Sindicato de Industria.
Es, pues, de gran importancia para el movimiento sindical, la estructura orgánica, el esqueleto, podríamos decir, de los sindicatos. Pero sería un error, que de esto dedujéramos que la estructura orgánica es decisiva en los sindicatos y que es el elemento que los convierte en verdaderos defensores de los obreros. No, la capacidad de un sindicato y el temple necesario para la lucha por los derechos obreros está en relación directa con la orientación ideológica que siga.
Esto lo vemos claramente en los casos de grandes sindicatos de industria o poderosas federaciones de industria que están dirigidas por líderes oportunistas y bajo orientación amarillista. Estos sindicatos o federaciones, a pesar de tener en sus arcas grandes cantidades de dinero, de hacer gala de una organización bien ajustado en todos sus departamentos, de poseer órganos de publicidad y cantidades de dinero, de hacer gala de una organización bien ajustado en todos sus departamentos, de poseer órganos de publicidad y cantidades enormes de miembros, van siempre a remolque de la política obrera que tracen los gobiernos en acuerdo con la clase patronal, no hacen valer consecuentemente los intereses de clase, claudican lamentablemente ante las pretensiones patronales y hacen vegetar el movimiento en una angustiosa sensación de impotencia y frustración.
Esos sindicatos son, a los sumo, gigantescos organismos que alimentan a una burocracia obrera entregada en brazos de los enemigos de la clase obrera.
En vez de ser poderosos organismos de emancipación proletaria, son instrumentos que sirven a los explotadores, monstruosas cadenas que atan más a los obreros al carro de sus opresores.
Y eso explica, porque no es sólo la relación de CANTIDAD la que determina que un sindicato sea
la organización defensora de los trabajadores, sino, más aún que la cantidad, es el espíritu de combate, es el grado de conciencia de clase, es, en una palabra, la CALIDAD REVOLUCIONARIA la que convierte a los sindicatos en la más efectiva arma de unidad y lucha por la conquista de las reivindicaciones.
Porque, ¿qué utilidad efectiva y permanente reporta para los intereses de la clase obrera un inmenso sindicato que esté en manos del gobierno o del clero? Será una preciosa maquinaria para incensariar las actitudes políticas de los jerarcas eclesiásticos o las acciones despóticas de un gobierno, según el caso; o para movilizar a los obreros como rebaños oficiales o clericales en las campañas políticas o eventos electoreros; pero bajo esas circunstancias, no podrá ser jamás el organismo potente que rompa las trincheras de la resistencia patronal y ayude a liberar a nuestra clase de la miseria y la ignorancia.
Esto nos indica que no es sólo la forma organizativa la que decide la consecuencia o inconsecuencia de un sindicato. De lo que sacamos en claro que los obreros, de acuerdo con las condiciones propias de su oficio o industria, pueden hacer uso de los diversos métodos de organización de que dispongan: sindicatos gremiales, de empresa, sindicatos y federaciones de Industria, procurando vigorizarlos y fortalecerlos, al máximun. Esto es, que en unas industrias será mucho más conveniente y práctico organizarnos por sindicato de industria; mientras que en otras, dadas las condiciones de distancia, dispersión de los centros de trabajo y otros factores propios, será necesario organizarse por empresa y unificarse a través de una federación de industria que unifique a todos los trabajadores de esa industria.
Lo verdaderamente importante es organizarnos en la forma que facilite más la unificación de todos y cada uno de los trabajadores de cada industria e imprimirle a estas organizaciones el impulso y la orientación revolucionaria que canaliza y dirige a cada una de las voluntades y esfuerzos proletarios por el camino más recto y menos doloroso en la conquista de una mañana radiante y plena de felicidad para todos.
Lo importante es la unidad y que esta unidad esté orientada por una teoría de avanzada; la teoría del Sindicalismo Revolucionario. De lo contrario, podrá ser muy grande un sindicato desde el punto de vista de la CANTIDAD; pero, si no está armado de la teoría clasista, si no tiene una esencia proletaria, una CALIDAD REVOLUCIONARIA, tendrá que ser, necesariamente, nulo y nocivo a los propios intereses fundamentales del proletariado.
Los explotadores temen la forma de la organización sindical, indudablemente, de lo contrario no harían resistencia a la conquista del derecho sindical de los trabajadores, ni hubieran puesto tantas trabas a la legalización de los sindicatos de industria, ni hubieran estrechado el límite de esta clase de sindicatos, ni tuvieran prohibidas las federaciones ni la Confederación de Trabajadores, pero, incluso, se arriesgan a tolerar estas conquistas cuando creen que podrán desviarlas de sus finalidades, cuando creen que pueden aprovecharlas en su beneficio. Un ejemplo de esto lo tenemos en la Confederación de Trabajadores: ahora niegan ese derecho a los obreros porque no están seguros de controlarla; a gran parte de los trabajadores y sobornar a dirigentes venales y oportunistas, entonces, el gobierno estaría dispuesto a reconocer ese derecho, puesto que a través de una confederación espúrea controlada por el Estado, el gobierno cree que podría tener en un puño a todos los obreros organizados.
Por eso la Confederación de Trabajadores no debemos esperarla de la “buena voluntad” del gobierno; sino que debemos conquistarla, arrancarla a base de una lucha consciente y decidida.
Tenemos, pues, que aún cuando los explotadores temen a la forma de la organización sindical, es a su esencia, a su contenido revolucionario a lo que con más saña combaten; porque, precisamente, por ese lado es por donde les aprieta el zapato con más dureza; porque es lo único que indica a los obreros la manera de arrancar a los patronos, las conquistas vitales que NUNCA ESTARAN DISPUESRTOS A ENTREGAR SIN LUCHA.
De esto no se deduce, en manera alguna, que no debemos de luchar por sindicatos poderosos, NO, eso sería un grave error; pues, como hemos visto más arriba, la forma organizativa tiene gran importancia para la lucha sindical, pues la organización de los obreros en grandes sindicatos hace más viable su compenetración de un alto nivel de solidaridad y ayudan en mayor grado a limar sus prejuicios y a borrar las diferencias entre los obreros de distintas especialidades y categorías; la solución del problema y la armonización entre la forma y la esencia consiste, en la organización de GRANDES ORGANIZACIONES SINDICALES DOTADAS DE UN ALTO NIVEL DE CONCIENCIA DE CLASE Y ESPIRITU REVOLUCIONARIO.
Y aquí es donde revela en toda su trascendencia la necesidad de luchar implacablemente contra todas las tendencias oportunistas.
CAPITULO V
FORMAS DE ORGANIZACIÓN SINDICAL
Sin perder de vista estas importantísimas cuestiones, pasaremos a hacer unas breves consideraciones sobre las diversas formas de organización sindical.
Las formas más conocidas de organización sindical son cuatro:
1. Sindicatos de oficios varios.
2. Sindicatos gremiales.
3. Sindicatos de empresa.
4. Sindicatos de industria.
SINDICATO DE OFICIOS VARIOS
El Sindicato de oficios varios es el formado por trabajadores de diferentes especialidades u oficios
que trabajan en distintos talleres, en aquellas poblaciones en las que a los trabajadores de cada oficio les sea imposible alcanzar el número que determinen las leyes para organizar su propio sindicato. (La ley de Sindicatos actual no contempla la organización de estos sindicatos).
Esta clase de sindicatos es totalmente inconveniente, pues, con la formación de sindicatos que abarquen a todo el país, los pequeños núcleos de obreros de las localidades modestas, tendrán que organizarse dentro de un sindicato general que es a quien corresponde defenderles.
SINDICATO GREMIAL
El Sindicato gremial es el formado por los trabajadores de un mismo oficio o especialidad que trabajen en distintos talleres.
Dadas las condiciones de atraso artesanal en que se encuentran nuestros países, no es posible prescindir, por de pronto, de esta clase de sindicatos. Esto plantea la necesidad de luchar con energía dentro de los sindicatos gremiales, contra todos los resabios negativos propios de la estrechez gremial.
En consecuencia, es esencial:
a) Que no se formen sindicatos por región o zona; sino que, por el contrario, cada sindicato gremial tenga amplitud nacional englobando a todos los obreros del respectivo oficio.
b) Dentro del sindicato no deben establecerse categorías; al contrario, deben de borrarse las diferencias entre aprendices, medio-operarios u operarios, pues tanto los unos como los otros son
trabajadores que sufren la explotación patronal.
Estas condiciones permitirán que los sindicatos gremiales puedan vencer los perjuicios propios de
su condición artesanal y que se conviertan en organizaciones fuertes y compactas.
SINDICATOS DE EMPRESA
Los Sindicatos de empresa son los formados por trabajadores de distintos oficios o especialidades
que trabajan en una misma empresa.
Con la organización de sindicatos de industria, esta forma organizativa sólo se justifica en los Casos en que formen federaciones de industria centralizadas y, en aquellos otros, en que sólo exista una empresa de la industria de que se trate.
SINDICATOS DE INDUSTRIA
Los Sindicatos de industria son los formados por los trabajadores de distintos oficios o especialidades de una industria.
Esta es la forma Sindical que facilita en mayor grado la más amplia organización entre las grandes masas de trabajadores. La clase obrera salvadoreña luchó infatigablemente hasta conquistar el reconocimiento legal de los sindicatos de industria; sin embargo, la Ley de Sindicatos de Trabajadores actual, tal como fue aprobada en contra de la voluntad de los trabajadores por la Asamblea Nacional Legislativa, restringe considerablemente el marco de los Sindicatos de Industria, al introducir en su texto la frase “rama industrial especializada” (Art. 5), con lo que obliga a formar varios sindicatos dentro de una misma industria.
¿Cómo funciona un Sindicato de Industria?
Las bases del Sindicato de Industria las forman las SECCIONALES. En cada empresa o concentración importante de trabajadores se forma una seccional del Sindicato, dentro de la cual se elige un Comité Seccional (una torpe disposición de la Ley Sindical establece solamente Seccionales Departamentales, equiparando en su funcionamiento a los sindicatos gremiales con los de industria. Esto tendrá que causar serias dificultades a los sindicatos de industria, sobre todo a aquellos que tengan fuertes núcleos de trabajadores concentrados en fábricas o empresas enclavadas en localidades distintas de un mismo departamento). La Dirección del Sindicato está a cargo del Comité Ejecutivo General (o Central), electo democráticamente por las bases.
En los Sindicatos de Industria, es casi del todo imposible que se reuna la mayoría de miembros para asistir a las Asambleas Generales, pues eso lo impiden las distancias que median entre los distintos centros de trabajo organizados en seccionales. Por esa razón de gran peso, leyes sindicales de otros países establecen que no hay necesidad de celebrar Asambleas Generales en los sindicatos que tienen amplitud nacional. Esto queda subsanado con los Consejos y Congresos Nacionales del Sindicato. Además, los problemas y proposiciones que afectan a todo el Sindicatos son elevados a la consideración de todas las Asambleas Seccionales, en donde son discutidos; siendo obligatorios, cuando han recibido la aprobación de la mayoría de seccionales. (Así funcionan, por ejemplo, los grandes sindicatos de industria en México). Este procedimiento lo contempla la actual ley de sindicatos salvadoreña, pero sólo para los casos como “elección de la Junta Directiva General, aprobación de Estatutos y otros similares” (Art. 15) dejando expresamente para las Asambleas Generales “aprobar las cuentas semestrales”, “aprobar los contratos y convenciones colectivos de trabajos que afecten a todo el Sindicato”, “decidir sobre todos aquellos asuntos que no estén encomendados a otro órgano” (Art. 14 Apart. b). Además, la ley prohíbe que unos miembros estén representados por otros, salvo en los “casos de aprobación de la Memoria o de un contrato o convención colectiva de trabajo” (Art. 18, inc. d).
Eso traba toda la marcha normal del sindicato, pues, para celebrar las Asambleas Generales –se necesitaría PARAR EL TRABAJO de la industria-, lo que lógicamente es imposible realizar tan sólo para este objeto.
Se podrá alegar que esta situación es salvada convocando a nuevas Asambleas Generales, en las que se tomen los acuerdos con los que asistan (Art. 16); pero eso es una solución que no salva nada; pues condena al Sindicato a ser regido antidemocráticamente por una minoría privilegiada que viva cerca del lugar en que se efectúan las Asambleas Generales.
Otro aspecto de este mismo problema, que puede tener consecuencias de incalculable daño para los trabajadores y que conduce a la negación del derecho a huelga, es que la Ley Sindical remite a la competencia de las Asambleas Generales Extraordinarias “acordar las huelgas” (numeral 1 del
apartado d, del artículo 13) siendo de competencia de las seccionales extraordinarias “cuando la
huelga afectare únicamente a la seccional respectiva” (artículo 14, numeral 1 del apartado c).
No importa qué reglamento se dé a los conflictos colectivos de trabajo, el hecho es que, mientras no sean reformadas esas disposiciones dañinas(que contiene la Ley de Sindicatos), cualquier futura Ley de Conflictos Colectivos de Trabajo que promulgare el gobierno tendrá que estar de acuerdo con este dictado: que las huelgas que afecten a todo el Sindicato deben ser aprobadas en Asamblea General Extraordinaria y que en ellas debe estar presente la mayoría requerida de miembros por otros, ni puede convocarse a una nueva reunión en la que se pueda tomar el acuerdo con los que asistan. (Esto último está expresamente prohibido en el Art. 17).
Todo esto indica, que un sindicato para declarar una huelga que afecte a todo el Sindicato tiene que reunir a sus miembros en un solo lugar; significa que los miembros de las seccionales tendrán que trasladarse desde todos los lugares de la República (donde funcionen), al punto en que ha de celebrarse la Asamblea General Extraordinaria para decidir la declaratoria de huelga.
¿Cómo pueden los miembros de las seccionales efectuar ese traslado en masa? Pues, sencillamente, ABANDONANDO EL TRABAJO, paralizando el trabajo de toda su industria, cuando TODAVIA NO SE HA DECLARADO LA HUELGA, y cuando ni siquiera se ha decidido definitivamente declararla. Lo que es lo mismo, que los trabajadores TENDRAN QUE LLEVAR A CABO UNA HUELGA NO DECLARADA, como requisito previo para acordar la huelga.
¡A esos contrasentidos conducen los engendros de “disposiciones armónicas” elaboradas por el Ministerio de Trabajo! El ridículo acompaña a estos “sabios” en sus esfuerzos por donar la píldora
de la explotación, que quieren hacer tragar a los trabajadores. Esto, que afecta al Sindicato de Industria, reza también con los sindicatos gremiales.
Y ya sabemos por experiencia amarga, los trabajadores salvadoreños, la ferocidad que se gasta la
policía y el ejército, cuando de reprimir las huelgas no declaradas se trata.
Aún cuando resultaría una solución sumamente forzada, podría remediarse, en parte, esta situación si la futura ley de Conflictos Colectivos de Trabajo estableciera que sea legal el abandono de trabajo que tenga por objeto considerar la declaratoria de huelga.
No tendríamos que estar ante este problema si la Ley de Sindicatos diera lugar a que las Asambleas Seccionales pudieran discutir la declaratoria de huelga (que afecte a todo el Sindicato), y que esta declaratoria pudiera tramitarse legalmente al recibir la aprobación de la mayoría de miembros requerida –y cuyos votos se emitirían en las mismas Asambleas Seccionales-, estableciendo idéntico procedimiento para todos las decisiones que afecten a todo el Sindicato. Pero esta solución justa y natural les asusta, pues la finalidad del gobierno es impedir a todo costa las huelgas y defender os intereses de los patronos. Por esa razón no se permitió a los obreros expresar libremente su opinión en el seno de la Asamblea Nacional Legislativa cuando se discutió la ley que nos ocupa.
Esa es también la razón de los cómicos afanes del Señor Ministro para elaborar leyes “genuinamente salvadoreñas”, que de tales no tienen nada; pues ni siquiera pueden llamarse “salvadoreñas” las “originales” disposiciones constrictoras que ahogan e impiden el libre ejercicio
del derecho sindical y del derecho a huelga ya que obedecen al inveterado afán de todos los representantes de los explotadores del mundo entero, por someter a los explotados y reprimir su anhelo de mejoramiento y liberación.
Ahora apagados un poco los estruendos que anunciaban su llegada, podemos contemplar serenamente la famosa “fórmula salvadoreña” que “estudió cuidadosamente” el Gobierno y que fue proclamado con acompañamiento de bombo y platillos por el Señor Ministro de Trabajo en su
“histórico discurso” el 18 de julio pasado. Vemos que no se trata más que de una menguada versión de la fábula del Parto de los Montes: después de tanto retumbo, el monte, en vez de parir una montaña, ha dado a luz… un mísero ratón! Y, después de semejante parto, todavía tiene alientos el heroico Señor Ministro para quejarse amargamente de que los desagradecidos trabajadores no hayan salido jubilosos a la calle, con flores y cohetes, a celebrara el acontecimiento de la llegada de la Ley Sindical. No pongamos oídos sordos a sus lamentos, oigámosle: “Los agentes comunistas, dice, consiguieron confundir a más de un líder sindical honesto y sincero, para convertir esos días que debieron de ser de júbilo (¿Otro día de “júbilo” como el del 26 de Diciembre? Nota de SC.C), en días de desaliento…”.
¡Preciosa confesión de fracaso ante la capacidad de visión de los trabajadores! Equivocada valoración acerca de la actitud proletaria, al calificar de desaliento lo que no es más que el limpio reflejo de la condenación de los métodos demagógicos del gobierno.
Los trabajadores hemos comprendido claramente que bajo la podrida cantinela de “combatir al
comunismo” y a las “ideas exóticas” (vieja canción de Max. H. Martínez y nueva canción del Gobierno de Osorio), se esconde, pérfida como serpiente, la finalidad de quitarle al sindicalismo salvadoreño todo perfil de combatividad, de independencia y de anular los derechos que con tantos sacrificios ha conquistado la clase obrera salvadoreña.
En realidad, no es desaliento lo que ha sentido el proletariado; sino todo lo contrario, es determinación dinámica de seguir luchando. Los obreros no nos quedaremos con los brazos cruzados ante los intento de ahogar en leyes restrictivas los irrenunciables derechos que nos reconoce la Constitución Política.
Todo esto nos indica, en primer lugar, el descarado sentido demagógico de la ley Sindical encaminada a restringir la libertad sindical y a suprimir el derecho Constitucional de Huelga; en segundo lugar, que los trabajadores estamos en capacidad de combatir la demagogia y, en tercer lugar, que debemos levantar un movimiento nacional poderoso por las reformas inmediatas a la Ley Sindical vigente, y por la promulgación de una amplia Ley de Conflictos Colectivos de Trabajo transformándolas en leyes de positivo beneficio para la clase trabajadora.
LAS FEDERACIONES
Como consecuencia lógica y armónica de estas clases de sindicatos, aparecen las FEDERACIONES, las cuales son de dos clases: FEDERACIONES DE INDUSTRIA y FEDERACIONES REGIONALES.
Las Federaciones de Industria son las formadas por sindicatos que pertenecen a una misma industria, y las Federaciones Regionales, aquellas que se forman con sindicatos sin tomar en cuenta su calidad profesional, sino el lugar o zona donde están establecidos.
Las Federaciones de la Industria tienen un funcionamiento similar a los sindicatos de la industria
con la diferencia fundamental de que en vez de estar formadas por Seccionales, se integra con Sindicatos (de empresa o gremiales) de una misma industria.
En las federaciones existe el peligro de que los sindicatos integrantes se sienten demasiado desligados y no actúen como parte de un organismo único. Eso mismo puede acontecer en Sindicatos de Industria cuyos estatutos otorguen demasiada autonomía (financiera y administrativa) a sus seccionales.
Las federaciones, para que unifiquen completamente a los trabajadores de una misma industria necesitan tener una efectiva CENTRALIZACION y, su Comité Ejecutivo debe estar investido de autoridad y respaldo suficiente para dirigir la lucha general de los obreros de la rama industrial de que se trate. Hay países, en donde las federaciones son la forma sindical predominante (en Cuba, por ejemplo, en donde los obreros industriales vitales: azucareros, tabacaleros, ferrocarrileros, marítimos, etc, están unificados a través de poderosas federaciones de industria).
Los problemas locales los discute cada sindicato en su respectiva jurisdicción pero los problemas
que afectan a toda la industria los discute el Ejecutivo Central de la Federación (en el que están representados todos los sindicatos federados), siendo luego discutidos en Asambleas Sindicales. El voto de la mayoría de Asambleas de Sindicatos hace obligatoria una resolución para toda la federación.
La máxima autoridad de la Federación la constituye el Congreso integrado por los representantes de todos los sindicatos federados, que se reúne anualmente.
A pesar de que le proletariado desde hace mucho tiempo viene luchando ardientemente por conquistar el derecho a organizar federaciones, nuestra actual Ley de Sindicatos no permite su funcionamiento, despojando a la clase obrera salvadoreña de uno de sus más efectivos medios de organización.
No hace falta señalar la gran importancia que para los trabajadores salvadoreños adquiere en este momento la lucha por conquistar el derecho a la formación de federaciones, aboliendo la anticonstitucional prohibición de organizar “Sindicato de Sindicatos”, que aún, más que contra las
federaciones, está enfilada a impedir al proletariado salvadoreño la formación de su querida Central Sindical Unica.
LA CONFEDERACIÓN DE TRABAJADORES O CENTRAL SINDICAL UNICA
La Confederación de Trabajadores, llamada también CENTRAL SINDICAL, es la organización más avanzada del movimiento sindical de un país. Es su más alta expresión.
Donde quiera que hay movimiento sindical, existe la Confederación de Trabajadores; no es posible concebir lo uno sin lo otro.
Está compuesta por todos los sindicatos nacionales (es decir, de amplitud nacional) y por las federaciones, de industria o zona, unidos orgánicamente para la defensa de los intereses que son comunes a todos los trabajadores.
La Confederación de Trabajadores es el organismo que une a todos los sindicatos y federaciones, dispersos, en un solo movimiento sindical coordinado, compacto y disciplinado.
Cuando los sindicatos están dispersos, sin un lazo de unión que coordine sus actividades, el movimiento obrero camina a ciegas, dividido y confuso. Cada organización “jala” por su lado sin plan ni concierto; cada militante sindical se concreta a procurar el engrandecimiento exclusivo de su respectiva organización sin preocuparle las condiciones en que vive el resto de trabajadores, ni
atender la lucha general de la clase obrera, descuidando los problemas que afectan por igual a todos los asalariados.
Esa es, prácticamente, la situación del movimiento sindical salvadoreño en la hora actual, por no existir la Central Sindical. Frente a ese cuadro de dispersión e insensatez se alza la realidad de las
clases feudal y capitalista perfectamente organizadas a través de poderosas organizaciones patronales que controlan la vida económica del país.
Todos los productores de café están organizados en la Asociación Cafetalera; todos los ganaderos en la Asociación Ganadera; todos los dueños de los ingenios de azúcar, en la Asociación Azucarera, todos los cultivadores de algodón, en la Cooperativa Algodonera; todos los importadores, exportadores, grandes comerciantes y dueños de fábricas y empresas industriales, en la Cámara de Comercio e Industria; y todos en conjunto, perfectamente vinculados a través de los bancos.
Desde esos organismos planean sus luchas contra la clase obrera, urden sus maniobras y coordinan sus esfuerzos para luchar contra los salarios de los trabajadores, contra las prestaciones sociales; para devorar los miserables aumentos de salarios subiendo el precio de los artículos que consumimos. Ellos no se limitan a luchar contra un sindicato aislado, sino que abarcan con sus tentáculos explotadores a todos los trabajadores organizados, a todo el pueblo.
Este hecho dolorosamente real nos demuestra cuán antidemocrática es cualquier ley que prohíba a los trabajadores unir sus actividades sindicales a través de un solo organismo directivo; mientras, por otro lado, se otorga la más irrestricta libertad de organización a los explotadores. Y eso es, precisamente, lo que hace la actual Ley de Sindicatos al prohibir la Confederación de Trabajadores.
Amarra las manos a los obreros, los dispersa y los entrega indefensos en garras de sus explotadores perfectamente organizados. Por eso, son obtusos, cobardes y traidores los dirigentes obreros que no eleven, entre las necesidades urgentes e imperiosas la lucha por desplazar las restricciones antidemocráticas y anticonstitucionales que contiene la actual Ley de Sindicatos, lo mismo que las interpretaciones profundamente perjudiciales para los trabajadores que de la misma hacen las autoridades del Trabajo, por medio de las cuales se prohíbe la creación y funcionamiento de la Confederación de Trabajadores.
Sin la Confederación de Trabajadores, la clase obrera se encuentra dividida y fraccionada en una cantidad de sindicatos aislados; sin la Confederación no tardarán en aparecer absurdas rivalidades entre unos y otros sindicatos; sin la Confederación, cada Sindicato se cree la élite y la crema de los trabajadores y queda abonado el campo para que nazca el repulsivo engreimiento de los dirigentes; sin la Confederación, cada Sindicato se encontrará sin el apoyo de los demás en el caso de declarar una huelga, porque no estarán en directa vinculación unos con otros, será muy difícil movilizarlos para apoyar a los compañeros huelguistas y si esa ayuda llega al fin, será muy tardía e ineficaz; sin la Confederación no será posible organizar una verdadera lucha por conquistar leyes de trabajo efectivamente ventajosas para los obreros; sin la Confederación es imposible luchar coordinadamente en el campo sindical, contra todas las fuerzas reaccionarias que no descansan en sus intentos por anular las miserables conquistas obtenidas; sin la Confederación de Trabajadores, se hace más lenta y difícil la tarea de elevar el grado de conciencia de clase de los obreros.
Esto nos demuestra lo importante que es, en estos momentos, la consigna de conquistar la Confederación. Precisamente por eso, es por lo que los enemigos de la clase obrera están haciendo todos los esfuerzos posibles por negarnos ese derecho. Ellos no vacilan en pisotear la Constitución para lograr sus propósitos; pero es indudable que tendrán que ser derrotados por la determinación combativa de los trabajadores. Debemos iniciar una poderosa campaña por conquistar la Confederación, sentida aspiración organizativa sindical del proletariado salvadoreño. Debemos de obtener el derecho de organizar la Confederación. Debe de ser una Confederación UNICA, para todos los trabajadores del país. No debemos permitir que se organicen 2 ó 3 Confederaciones, porque eso sería dividir nuestras escasas fuerzas. Debemos de luchar por la CENTRAL SINDICAL UNICA.
Pero no una Confederación cualquiera, dirigida por el gobierno, el clero o los patronos, sino una Confederación LIBRE Y ABSOLUTAMENTE INDEPENDIENTE que dirija a los trabajadores bajo el espíritu del sindicalismo revolucionario, en contra de la reacción, de la explotación, de la ignorancia y de la miseria.
Se ha llegado el momento, compañeros trabajadores, de que nos demos cuenta de nuestra fuerzas; que nos demos cuenta de lo que significa para la democracia salvadoreña un movimiento obrero unido, fuerte, consciente y disciplinado. El movimiento sindical libre es el más firme apoyo de una verdadera democracia. ¡Construyamos ese movimiento! Luchemos contra todo lo que se oponga a ese objetivo. Nuestros hijos reclaman un mañana mejor. De nuestra determinación, de nuestro grado de organización, de nuestro espíritu de lucha y sacrificio depende.
TODOS LOS TRABAJADORES A LUCHAR POR UNA CENTRAL SINDICAL UNICA:
POR LA GRAN CONFEDERACION DE TRABAJADORES DE EL SALVADOR! ¡TODOS A LUCHAR POR UN MOVIMIENTO SINDICAL LIBRE, INDEPENDIENTE Y REVOLUCIONARIO! ¡TODOS A LUCHAR POR UNA PAZ DURADERA! ¡TODOS A LUCHAR POR LA LIBERACION DEL PAIS DE LAS GARRAS DE LA OPRESION ECONOMICA EXTRANJERA! ¡POR UNA PATRIA LIBRE Y FELIZ! ¡POR LA PAZ, POR EL PAN, POR LA LIBERTAD! San Salvador, 15 de Septiembre de 1951 Salvador Cayetano Carpio
Notas
1. “Las relaciones de Producción están formadas por las relaciones técnicas y las relaciones sociales de producción”.
“Llamaremos RELACIONES TECNICAS DE PRODUCCION a las formas de control o dominio que los agentes de la producción ejercen sobre los medios de trabajo en particular y sobre el proceso de trabajo en general” “Llamaremos RELACIONES SOCIALES DE PRODUCCION a las relaciones que se establecen entre los propietarios de los medios de producción y los productores directos en un proceso de producción determinado, relación que depende del tipo de relación de propiedad, posesión, disposición o usufructo que ellos establezcan con los medios de producción. (Marta Harnecker:
Los conceptos elementales del materialismo histórico. Paginas: 52, 37 y 43 respectivamente.
1976).
2. “Llamaremos FUERZAS PRODUCTIVAS propiamente tales a las fuerzas que resultan de la combinación de los elementos del proceso de trabajo bajo relaciones de producción determinadas.
Su resultado es una determinada productividad del trabajo”. (M. Harnecker: obra citada, p. 62) -
2. 3. “Las Clases Sociales son grandes grupos de hombres que se diferencian entre si por el lugar que ocupan en un sistema de producción históricamente determinado, por las relaciones en que se encuentran frente a los medios de producción (relaciones que las leyes fijan y consagran), por el papel que desempeñan en la organización social del trabajo y, por consiguiente, por el modo y la proporción en que perciben la parte de la riqueza social de que disponen”.
“Las clases sociales son grupos humanos, uno de los cuales puede apropiarse del trabajo del otro por ocupar puestos diferentes en un régimen determinado de economía social”. (V.I.Lenin: “Una gran iniciativa”, en Marx, Engels, Marxismo, p. 479.)
3. 4. Ver Georgen Politzer: “Principios elementales y principios fundament.es de filosofía” p. 168.
3 .5. Ver Federico Ángel: “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”. Obras
escogidas, Moscú, 1952, t. II, p. 289.
3.6. Ver F. V. Konstantinov: “El Materialismo Histórico”. Moscú, 1956, p. 69. –
7. Ver Georges Politzer: Obra citada, p. 172. -7
8. Ver Luís Segal: “Principios de Economía Política”.-7
9. “El proletariado es la clase social que consigue sus medios de subsistencia exclusivamente de la
venta de su fuerza de trabajo, y no del rédito de algún capital; es la clase, cuyas dicha y pena, vida y muerte y toda la existencia dependen de la demanda de trabajo, es decir, de los periodos de crisis y de prosperidad de los negocios, de las fluctuaciones de una competencia desenfrenada. Dicho en pocas palabras el proletariado, o la clase de los proletarios es la clase trabajadora del siglo XIX”.
(F. Engels: “Principios del comunismo”. P. 1) -8
10. “Revolución social. Cambio radical en la vida de la sociedad, que significa el derrocamiento del régimen social caduco y la instauración de otro nuevo, progresivo. A diferencia de los teóricos de la burguesía liberal y del oportunismo, que consideran la revolución social como una casualidad, el marxismo-leninismos enseña que la revolución es un resultado necesario sujeto a leyes, del desarrollo de la sociedad de clases”. (M. M. Rosental y P. F. Iudin: “Diccionario Filosófico”. P. 404) -8.
11. ¿Qué diferencia hay entre el proletario y el esclavo?
“El esclavo esta vendido de una vez y para siempre, en cambio, el proletario tiene que venderse el mismo cada día y cada hora. Todo esclavo individual, propiedad de un señor determinado, tiene ya asegurada su existencia por miserable que sea, por interés de este. En cambio el proletario individual es, valga la expresión, propiedad de toda la clase de la burguesía. Su fuerza de trabajo no se compra más que cuando alguien la necesita, por cuya razón no tiene la existencia asegurada.
Esta existencia esta asegurada únicamente a toda la clase de los proletarios. El esclavo esta fuera
de la competencia. El proletario se halla sometido a ella siente todas las fluctuaciones. El esclavo es considerado como una cosa, y no miembro de la sociedad civil. El proletario es reconocido como persona, como miembro de la sociedad civil. Por consiguiente, el esclavo puede tener una existencia mejor que el proletario, pero este último pertenece a una etapa superior de desarrollo de la sociedad y se encuentra a un nivel más alto que el esclavo. Este se libera cuando de todas las relaciones de la propiedad privada no suprime mas que una, la relación de esclavitud, gracias a lo cual solo entonces se convierte en proletario; en cambio, el proletario solo puede liberarse suprimiendo toda la propiedad privada en general”.
¿Qué diferencia hay entre el proletario y el siervo?
“El siervo posee en propiedad y usufructo un instrumento de producción y una porción de tierra, a cambio de lo cual entrega una parte de su producto o cumple ciertos trabajos. El proletario trabaja con instrumentos de producción pertenecientes a otra persona, por cuenta de esta, a cambio de una parte del producto. El siervo da, al proletario le dan. El siervo tiene la existencia asegurada, el proletario no. El siervo esta fuera de la competencia, el proletario se halla sujeto a ella. El siervo se libera ya refugiándose en la ciudad y haciéndose artesano, ya dando a su amo dinero en lugar de trabajo o productos a su señor, transformándose en libre arrendatario, ya expulsando a su señor feudal y haciéndose el mismo propietario. Dicho en breves palabras, se libera entrando de una manera u otra en la clase poseedora y en la esfera de competencia. El proletario se libera suprimiendo la competencia, la propiedad privada y todas las diferencias de clase”.
¿Qué diferencia hay entre el proletario y el artesano?
“El obrero de manufactura (artesano) de los siglos XVI-XVIII poseía casi en todas partes instrumentos de producción: su telar, su rueca para la familia y un pequeño terreno que cultivaba en las horas libres. EL proletario no tiene nada de eso. El obrero de manufactura vive casi siempre en el campo y se halla en relación más o menos patriarcales con su señor o su patrono. El proletario suele vivir en grandes ciudades y no lo unen a su patrono más que relaciones de dinero.
La gran industria arranca al obrero de manufactura de sus condiciones patriarcales; este pierde la propiedad que todavía poseía y solo entonces se convierte en proletario”. (F. Engels: “Principios del Comunismo”. Paginas 72-73)-9
12. “Trade-Union es una expresión inglesa que equivale a Sindicato. Al tomar nosotros la expresión trade-unionismo no lo hacemos con su significado literal, sino en cuanto representa una corriente ideológica dentro del movimiento obrero”. (Nota del autor)-24.
13. ANARQUISMO (sin autoridad, sin poder). “Corriente político-social pequeño burguesa, hostil
a todo poder, incluido el de la dictadura del proletariado; contrapone los intereses de la pequeña propiedad privada y la pequeña economía campesina al progreso de la sociedad apoyada en la gran producción. La base filosófica del anarquismo es el individualismo, el subjetivismo, el voluntarismo. La aparición del anarquismo esta unida a los nombres de Schmidt (Stirner), Proudhon y Bakunin, cuyas teorías utópicas fueron sometidas a crítica en los trabajos de Marx y Engels. En el siglo XIX, el anarquismo se extendió por Francia, Italia y España. El anarquismo no va mas allá de las frases generales contra la explotación no comprende cuales son las causas de esta última, ni la lucha de clases como fuerza creadora para la realización del socialismo. La negación anarquista de la lucha política contribuye objetivamente a que la clase obrera se subordine a la política burguesa. Lo mas esencial en la lucha contra el anarquismo radica en el problema de como debe proceder la revolución frente al Estado y en el problema de Estado en general. Los anarquistas propugnan el aniquilamiento inmediato del Estado, no reconocen que sea posible aprovechar el Estado burgués para preparar al proletariado con vistas a la revolución.
Después de 1917, el anarquismo en Rusia se convirtió en una tendencia contrarrevolucionaria.
Actualmente goza de cierta influencia en España, Italia y América Latina”. (M.M. Rosental y P.F.
Iudin: Diccionario Filosófico”, paginas 13-14)-27.
14. “El Estado no es de ningún modo un poder impuesto desde fuera de la sociedad; tampoco es “la realidad de la idea moral”, “ni la imagen y la realidad de la razón”, como afirma Hegel. Es más bien un producto de la sociedad cuando llega a un grado de desarrollo determinado; es la confesión de que esa sociedad se ha enredado en una irremediable contradicción consigo misma y
esta dividida por antagonismos irreconciliables, que es impotente para conjurar. Pero a fin de que estos antagonismo, estas clases con intereses económicos en pugna no se devoren a si mismas y, no consuman a la sociedad en una lucha estéril, se hace necesario un poder situado aparentemente por encima de la sociedad y llamado a amortiguar el choque, a mantenerlo en los limites del “orden”. Y ese poder, nacido de la sociedad, pero que se pone por encima de ella y se divorcia de ella mas y mas, es el Estado”.
“…..Como el Estado nació de la necesidad de refrenar los antagonismos de clase, y como al mismo
tiempo, nació en medio del conflicto de esas clases, es, por regla general, el Estado de la clase mas
poderosa, de la clase económicamente dominante, que, con ayuda de el, se convierte también en la clase políticamente dominante, adquiriendo con ello nuevos medios para la represión y la explotación de la clase oprimida. Así, el estado antiguo era ante todo, el Estado de los esclavistas par tener sometidos a los esclavos; el Estado feudal era el órgano de que se valía la nobleza para tener sujetos a los campesinos siervos, y el moderno Estado representativo es el instrumento de que se sirve el capital para explotar al trabajo asalariado. Sin embargo, por excepción, hay periodos en que las clases en lucha están tan equilibradas, que el poder del Estado, como mediador aparente, adquiere cierta independencia momentánea respecto a una y otra”.
“….En la republica democrática “la riqueza ejerce su poder indirectamente, pero de un modo mas
seguro”. De una parte, bajo la forma de “Corrupción directa de los funcionarios”, de lo cual es América un modelo clásico, y, de otra parte, bajo la forma de “alianza entre el gobierno y la bolsa……” (F. Engels: El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, paginas 144- 145-146) 27.
15. LA “EXTINCION” DEL ESTADO. “El proletariado toma el poder estatal y comienza por convertir los medios de producción en propiedad del Estado. Pero con este acto se destruye a si mismo como proletario y destruye toda diferencia y todo antagonismo de clase y, con ello mismo, el Estado como tal. La sociedad que se ha movido hasta ahora entre antagonismos de clase, ha tenido necesidad del Estado, o sea de una organización de la clase explotadora para mantener las condiciones exteriores de producción, y por tanto, particularmente, para mantener por la fuerza a la clase explotada en las condiciones de opresión (la esclavitud, la servidumbre, el trabajo asalariado) determinadas por el modo de producción existente. El Estado era el representante oficial de toda la sociedad, su síntesis en una corporación visible; pero lo era tan solo como Estado de la clase que en su época representaba a toda la sociedad: en la antigüedad era el Estado de los ciudadanos esclavistas; en la Edad Media, el de la nobleza feudal; en nuestros tiempos es de la burguesía. Cuando el Estado se convierta finalmente en representante efectivo de toda la sociedad, será por si mismo superfluo. Cuando ya no exista ninguna clase social a la que haya que
mantener en la opresión; cuando desaparezcan, junto con la dominación de clase, junto con la lucha por la existencia individual, engendrada por la actual anarquía de la producción, los choques y los excesos resultantes de esta lucha, no habrá ya nada que reprimir ni hará falta, por tanto, esa fuerza especial de represión, el Estado. El primer acto en que el Estado se manifiesta efectivamente como representante de toda la sociedad –la toma de posesión de los medios de producción en nombre de la sociedad- es a la par su último acto independiente como Estado. La intervención del poder estatal en las relaciones sociales se hará superflua en un campo tras otro y “se adormecerá por si misma”. “El gobierno sobre las personas será sustituido por la administración de las cosas y por la dirección de los procesos de producción”. El Estado no será “abolido”: se extinguirá. Partiendo de esto es como hay que juzgar el valor de esa frase que habla del “Estado popular libre”, frase que durante cierto tiempo tuvo derecho a la existencia como consigna de agitación, pero que, en resumidas cuentas, carece en absoluto de fundamento científico. Partiendo de esto es también como debe ser considerada la exigencia de los llamados anarquistas de que el Estado sea abolido de la noche a la mañana” (F. Engels: Anti-Dühring o la subversión de la ciencia por el señor Eugenio Dühring, paginas 301-303 de la tercera edición alemana)-28
16. SOCIALISMO. “Régimen social que surge como resultado de la supresión del modo burgués de producción y de la instauración de la dictadura del proletariado. Esta basado en la propiedad social sobre los medios de producción, propiedad que presenta dos formas, estatal (de todo el pueblo) y cooperativo-Koljosiana. La propiedad social determina la inexistencia de clases explotadoras de la explotación del hombre por el hombre, que las relaciones entre los trabajadores sean de colaboración amistosa y de ayuda mutua. Bajo el socialismo, se acaba con toda opresión social y toda desigualdad nacional, con la oposición entre la ciudad y el campo, entre el trabajo intelectual y el trabajo físico (pese a que todavía se conserva una diferencia esencial). En la sociedad socialista, se dan dos clases amigas la clase obrera y los campesinos koljosianos, y también la intelectualidad. Las diferencias entre estas dos clases, así como también entre ellas y la intelectualidad, se van borrando gradualmente. Las relaciones de todos los grupos sociales, unos con otros, se caracterizan por la unidad político-social e ideológica; las naciones socialistas entre si, por ser relaciones de amistad, colaboración y fraternal ayuda mutua. Sobre la base de la propiedad social, bajo el socialismo se desarrolla de manera planificada la economía nacional, lo cual es inaccesible al capitalismo. El Desarrollo y el perfeccionamiento de la producción social sirven para satisfacer, de manera cada vez mas completa, las crecientes necesidades materiales y culturales del pueblo. La vida de la sociedad socialista se asienta sobre una amplia democracia; la incorporación de todos los trabajadores a la participación activa en la dirección de los asuntos estatales. El democratismo socialista garantiza tanto los derechos sociales –derecho al trabajo, al descanso, a la instrucción y al servicio medico gratuitos- , a disponer de lo necesario en la vejez, igualdad de derechos para la mujer y el hombre, para los ciudadanos de todas las razas y nacionalidades –así como las libertades políticas- las libertades de palabra, de prensa y de reunión, el derecho a elegir y a ser elegido. El socialismo se diferencia de la fase superior del comunismo por el grado de madurez de todos los aspectos de la vida social. Las fuerzas productivas, en el régimen socialista, no están aun suficientemente desarrolladas como para asegurar la abundancia de productos; el trabajo no se ha convertido aun en la primera necesidad vital de todos los miembros de la sociedad. En consecuencia, la distribución de los bienes materiales se lleva a cabo según el principio: “De cada uno, según su capacidad; a cada uno, según su trabajo”. El desarrollo del socialismo conduce, con sujeción a ley al comunismo. En la U.R.S.S., El socialismo ha vencido plena y definitivamente, el país ha entrado en el periodo de la edificación del comunismo en todo el frente. Actualmente, el socialismo se construye en varios
países de Europa, Asia y América. El sistema mundial del socialismo abarca mas de un tercio de la población del globo terrestre”. (M.M. Rosental y P.F. Iudin: “Diccionario Filosófico, pagina 429) -28
17. DEMOCRACIA: (del griego: pueblo, fuerza, poder) “Una de las formas de poder; se caracteriza por proclamar oficialmente el principio de la subordinación de la minoría a la mayoría y el reconocimiento de la libertad y de la igualdad de derechos de los ciudadanos. En la ciencia burguesa, al caracterizarse la democracia por lo común no se va más allá de aducir esos rasgos formales al margen de las condiciones económico-sociales de la vida de la sociedad y del estado real de las cosas. Surge, como resultado, la idea de la denominada democracia “pura”, compartida por oportunistas y reformistas. La realidad es, no obstante, que toda democracia como forma de organización política de la sociedad “sirve, en última instancia a la producción y esta determinada, en último termino, por las relaciones, de producción de la sociedad dada” (Lenin, t XXXII, Pág. 60). Ello hace que sea necesario tener en cuenta el desarrollo histórico de la democracia, su dependencia directa del cambio de las formaciones económico-sociales, del carácter y dureza de la lucha de clases. En las formaciones clasistas, la democracia aparece como forma de la dictadura de la clase dominante; posee, en consecuencia, un carácter de clase y de hecho existe solo para los miembros de aquella clase. Así, en la sociedad burguesa, la democracia constituye la forma de dominio de la clase de la burguesía. Durante cierto tiempo, la burguesía esta interesada en la democracia como instrumento de dominio político. Elabora una constitución,
establece un parlamento y otras instituciones representativas, introduce (bajo la presión de las masas) el derecho general al voto y las libertades políticas formales. No obstante, las posibilidades de utilizar todos estos derechos democráticos e instituciones, se reducen por todos los medios para las amplias masas de trabajadores; todo el aparato democrático de la republica burguesa esta estructurado de modo que pueda paralizar la actividad política de las masas y desplazar a los trabajadores de toda intervención en la vida política. Por otra parte, nada hay que garantice la vigencia de los derechos políticos formalmente proclamados, y las instituciones representativas sirven sobre todo para encubrir los objetivos reales de la política que la clase dominante lleva a cabo. Es un rasgo característico de la democracia burguesa, la existencia del parlamentarismo, o sea, la división del poder legislativo y del poder ejecutivo, con una manifiesta tendencia a aumentar el papel de este ultimo. En la época imperialista, se produce en los estados burgueses un giro de la democracia a la reacción política. La democracia socialista constituye la forma mas elevada de democracia, es la autentica democracia para la mayoría del pueblo, para las amplias masas trabajadoras. Su base económica radica en la propiedad colectiva de los medios de producción”. (M.M. Rosental y P.F. Iudin: “Directorio filosófico”, paginas 109-110)



SALPRESS 


SOCIALISMO 

SINDICALISMO 

REVOLUCIONARIO 

MES DE MAYO 2015.


AGENCIA SALVADOREÑA 

DE PRENSA SOCIALISTA 

MES DE JULIO 30 
1975-2015 

CUMPLIENDO 
CON NUESTRAS OBLIGACIONES,
TRIUNFAREMOS.


Visitas


contador de visitantes